Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Matilde Asian

"La ley tiene que reaccionar frente a la 'turismofobia' del modo más enérgico"

"El turismo es el primer vector por el que se conoce fuera tanto el Archipiélago como el país", afirma la secretaria de Estado de Turismo

Matilde Asian, ayer en la Delegación del Gobierno en Canarias.

Matilde Asian, ayer en la Delegación del Gobierno en Canarias. J. PÉREZ CURBELO

¿Cómo hemos llegado a esta turismofobia ?

Son hechos aislados en determinados municipios y lo último que me gustaría sería agrandar su proyección. Desde luego la ley tiene que reaccionar frente a ellos de la manera más enérgica. Vivimos en democracia y la base de todo es entender que los derechos que tenemos están limitados por los de los demás.

Usted no quiere agrandar el problema, ¿pero teme que otros lo hagan? Por ejemplo, un tabloide británico.

A través de las 96 oficinas que Turespeña tiene en el exterior, sobre todo las situadas en mercados emisores potentes, y muy especialmente en Reino Unido, se está haciendo un seguimiento detallado. Además, en el ministerio hemos constituido un comité especial para ver cómo recoge la prensa internacional estos acontecimientos, que, insisto, son puntuales.

¿Y cómo impactan fuera?

No voy a recordar la importancia que tiene el turismo para Canarias y España en generación de riqueza y empleo, pero, además, es un intercambio cultural. Es el primer vector por el que conocen fuera tanto al Archipiélago como al país. Es una actividad muy sensible. Noticias como que se pinchan las ruedas de una guagua y las de las bicicletas que utilizan los turistas o se lanzan bengalas de humo no son positivas para la imagen de España en el exterior. Ahora bien, repito que se trata de hechos puntuales.

¿Cómo actúan contra ellos?

Ya el Gobierno de España ha manifestado su voluntad de actuar con toda la contundencia de la ley para identificar, investigar, conocer los daños materiales, las pruebas existentes y si como resultado del trabajo de la Policía y la Guardia Civil fuera necesario, se denunciará.

¿Hay un origen identificado?

No podemos hablar de las causas de algo que desconocemos y que ha sucedido de manera puntual. Previamente hay que escuchar qué nos dicen las autoridades de esas localidades, cuál es la causa concreta.

¿Tiene algo que ver la proliferación del alquiler vacacional?

En unos actos que rozan la violencia o la alcanzan, no sé si tienen que ver o no el modelo turístico o la masificación; no tienen ninguna justificación. En democracia hay cauces más que suficientes para expresar la manera de pensar, la importancia del turismo, el modelo de convivencia... No creo que la violencia pueda justificarse por un modelo o porque haya muchos o pocos turistas. Tenemos un sistema en el que los ayuntamientos tienen sus competencias, al igual que las comunidades autónomas y el propio Gobierno de España. A través de los parlamentos y los propios ayuntamientos pueden encauzarse los debates sobre el futuro del turismo en España.

¿Ese debate no está abierto?

Lo está y el Gobierno de España apuesta por la calidad y la excelencia, por la innovación, la tecnología, la sostenibilidad y la accesibilidad. Precisamente estamos en el año internacional del turismo sostenible para el desarrollo. La Organización Mundial del Turismo abre el debate sobre la sostenibilidad del turismo y estamos trabajando en ello. Por eso hacemos una apuesta por la desconcentración geográfica y la desestacionalización como instrumentos básicos para permitir un desarrollo económico, social y medioambiental sostenible del turismo. Qué relación puede tener esto con unas personas que, en principio, parecen poco dispuestas al diálogo. Si quieren debatir, se les invita al debate, como es natural.

¿Están estudiando el nexo común del apoyo que dan a estos ataques grupos ligados al independentismo?

Por la información que hemos leído, tienen apoyo de grupos políticos ligados al nacionalismo, pero sería exagerado decir que ese apoyo es total. Como tantas veces ocurre, se les habrán ido de las manos las protestas. No quiero pensar que grupos políticos democráticos puedan alentar actos de esta naturaleza. Fuera de la ley no hay nada.

