20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Impuestos Europa apunta a los Estados que favorecen el fraude

Los países acusados de evasión fiscal por la UE traen 12,5 millones al año a las Islas

Bruselas publica al fin su lista de paraísos fiscales, en la que está el origen del 15% de la inversión extranjera en Canarias desde 2008

Dos actores 'toman el sol' en un 'paraíso fiscal' en una protesta de Oxfam para pedir a la UE una lista de países 'offshore'.

Dos actores 'toman el sol' en un 'paraíso fiscal' en una protesta de Oxfam para pedir a la UE una lista de países 'offshore'. EFE

Canarias recibe cada año desde 2008 una media de 12,5 millones de euros de inversión extranjera con origen en países y territorios que la Unión Europea (UE) acaba de incluir en su primera lista oficial de paraísos fiscales, una serie de Estados y dependencias a los que Bruselas ha declarado la guerra definitivamente. El montante global, de 125,2 millones, supone hasta un 15% del capital foráneo que ha llegado a la región desde entonces. Una cuantía en la que sobresalen por su magnitud las cantidades procedentes de lugares tan dispares como Suiza, Panamá, Jersey y Uruguay, los cuatro territorios con ventajas fiscales más activos en la Comunidad Autónoma en los años del estallido, el empeoramiento y la salida de la crisis económica.

La relación de Estados o dependencias elaborada por Bruselas tras dos años de negociaciones es en realidad una doble lista. Una doble lista en la que, por un lado, figuran en gris más de 40 países que no cumplen todos o parte de los requisitos de la Comisión Europea pero que al menos se han comprometido a cambiar su legislación para ganar transparencia fiscal y, por otro, un grupo de otros 17 territorios que no solo no cumple, sino que, además, no tiene intención de adaptar sus normativas a las exigencias de la UE. Estos últimos 17 Estados, que están directamente en la lista negra comunitaria, son así "jurisdicciones que no colaboran a efectos fiscales", tal como dejó claro Bruselas el pasado martes, cuando trascendió esta relación de culpables y sospechosos de opacidad fiscal que ya ha recibido críticas por quedarse corta. Sea como sea, los datos suministrados por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad revelan cómo parte de la inversión extranjera que ha llegado en los últimos años a Canarias ha salido o se ha encauzado a través de estos países.

De los 17 Estados o dependencias de la lista negra, los cuales estarán expuestos a sanciones, no podrán disfrutar de fondos comunitarios para desarrollo y verán cómo los contribuyentes europeos con intereses en sus jurisdicciones serán sometidos a un férreo control para evitar la elusión o evasión fiscal, en tres de ellos ha estado el origen de casi 23,1 millones de euros que han llegado a las Islas desde el inicio de la crisis económica. Un montante que en realidad corresponde casi en su totalidad a Panamá, desde donde salieron hasta 22,94 millones, si bien sumas mucho más modestas, de 112.750 y poco más de 6.000 euros respectivamente, vinieron de los Emiratos Árabes Unidos y Corea del Sur.

Y la cuantía se dispara, hasta prácticamente 102,2 millones, en el caso de los territorios offshore o con ventajas fiscales incluidos en la lista gris. Una relación donde están países como el siempre cuestionado Principado de Andorra, que según el ministro Luis de Guindos hará "todo lo posible" para abandonar la lista, o las paradisíacas Seychelles, que al margen de un idílico lugar de vacaciones son también, gracias al International Business Company Act de 1994, que reguló la constitución de sociedades offshore, uno de los lugares predilectos para la ingeniería fiscal. Este grupo de más de 40 lugares ha dejado fondos en Canarias con origen en Suiza, poco más de 37 millones de euros; la dependencia británica de Jersey, cerca de 20,8 millones; Uruguay, alrededor de 20,2 millones de euros; Guernsey -otra dependencia de la Corona británica-, 4,7 millones; San Marino, casi 4,3 millones más; las susodichas Seychelles, prácticamente 3,4 millones de euros; y la República de Mauricio, un país soberano e insular ubicado en el suroeste del océano Índico del que salieron unos tres millones en 2014 y una pequeña cantidad más, unos 25.000 euros, en los seis primeros meses de este año. Pero, además, al Archipiélago han llegado también otras sumas de dinero, que oscilan entre los exiguos 2.280 euros de Turquía y los algo más de 2,6 millones de Liechtenstein, de otros territorios o Estados como Andorra, Belice, Bosnia y Herzegovina, Curazao -un territorio autónomo del Reino de los Países Bajos-, la Isla de Man -una dependencia británica más-, Hong Kong, Marruecos, Serbia y Montenegro, Tailandia, Vanuatu y la Federación de Malasia.

Y ¿hasta qué punto son significativos esos 125 millones que han venido a la Comunidad Autónoma desde estos países fiscalmente opacos desde 2008? Para responder a esta pregunta y hacerse así una idea de la magnitud de la cifra basta con apuntar que el total de la inversión extranjera en Canarias en los casi diez años transcurridos desde el estallido de la crisis llega a, exactamente, 856,1 millones de euros, de modo que el montante procedente de los territorios offshore ya reconocidos como tales por Bruselas representa casi un 15%, esto es, 15 de cada cien euros.

La ausencia de Holanda

Una de las ausencias más sonadas en la lista de la UE, ya que no está ni siquiera en la lista gris, es la de Holanda, lo que se explica por su pertenencia a la Unión. Ello, sin embargo, no hace olvidar que los Países Bajos son considerados el particular agujero fiscal del Viejo Continente, con sus peculiares BV, una singular forma de sociedad de responsabilidad limitada que facilita el llamado sándwich holandés, en el que la BV es el queso y los países origen y destino del capital son las dos rebanadas de pan. En definitiva, ingeniería financiera que ha permitido a grandes multinacionales eludir el pago de importantes sumas en impuestos.

Desde el estallido de la crisis han llegado 41,3 millones de euros a las Islas con origen en Holanda.

Compartir el artículo

stats