Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias busca integrar en su mercado a 2,6 millones de africanos de clase alta

El informe para la internacionalización de la economía de las Islas recomienda "generar flujos económicos y de personas" con los países del continente vecino

Vivivendas electrificadas en Cabo Verde gracias a un proyecto de desarrollo promovido por Canarias.

Vivivendas electrificadas en Cabo Verde gracias a un proyecto de desarrollo promovido por Canarias.

En su carrera por convertirse en el centro de negocios del Atlántico Medio, Canarias debe "generar flujos económicos y de personas desde los países del área de influencia", es decir, los estados africanos que se suceden a lo largo de la costa occidental. Así lo recoge la Estrategia Operativa de Internacionalización de la Economía Canaria elaborada por PriceWaterhouseCoopers, documento que señala que entre Marruecos, Costa de Marfil, Mauritania, Ghana y Senegal se reparten 2.655.962 ciudadanos con ingresos que pueden considerarse medio-altos o altos y susceptibles de comprar bienes en las Islas o demandar servicios turísticos, sanitarios o educativos.

El objetivo de captar la atención de esos potenciales visitantes es convertirlos en consumidores de servicios y productos generados en el Archipiélago. Constituyen una vía para ampliar el mercado al que pueden dirigirse los productores de las Islas y, por tanto, una manera de incrementar los volúmenes de producción. Ese aumento requiere de una fuerza de trabajo mayor, es decir, genera empleo.

No solo eso. Captar a la minoría africana que puede "permitirse realizar un viaje de manera regular" a las Islas generará "sinergias con las distintas actividades de la internacionalización". Aparte de integrarse en la cadena de consumo, el documento cita la generación de "contactos con empresas clave" e, incluso, el reclutamiento de los visitantes "como comerciales de empresas canarias en África". Al menos sobre el papel, esos embajadores serían un elemento en favor de que también crezca el número de proyectos privados canarios en África o públicos, sobre todo dentro de la política de gran vecindad que se desarrolla al calor de los fondos de la Unión Europea (UE).

Marruecos, a la cabeza

Marruecos es el país en el que mayor porcentaje de la población se incluye en los tramos de renta más elevada, un 5,6%. A continuación se sitúa Mauritania, donde un 1,6% de los ciudadanos pertenecen a la clase alta o media-alta. Costa de Marfil (1,5%), Ghana (0,8%) y Senegal (0,7%) son las restantes naciones africanas incluidas por PriceWaterhouseCoopers en el trabajo elaborado por encargo del Gobierno de Canarias.

Los porcentajes son ciertamente bajos y contrastan con los que arroja el recuento de la población que subsiste con bajos ingresos o directamente padece una situación de pobreza: el 75,5%, en Marruecos; el 92,4%, en Mauritania; el 92,5%, en Costa de Marfil; el 95,8%, en Ghana, y el 96,1%, en Senegal. No obstante, el estudio insiste en que la minoría pudiente representa unos volúmenes interesantes de cara a incorporarla como consumidora y generaradora de actividad económica. La gran mayoría la acapara Marruecos, con un total de 1.925.168 personas que disponen de solvencia contrastada. A continuación se sitúan Costa de Marfil (340.523), Ghana (219.280), Senegal (105.903) y Mauritania (65.088).

"No es realista plantear que Canarias sea un hub de África Occidental si vive de espaldas al resto de países de la región", explicita el informe, que, en buena lógica, considera necesario "tejer lazos con las sociedades" que integran dichos estados. Por ello insta a "generar y potenciar el viaje y la estancia de ciudadanos africanos en Canarias".

¿Y cómo conseguir a traer a esos potenciales visitantes? Mediante "campañas de promoción" que, a diferencia de las que se diseñan para fidelizar y seducir en los mercados europeos, deben huir del impacto masivo en consonancia con la detallada definición del target, que integran "los ciudadanos que pueden permitirse un viaje de manera regular a Canarias". Senegal es el principal nicho señalado por los expertos, "dado el mejor conocimiento relativo de Canarias por parte de los ciudadanos de Cabo Verde, Mauritania y Marruecos".

Huir, por su escasa rentabilidad, de acciones de marketing masivas confiere una gran importancia a la comunicación digital, que permite situar la mira de forma más certera para que el mensaje impacte donde se pretende. Los redactores de la Estrategia Operativa de Internacionalización de la Economía Canaria señalan, además, la conveniencia de operar de esta manera por "razones presupuestarias y de complejidad del discurso".

Más allá de que la estrategia comunicativa persiga la atracción de ciudadanos africanos a las Islas, debe despertar su interés por servicios y productos concretos "como la sanidad, el turismo, el comercio y la educación". La atención sanitaria y educativa son dos de los elementos principales que integran la carta de servicios con la que el Gobierno canario pretende jugar su baza para conducir al Archipiélago a situarse como centro de referencia para la región.

La consultora considera que debe incidirse en los países mencionados de manera principal. Poco más al sur -sitúa Monrovia como frontera-, entiende que se entraría en conflicto con otros hubs de la zona, en clara referencia al peso de Nigeria como centro neurálgico para el tráfico marítimo.

Compartir el artículo

stats