Apuestan por la calidad y la excelencia pero hoy se maneja el turismo de masas.

Quien hoy es residente, mañana efectúa un viaje y es visitante. Uno de los grandes éxitos del desarrollo económico de Europa es permitir a todas las personas hacer turismo. No hay un número limitado, todos tenemos como aspiración viajar, conocer gente, lo que es muy positivo. Ya dijo Cervantes que viajar por otras tierras y conocer a otras gentes hace a las personas más humanas, más justas y más sabias.

¿Y no hay límite?

Evidentemente hay que hacer una reflexión, porque a veces el turismo se concentra en ciertas ciudades. En el ámbito internacional tenemos claros ejemplos como San Francisco, Venecia, Ámsterdam, Nueva York... En España hay lugares como Barcelona, Palma de Mallorca, lugares generalmente de costa con enorme atractivo y que también han sido objeto de una promoción muy eficaz. Ahora bien, junto a ellas también hay lugares bellísimos como Teruel, las dos provincias extremeñas, toda Castilla-La Mancha..., que necesitan turismo. Por eso hablo de desconcentración. El turismo es positivo, es más que una actividad económica pero no se puede acumular en un determinado punto.

¿Trasladado a Canarias?

Pasa igual. Por mucho turismo que haya en San Bartolomé de Tirajana eso no quiere decir que Moya no pueda pretender poner casas rurales para tener más turistas. Es una cuestión que se tiene que analizar localidad por localidad. Por eso en materia turística las comunidades autónomas tienen importantes atribuciones y también los ayuntamientos, que regulan horarios, cumplimiento de las ordenanzas municipales... Cada administración tiene su parcela, pero el reto común es la convivencia pacífica entre turistas y residentes.

¿Estarían más tranquilos si estuviese claro el marco legal para el alquiler turístico?

El Gobierno de España tiene sus competencias al respecto: control tributario, seguridad nacional y garantía de los consumidores. Estamos en ello. El 21 de julio terminó el plazo de información pública del nuevo artículo 54 del Reglamento de Actuaciones de Gestión e Inspección Tributaria. Ahora las plataformas que hacen anuncios de alquiler vacacional tendrán que identificar a los anunciantes, los importes, el número de días de ocupación, así como la referencia catastral. A través de obligaciones periódicas se va a dar transparencia al sector. Pero no es lo único, ya en la última campaña de renta se han incluido las recomendaciones para declarar los alquileres derivados de la explotación turística de cualquier tipo de inmueble. Y en el plan de control de la Agencia Tributaria se incluyen actuaciones específicas para este tipo de negocio. Más de 21.000 propietarios han recibido notificación a este respecto.

¿Disuadirá eso a muchos de continuar en el mercado de la vivienda vacacional?

Lo que está claro es que tendrán que identificarse y clarificar perfectamente el uso que están dando a sus propiedades. En eso consiste la remodelación del artículo 54.

Le preguntaba si estarían más tranquilos porque ya la semana pasada el sector inmobiliario señalaba la imposibilidad de encontrar un alquiler residencial en la zona de Las Canteras.

Nosotros apoyamos a todas las comunidades autónomas para la realización de sus legislaciones en materia turística y creemos que deben acometerlas con el interés de proteger a los ciudadanos. Yo le he contestado lo que está haciendo el Gobierno de España, que es identificar el fenómeno. Eso será una ayuda excelente para las comunidades autónomas. Desde 2013, la Ley de Arrendamientos Urbanos les otorga la competencia de la regulación turística cuando un inmueble es ofrecido en alquiler a través de canales de oferta masiva como es una plataforma.

¿Hay destinos colmatados?

