Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación y desarrollo Un cuarto de siglo para el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC)

El ITC da impulso a más de 100.000 empresas en sus primeros 25 años

Clavijo y Ortega destacan el papel jugado por los trabajadores en el primer cuarto de siglo

44

Fernando Clavijo asiste a la celebración del 25 aniversario del ITC

Primer cuarto de siglo del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), efeméride que contó ayer con un acto institucional celebrado en la sede de Pozo Izquierdo en el que los políticos no ahorraron en guiños cómplices a los trabajadores. La del ITC fue una de las mercantiles públicas canarias en la que más amenazados estuvieron los puestos de trabajo. Superado el trance, derivado de la crisis económica, este lunes el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, no dudaron en reconocer la labor desempeñada por los empleados en estos 25 años, tiempo en el que han pasado por el ITC más de 100.000 empresas en busca de asesoramiento, impulso y soluciones.

Difícilmente entendible que el ITC haya vivido en el filo de la navaja durante tanto tiempo si se tiene en cuenta que el escaso tamaño de las empresas canarias les impide "tener departamentos propios de investigación, desarrollo e innovación" (I+D+i), tal y como apuntó Clavijo. Lejos de sobrar puede afirmarse que falta más ITC. Entre los agentes que propician el salto adelante que garantiza la preservación de la competitividad están el instituto, "las dos universidades, el Instituto de Enfermedades Tropicales y otros organismos", enumeró el jefe del Ejecutivo canario. Todo es poco en ese ámbito.

Cambio de modelo

Sobre todo si se aspira a introducir cambios profundos en la economía del Archipiélago. Por ejemplo, el ITC ha ayudado a escribir importantes capítulos en la senda de la internacionalización. "En la zona de Cedeao [Comunidad Económica de Estados de África Occidental], donde hay 300 millones de personas, estamos iniciando proyectos", explicó Pedro Ortega sobre el presente del instituto, que en el campo de la biomecánica médica "está trabajando en todo el mundo".

Algo difícil de creer cuando los planes de viabilidad diseñados en la anterior legislatura ponían en duda la misma pervivencia del ITC. Su gerente, Gabriel Megías, explicó que salir adelante no habría sido posible sin "el apoyo del Gobierno de Canarias y de los trabajadores", a los que consideró "dos puntales básicos". Del primero, aseguró no tener queja y consideró que cuenta con su total apoyo. Públicamente lo reconoció así el presidente del Archipiélago, quien redujo la inestabilidad sufrida por el ITC a un ejemplo más del "día a día".

A pesar de esa relativización de los problemas que a punto estuvieron de dejar al ITC sin nada que celebrar, lo que es seguro es que los investigadores requieren de los cinco sentidos para conducir a buen puerto sus proyectos. De ahí que en el seno del instituto anden más tranquilos desde que la recaudación autonómica permite a los responsables políticos presumir de aportaciones como los "cuatro millones de euros anuales" que, tal y como recordó Fernando Clavijo, llegan a través de Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) a toda la I+D+i del Archipiélago.

Sin cheques en blanco para el futuro. "De la crisis hemos sacado lecciones", advirtió el presidente regional y, entre ellas, la inexistencia de conceptos como fondo perdido o íntegramente subvencionado "Las cosas tienen que ser sostenibles y útiles en el tiempo a la sociedad y el ITC lo ha sido", señaló Clavijo, quien hace solo unos días mantuvo un diálogo público con el economista Daniel Lacalle, experto que alerta de los peligros de empresas y empleos zombificados a base de dinero público; dañinos mientras están en pie, cosa que nunca sucede de manera eterna.

El presidente aseguró que en los más de dos años que ha permanecido al frente de la comunidad autónoma "no ha peligrado en absoluto la existencia del ITC". A pesar de que como también rememoraba Pedro Ortega, no han sido pocas las ocasiones en las que ha tenido que capear esa polémica en el Parlamento de Canarias a requerimiento de los grupos de la oposición. "Todo se puede mejorar", admitió el consejero, pero no dejó pasar la oportunidad de poner el acento en que tras tantas tensiones, ayer "era un día de alegría".

En estos 25 años, el ITC ha alumbrado más de 800 empresas, directamente o a través de sus viveros. Dicha actividad indujo la creación de más de 6.000 empleos "de alto valor añadido", acentuó el presidente canario, precisamente otro de los objetivos que persigue su administración dentro de ese cambio de modelo económico. La excesiva presencia del sector servicios en el producto interior bruto (PIB) canario, en especial del turismo, genera una demanda de mano de obra de escaso valor añadido que desemboca en salarios medios más bajos y, consiguientemente, pensiones que también lo son; en este último caso con el problema añadido de la existencia de pensiones no contributivas (escasamente remuneradas) en proporción mayor a la que se registra en el conjunto del estado.

Además, en este tiempo se ha relacionado con medio millar de organismos públicos, centros de investigación y organizaciones empresariales, y sus servicios de formación y sensibilización han sumado más de 100.000 beneficiarios. En el ámbito privado estrictamente tecnológico han sido más de 1.000 las empresas que se han beneficiado de su colaboración. En cuanto a la traslación al tejido productivo de su labor, el instituto ha superado las 20 patentes y modelos de utilidad. Por último, la producción editorial se sustancia en más de 150 publicaciones técnicas-científicas y más de 200 divulgativas.

"Hay un bagaje y un legado que avalan el trabajo de estos 25 años", afirmó Pedro Ortega, resultado que Gabriel Megías atribuyó a "la capacidad de esfuerzo y sacrificio" puestas sobre el tablero por los trabajadores. "Creo que estamos más equilibrados y fuertes que nunca y en plena condición de poder afrontar con garantías el futuro", afirmó el gerente del ITC.

Compartir el artículo

stats