Miguel Ángel Ramírez ha sido detenido en el Aeropuerto de Gran Canaria en la mañana de este miércoles, 25 de abril, tras aterrizar en un avión privado.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron al empresario canario, una vez aterrizó, y pasará a disposición judicial en las próximas horas.

En declaraciones en el programa de la Cadena Ser, 'El Larguero', Ramírez manifestó no ser "ningún prófugo", y aclaró que se pondría "de inmediato en manos de la policía" para que le conduzca a declarar ante el juez que dictó la orden de busca y captura contra él por no haberse presentado a prestar declaración por un presunto delito de fraude contra la Seguridad Social cometido en la administración de la empresa Seguridad Integral Canaria.

Miguel Ángel Ramírez, detenido en Gando

Declaraciones de Miguel Ángel Ramírez este martes en El Larguero de Cadena Ser

Además, subrayó que "algo no he debido haber hecho bien si los jueces me requieren". Aunque se excusa porque le culpan de un delito sobre una empresa de la que no es administrador "desde 2010", cuando le acusan "de algo de 2012".

Miguel Ángel Ramírez reconoció que se enteró de que el juez había cursado la orden de busca y captura el viernes pasado por sus abogados. "Mis abogados entendían que no tenía que declarar porque habían recurrido, pero algo no hemos hecho bien", comentó. Añadió que "no es agradable una noticia como esta" y, tras reiterar su respeto por la Justicia, destacó que no actuó "con mala intención" al no presentarse ante el juez.

"Uno trata de crear empleo y hacer las cosas bien, pero si se comete un error, habrá que responder", argumentó el presidente de la UD Las Palmas, quien mostró también su extrañeza porque una reclamación administrativa haya derivado en un presunto delito penal.

Asimismo, reconoció que está pasando "unos día muy malos", a cuenta de la orden de busca y captura y de la "situación lamentable" por la que está atravesando la Unión Deportiva Las Palmas, que ha descendido a Segunda División.