Cada localidad debe diseñar su propio futuro. Cuando se modificó la LAU se hizo con el objetivo, más que razonable, de no prohibir que se haga un nuevo hotel en Burgos porque Barcelona está colmatada. Por eso se atribuyen también las competencias a las comunidades autónomas, que son más cercanas y pueden legislar conforme a la situación concreta de su propio territorio. Por ejemplo, en Canarias, localidades del sur de Gran Canaria o Tenerife pueden tener mucho turismo, pero hay otras como Artenara, que también necesitan fijar la población al territorio.

¿La propia población?

Sí. Por un lado está el sentimiento de rechazo, pero hay localidades que tienen que ofrecer un futuro mejor a sus jóvenes y el mejor instrumento para ello es el turismo. Los pueblos se abandonan por no tener un futuro cierto y la mejor herramienta para vincular al territorio es el turismo. El reto es la convivencia pacífica entre turistas y residentes, distinción que ya es artificial, porque todos somos turistas y eso es algo que hemos logrado con el trabajo, es un logro social.

Sin embargo, no en todos los lugares y momentos se logra esa convivencia en paz.

Por eso le digo que actuaremos con contundencia. Entre otras cuestiones, porque también tenemos que proteger los derechos de los trabajadores y de todos los españoles a esta fuente de riqueza.

¿Los trabajadores?

Hay muchos que están preocupados por sus puestos de trabajo y hay que proteger sus derechos. Y lo mismo ocurre con empresarios y autónomos a los que les ponen silicona en la puerta, eso tiene un coste y están al límite de sus posibilidades financieras. Hay que protegerlo del mismo modo en que hay que dar un cauce a quienes quieran debatir sobre el futuro del turismo. Sobre los actos que rozan la violencia o son violentos lo más importante es prevenirlos, pero una vez que han sucedido hay que identificar a los autores, a los grupos que los apoyan, investigar y si existen pruebas, hay que remitirlas a la Fiscalía.

¿Los grupos que han manifestado públicamente que apoyan esos actos van a ser entonces investigados?

Eso es lo que indica nuestro ordenamiento jurídico. Lo que no puede haber es impunidad. La sensación de impunidad da una imagen de España que quizá no sea cierta. Canarias y España son pueblos en los que la hospitalidad ha sido seña de identidad.

¿Esa imagen hospitalaria está en peligro?

Por eso he hecho tanto hincapié en la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad y en el apoyo del sector público. Hay un valor intangible que se ha ganado con el esfuerzo de todos los españoles a lo largo de muchos años que no debería perderse gratuitamente. España ha revalidado por segunda ocasión consecutiva la denominación de país más competitivo del mundo y no lo ha logrado por precios bajos, sino por la seguridad, la calidad de sus infraestructuras, el buen ambiente turístico, la hospitalidad, el valor del patrimonio artístico y cultural, la gastronomía...; todo eso no lo podemos destruir.

Apuestan por la calidad pero el volumen total de gasto crece mucho más que el de cada turista. ¿No significa eso que es necesario el turismo de masas?

El gasto está aumentando por turista y por día. Las estadísticas hay que homogeneizarlas porque las estancias pueden disminuir o aumentar pero el gasto está aumentando, en Canarias y en España.

Pero mucho más el global que la cantidad que cada turista invierte para viajar a las Islas.

No está descendiendo.

No, sube pero menos.

No sé dónde ha leído esos datos.

En la Encuesta de Gasto Turístico de la pasada semana.

Precisamente el gasto por turista en Canarias no está mal con respecto a la media nacional. La distancia, que puede ser negativa para algunas cosas, en el caso del turismo atrae visitantes que gastan mucho más. El gasto medio no conduce a conclusiones negativas, si bien es verdad que tenemos que lograr, y se está haciendo mediante la estrategia cosmopolita, que se incremente más.

¿En qué consiste?

En segmentar la promoción y acudir al sector al que queremos llevar el mensaje. Un turista con interés cultural, gastronómico, deportivo... Es el turista al que estamos buscando y al que queremos destinar principalmente la labor de promoción. Canarias y España tienen una imagen labrada y una trayectoria en toda Europa.

Compartir el artículo

stats