Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UE anuncia mano dura contra la evasión fiscal de las plataformas web

Dassis insta a las empresas de alquiler vacacional a fomentar un turismo más responsable para evitar la turismofobia

La UE anuncia mano dura contra la evasión fiscal de las plataformas web

La Unión Europea (UE) anuncia mano dura contra la evasión fiscal de las plataformas digitales que operan en el sector turístico bajo el paraguas de la economía colaborativa, a las que insta a cumplir con las reglas del juego para evitar nuevas sanciones. El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, destacó ayer durante la jornada europea celebrada en Bruselas con motivo de la celebración del Día Mundial del Turismo, que si bien es fundamental fomentar las economías de escala, también lo es garantizar que las normas de competencia "sean las mimas para todos" y se orienten hacia un mismo sentido.

Un estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) apunta a que el potencial de crecimiento de este mercado a nivel global es enorme, pues las previsiones apuntan a que en 2025 generará un negocio de 316.366 millones de euros. Europa no es ajena a esta realidad y Tajani llamó a los Estados miembros a impulsar "un surtido de condiciones" conjuntas.

Airbnb y Homeaway, como plataformas para el alquiler vacacional, o BlaBlaCar y Uber, como entidades ligadas a la movilidad, son solo algunas de las empresas que han crecido al calor de la revolución digital y la explosión de los nuevos modos de viajar que escogen los turistas. Precisamente el desarrollo tecnológico, junto con la atracción de inversión, la mejora de las capacidades, la fragmentación de los esfuerzos de promoción de Europa como destino, y la sostenibilidad, constituye uno de los grandes retos a los que se enfrenta la UE en el sector turístico, el principal motor de crecimiento y de creación de empleo de la región. Por ello, Tajani demandó al hemiciclo europeo tener hechos los deberes para afrontar con garantías el futuro.

Mismas reglas

Si bien el presidente del Parlamento Europeo no quiso entrar a valorar la situación que cada Estado miembro atraviesa en este campo, sí subrayó la importancia de que Europa lleve a cabo una armonización de la fiscalidad. "Necesitamos las mismas reglas para todos los sectores y para las pequeñas y medianas empresas (pymes) dentro de la UE", apuntó. Más aún, incidió Tajani, si se trata del sector turístico, puesto que no solo representa, junto con otras actividades derivadas, el 10% del PIB y el empleo de Europa, sino también por su potencial de crecimiento y poder de arrastre sobre otros sectores como el del comercio, la agricultura, la alimentación, el textil o la construcción.

La comisaria europea de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, Elbieta Bie?kowska, se mostró algo más benevolente y se centró en las nuevas posibilidades que ofrece esa revolución digital, por lo que invitó a los Estados miembros a pensar en el nuevo modelo empresarial que impulsa de forma responsable y sostenible. Más aún, insistió, cuando Europa compite por recuperar cuota de mercado -mientras que en la década de los años 90 los países europeos recibían a más de la mitad de los viajeros del mundo, ahora hospeda al 42,5% por el alza de los destinos competidores- frente al alza de las regiones del Pacífico en este sector. En esta línea se posicionó también Karl-Heinz Lambertz, presidente del Comité de las Regiones, que animó a celebrar los beneficios que aporta la economía colaborativa bajo la premisa del respeto a los sectores tradicionales y culturales, "que es en donde se conserva la riqueza del continente".

La UE quiere mantener un papel activo para captar buena parte de la oleada de turistas internacionales de los próximos años, puesto que las expectativas arrojan a que el número de viajeros podrían duplicarse, al pasar de los 1.100 millones actuales a más de 2.000 millones en 2030. Pero no quiere hacerlo de cualquier manera ni a cualquier precio.

El presidente del Comité Económico y Social Europeo, Georges Dassis, apuntó durante su intervención a que las empresas que surgen bajo el paraguas de la economía colaborativa deben adaptar su oferta a los destinos y fomentar un turismo "más responsable" para evitar la turismofobia (las tensiones entre la población local y los visitantes).

Esta idea fue apuntalada por el comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, quien apostó por ganar un mayor número de visitantes con el impulso de una industria sostenible. "La actividad turística tiene sus ventajas y también sus costes, sobre todo medioambientales; pero los turistas son conscientes y esperan tener una ecoexperiencia", esgrimió.

La iniciativa común lanzada hace unas semanas por Alemania, España, Italia y Francia, los cuatro grandes países del euro, para que las grandes multinacionales tecnológicas como Google, Amazon o Apple paguen más impuestos también estuvo en el centro del debate. Tajani recalcó que es inaceptable que existan "reglas paralelas" para quienes trabajen dentro y fuera de la red, por lo que mostró su apoyo a la sanción impuesta por la Comisión a Google al considerar que vulnera la competencia en el mercado de las búsquedas en Internet y que afecta principalmente al servicio de comparativa de precios. Este tipo de plataformas, señaló, no solo no generan puestos de trabajo en Europa, sino que "pagan pocos impuestos", algo que entiende como una forma de evasión fiscal.

Compartir el artículo

stats