La Comisión Europea tiene "preocupaciones bastante profundas" respecto a la compra de Air Berlin por parte de Lufhtansa, sobre la que tiene que tomar una decisión el 21 de diciembre como muy tarde, por el riesgo de que la segunda asuma en la práctica una posición de monopolio en "un número significativo de rutas".

"Tenemos preocupaciones bastante profundas porque existe el riesgo de que en algunas rutas Lufthansa se convierta en la práctica en un monopolio, en un número significativo de rutas", afirmó la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, en rueda de prensa.

La política danesa explicó que se está realizando un "test de mercado" con los compromisos propuestos por Lufthansa para resolver las dudas que tiene Bruselas sobre la operación en materia de competencia, que retrasaron la decisión final de los servicios de competencia del Ejecutivo comunitario hasta el 21 de diciembre.