Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Fernando Torres

"Si hay huelga en aeropuertos canarios, se colapsará el tránsito de pasajeros"

"No hemos recibido ningún apoyo: ni del Gobierno de Canarias, ni de los cabildos, ni de absolutamente nadie", comenta el secretario de Comunicación de Comisiones Obreras (CC OO) en Canarias

"Si hay huelga en aeropuertos canarios, se colapsará el tránsito de pasajeros"

Por lo sucedido en el aeropuerto de El Prat, el Gobierno debe de ser ya consciente de la trascendencia de una huelga de los vigilantes de seguridad. Aunque no sean sus competencias, ¿cree que son conscientes el Ejecutivo canario y demás instituciones de las Islas de que los aeropuertos de la región podrían paralizarse?

La Administración es plenamente consciente de lo que está ocurriendo y de lo que puede ocurrir. Y la prueba la tenemos en el caso de El Prat, para el que ya se ha comprometido a crear una mesa de seguimiento del sector. Son conscientes y saben lo que puede ocurrir: la paralización de algo tan importante como el tráfico de pasajeros e incluso el espacio aéreo. Si en Canarias secundamos la huelga, se colapsará el tránsito de pasajeros y habrá atrasos en los vuelos y otras consecuencias.

¿Han tenido algún apoyo en el Gobierno de Canarias?

No hemos recibido ningún apoyo, y ni siquiera interés alguno, por parte de ninguna administración: ni regional, ni local, ni estatal. Ni cabildos, ni Gobierno de Canarias, ni absolutamente nadie.

Será el próximo día 11 cuando se reunirán con representantes de Prosegur para abordar el conflicto. ¿Cuál es la reivindicación fundamental?

Lo más importante es que se respeten los derechos laborales. Hay una alta conflictividad laboral y una alta temporalidad. Aproximadamente un 40% de los contratos son temporales, ya sean por obra y servicio determinado o por meses, y no menos importante es el abuso de los contratos a tiempo parcial, es decir, 80 horas mensuales, 40 horas mensuales, etcétera. Imagínese lo que significa para una familia que el cabeza de la misma cobre 400 o 600 euros, como de hecho está sucediendo; y encima nos empujan, para poder sacar un salario digno, a hacer una cantidad ingente de horas extras que después, por otro lado, camuflan con otros conceptos, como pueden ser el plus de retribución voluntaria o de gratificación voluntaria. Y luego no les interesan las antigüedades. Cuanta menos antigüedad tenga el trabajador, menos retribuciones tiene. Dése cuenta de que por cada cinco años de antigüedad, percibimos un complemento de 36 euros, que multiplicados por 15 pagas, pues es dinero. Hasta ahí llegamos.

Sería entonces tan fácil como que no se permitiera este tipo de práctica laboral desde el mismo momento en que se licita el servicio de vigilancia.

Es que la principal culpable de esta situación es la Administración pública. ¿Por qué? Porque prevalece el importe económico de las ofertas en un 60% por encima de, por ejemplo, la calidad del servicio o la profesionalidad de los trabajadores.

Y cuando dice Administración pública, ¿dice Gobierno central?

Exactamente. AENA [Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea], que es la que define las licitaciones para los concursos en los distintos aeropuertos por medio de lotes, prima en un 60% el factor económico. No miran si el trabajador pierde o no pierde o si le rebajan o no; les importa un pito. Es más, creo que incluso incentivan a las empresas para que así lo hagan.

Uno de los puntos clave en las negociaciones con Prosegur será el de los pluses de peligrosidad y radioscopia.

Una de las reivindicaciones es el plus de peligrosidad. Las instalaciones aeroportuarias están catalogadas como críticas, esto significa que son estratégicas y de alto interés en caso de acciones terroristas. Por eso y por el alto grado de responsabilidad que tienen los vigilantes, entendemos que lo suyo, qué menos, es cobrar el plus de peligrosidad. Por otro lado, los vigilantes trabajan en la máquina de radioscopia pero las empresas solo pagan el plus, que se paga por hora trabajada y que, además, es una menudencia, 1,06 euros por hora trabajada, al que está delante del monitor, no a los de la mesa, que son los que están con los equipajes, ni a los del arco de seguridad. Son tres personas, y las empresas solamente lo pagan a quien esté en el monitor, y encima por hora trabajada. Deberían percibirlo todos por la peligrosidad y por la toxicidad que entraña trabajar con radioscopia. Lo que precisamente están pidiendo los compañeros de El Prat es un incremento salarial por el plus de peligrosidad, que son 140 euros, y por el de radioscopia, que son aproximadamente unos 200 euros.

Es decir, que hablamos de unos 350 euros brutos mensuales. Por cierto, ni siquiera tienen reconocida la categoría de vigilante. ¿Es así?

Exacto, y es así aun cuando para las funciones del vigilante aeroportuario es necesario un alto grado de formación. Se exigen dos certificados expedidos por la propia AENA, y aparte están sometidos a una especie de examen continuo: vienen unos auditores de la AESA [Agencia Estatal de Seguridad Aérea] y, de forma anónima, hacen unos exámenes, pasan por filtros, comprueban..., y si por algún motivo el vigilante se olvida de algo o no supera algún requerimiento, inmediatamente se avisa a la compañía. Es más, las propias máquinas los someten a una especie de señuelos o falsas alarmas, y pobre de ti que no superes un tanto por ciento de las mismas, porque automáticamente te inhabilitan y tienes que volver a hacer el curso para que te habiliten, para lo que hace falta un examen. Durante todo ese tiempo eres suspendido de tus funciones en máquina y te degradan a puestos de menor retribución.

Mañana se reúnen trabajadores y representantes de CC OO y UGT y lo hacen sin descartar nada. ¿Incluida la huelga?

Hay unidad de acción sindical entre CC OO y UGT. Primero porque somos mayoría dentro del grupo Prosegur en Canarias; segundo porque somos sindicatos mayoritarios en el sector; y tercero porque hemos tenido la deferencia de ponernos en contacto, comprobar que esto es una inquietud general y decir vamos a ponernos de acuerdo en ello. Y efectivamente no descartamos nada. Tenemos como punta de lanza, en cuanto la empresa se cierre a razonamientos, las movilizaciones de trabajadores, y no descartamos, muy a nuestro pesar, una huelga, porque es la única herramienta que tenemos.

Compartir el artículo

stats