Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteleros cifran ya en más de 640.000 la pérdida de turistas este año

El sector calcula que la caída será de un 4%, o un 6% en la peor de las previsiones

Los hoteleros cifran ya en más de 640.000 la pérdida de turistas este año

Los hoteleros cifran ya en más de 640.000 la pérdida de turistas este año

La caída en la llegada de turistas es ya indiscutible. Los hoteles calculan que al cierre de año habrán pasado sus vacaciones en las Islas hasta un 4% menos que el año pasado, lo que supondría algo más de 640.000 personas. Ese es el porcentaje menor que valora el sector, el mayor llegaría al 6% y, entonces, el descenso sería de alrededor de 958.000 visitantes. Entre las causas: el repunte de destinos competitivos como Egipto, Turquía, Túnez y Grecia, que poco a poco recuperan su estabilidad; la demanda nacional, que no termina del despegar, en parte por los elevados costes de los billetes Península-Canarias; el Mundial de fútbol y la subida de las temperaturas, como consecuencia del cambio climático, en los países del centro y del norte de Europa.

De confirmarse estos datos, el Archipiélago pasaría de recibir 15,9 millones de turistas a 15,3 si se reduce un 4%, o de 15,9 a 15 si es del 6%. No obstante, los números seguirán siendo superiores a todos los registrados desde 2010 a 2016, si bien es cierto que romperían con el incremento gradual de los últimos años.

Las cifras se dieron a conocer ayer por la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel). Unos números que también constan en la previsión anual de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) pues, tal y como afirma su vicepresidente, Tom Smulders, "que el turismo va a caer es una verdad como un templo". Sin embargo, el sector no muestra preocupación al respecto pues coincide en que lo importante es que la recepción de visitantes siga siendo rentable. Además, se trata de una situación que, en palabras de Smulders, hay que aceptar, porque "la época de las vacas súper gordas se terminó".

Para el vicepresidente de la FEHT, el mayor peligro para el turismo en las Islas no es el Mundial, pues "tras la cara de Putin no se esconde la máxima hospitalidad de un país, y el carácter afable y abierto de la población canaria es algo contra lo que no se puede competir", ni tampoco la mejora de las temperaturas en algunos países europeos, porque "la gente busca estabilidad y no jugársela durante sus vacaciones". Para él, el riesgo número uno del sector hotelero isleño es el ejercicio ilegal de la profesión. No se refiere con ello al alquiler de vivienda vacacional, sino "a la oferta de apartamentos que no cumplen con los requisitos legales del sector".

Por otro lado, Smulders apunta a que el descuento del 75% en los billetes de los canarios podría tener efectos negativos en islas demandadas por los canarios para la época de vacaciones, como Fuerteventura. Pero, por otro lado, reconoce que es positivo "que se amplíen los horizontes para descubrir el resto de España".

Compartir el artículo

stats