Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El productor percibe menos de una tercera parte del precio de venta final

Asprocan pide a los establecimientos que reduzcan la diferencia entre lo que pagan por el plátano y lo que cobran al consumidor

La Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan) denunció ayer que el precio medio al que se viene vendiendo la fruta en la Península en las últimas semanas es de 0,6 euros el kilo, mientras que la media del precio de venta al público llega a dos euros el kilo, es decir, un incremento de más de un 233%. En otras palabras: los productores perciben el equivalente a menos de una tercera parte de lo que paga el consumidor final.

"Los productores de plátanos están viviendo unas semanas especialmente complicadas para el sector, viéndose obligados a retirar producto y vendiendo el volumen comercializado muy por debajo de su valor, mientras observan con impotencia cómo los consumidores pagan por su producto precios mucho más altos", expuso ayer Asprocan por medio de un comunicado en el que reconoce la sobreproducción de las últimas fechas.

En todo caso, la entidad hizo hincapié en que el hecho de que el largo verano haya desembocado en más excedentes de lo previsto no obsta para denunciar la diferencia existente, a su juicio excesiva, entre el precio de venta final de la fruta y el llamado precio en verde, esto es, el que cobra el productor. En esta línea, Asprocan exhortó a los establecimientos "a adecuar los márgenes de comercialización a los niveles de precios a los que se compra el producto a las organizaciones de productores".

La asociación detalló que ya ha puesto esta situación en conocimiento de las autoridades, tanto del Ejecutivo canario como del Gobierno central, y puntualizó que aún está aguardando a que el gabinete de Mariano Rajoy ponga en marcha el observatorio para el seguimiento de precios, tal como le pidió el Congreso de los Diputados el pasado 14 de noviembre. Aunque en las últimas fechas se ha agravado, el sector siempre ha sufrido esta diferencia de precios.

Compartir el artículo

stats