Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sospechas de que las aerolíneas encarecen los billetes para residentes

Las agencias de viajes denuncian que las compañías no aplican la misma base tarifaria a pasajes bonificados que a los que no lo están

Imagen de archivo de varios pasajeros en el aeropuerto de Gran Canaria. Q. CURBELO

La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) denuncia que las compañías aéreas no aplican la misma base tarifaria en los billetes bonificados con el descuento del 50% para los residentes isleños que en aquellos que no cuentan con esa rebaja. Esto es, la entidad presidida por Rafael Gallego "sospecha" que las aerolíneas parten de un precio mayor para calcular el coste de un pasaje bonificado que para obtener el importe que paga un viajero empadronado en la Península.

El billete de ida y vuelta de Madrid a Gran Canaria entre el 19 y el 25 de marzo cuesta a los no residentes 191,42 y 68,42 euros en diferentes compañías aéreas mientras que los residentes canarios tienen que pagar por el mismo trayecto y en las mismas fechas 110,42 y 48,92 euros, respectivamente. Muchos canarios lamentan la "perversión" de la bonificación en los pasajes para volar a las Islas. Tamara García estudia Medicina en Madrid y este año será el tercero consecutivo que no viaje hasta Gran Canaria, de donde procede, para pasar la Semana Santa. "Ya no vale la pena gastarse tanto dinero para unos días. El descuento del 50% está pervertido", subraya.

Gallego señala que los agentes de viajes han pedido a Aviación Civil "por activa y por pasiva" participar en una comisión donde estén presentes las compañías aéreas para poder valorar si algunos operadores "se están aprovechando para tener unas tarifas más caras". Pese a que la confederación lleva desde 2015 preguntando por este asunto, hasta ahora no han recibido "ningún tipo de respuesta". El presidente de la CEAV expone que este tipo de prácticas no se pueden tildar de fraude. "Los precios en la práctica son libres, pero otra cosa es que sean justos", esgrime.

Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla celebraron en noviembre la I Cumbre de Transporte de Territorios Alejados Extrapeninsulares en la que los representantes de cada región y ciudad autónoma anunciaron un frente común para conseguir el abaratamiento del coste de los billetes aéreos mediante la bonificación del 100% de las tasas aéreas que pagan los pasajeros, la extensión a los vehículos del descuento del 75% en los trayectos marítimos entre islas y la aplicación de la rebaja del 75% a los pasajes con la Península.

Gallego recalca que la Confederación Española de Agencias de Viajes defiende la bonificación del 75% porque es asumible por los presupuestos. Eso sí, el presidente de esta entidad indica que en caso de aprobarse esta medida tiene que existir "un control rigurosísimo para evitar cualquier tipo de fraude y que se produzca una subida encubierta de los precios".

El Gobierno central aprobó a principios de 2017 una rebaja en las tasas aeroportuarias que las aerolíneas pagan a Aena del 11% en cinco años. El descenso medio anual es del 2,2% hasta 2021 para mejorar la competitividad de los aeropuertos y mantener el ritmo de crecimiento del sector turístico. Esta bajada, en cambio, no ha se plasmado en un abaratamiento de los pasajes de avión ya que, tal y como reflejan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2017 fue un 3,4% más caro volar en avión en el país que un año antes.

Ese incremento coincide con el aumento de pasajeros. Solo en los ocho aeropuertos canarios recibieron en 2017 a más de 44 millones de viajeros, una cifra inédita hasta la fecha y que supone un incremento del 8,8% respecto al año anterior. Con la subida de pasajeros, el Gobierno estima que Aena pueda recuperar los 2.000 millones de euros que dejará de ingresar por la disminución de las tasas.

El presidente de la CEAV considera que las aerolíneas han aprovechado este alza de pasajeros para "tener muchos beneficios". Gallego recalca, no obstante, que "no se dejó muy claro" cuál era el ahorro que supondría la bajada de tasas para, por ejemplo, el trayecto Madrid-Gran Canaria. "Se hablaba de porcentajes, pero no de cuánto era el ahorro económico en euros", indica. Hacer así un seguimiento del impacto de esta medida es, bajo su punto de vista, complicado.

Compartir el artículo

stats