Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Antonio Rivas

"Ahora ya se puede cenar en Madrid y desayunar en Asunción"

"España es el tercer inversor en nuestro país y el intercambio comercial es de 300 millones anuales", manifiesta el embajador de Paraguay en España

Antonio Rivas, ayer en en el barrio de Vegueta.

Antonio Rivas, ayer en en el barrio de Vegueta. JOSÉ CARLOS GUERRA

Paraguay sigue siendo la gran desconocida, ¿por qué es un buen momento para establecer relaciones con el país?

Queremos mostrar qué es en realidad la República del Paraguay, cómo se vive y por qué es importante para las empresas internacionales conocer su desarrollo económico. Por eso se estableció la marca país, que es nuestra presentación a nivel mundial, y surge precisamente para mejorar y aumentar la notoriedad.

¿Por qué se vende como un país previsible?

Porque Paraguay siempre ha tomado en consideración la necesidad de mantener y respetar su disciplina económica. Si bien tenemos gobiernos de diferentes colores, todos respetan la economía y eso es muy importante, no solo para la inversión extranjera sino para cualquiera que desee tener una relación con el país. Ser previsible significa tener una moneda estable, la más constante de la región, una deuda externa manejable, el 24% del PIB, reservas monetarias que superan esa deuda externa, una inflación que no llega al 5%, que si bien para Europa es mucho, para América Latina no es casi nada. Y todo ello hace que pueda soportar las tempestades financieras internacionales. Además, tenemos una producción más rentable que la de Oriente. Por eso grandes compañías a nivel mundial desinstalaron sus fábricas de China y las situaron en Paraguay.

¿Por qué una empresa canaria debería invertir en Paraguay?

Un 70% de nuestra población tiene menos de 35 años, es gente trabajadora y honesta. Se ve no solo allí sino en quienes han emigrado. Es una ciudadanía que interactúa, se integra, y eso es fundamental a la hora de trabajar con un país. La disposición de la gente te evita muchos problemas.

Sin costa, ni materiales preciosos ni, por el momento, petróleo . ¿Cuál es su principal elemento competitivo?

Definitivamente su gente. Y a ello debemos sumarle la tierra, su disciplina económica y sus ríos, que son la espina dorsal del país, y a través de ella se conecta con el mundo. La hidrovía Paraguay-Paraná permite también a zonas del Brasil, tipo Mato Grosso del Sur, o Bolivia, exportar vía Río Paraguay, a través del Paraná, y de ahí al de la Plata y al mundo.

¿Cuáles son los sectores más atractivos en Paraguay?

La salud tiene un campo muy amplio por desarrollar. La hidrovía es un tema creciente, hay muchas empresas japonesas, coreanas, alemanas, que ya se instalaron y están llevando a cabo sus servicios en el país a través de astilleros y otros servicios portuarios. En todo el litoral fluvial de Paraguay hay 43 puertos privados, lo que significa que hay mucho movimiento. Y el 90% de nuestras exportaciones salen por el río Paraguay-Paraná. También en el sector educativo y construcción de viviendas hay grandes oportunidades. Dada la cantidad de población joven que tenemos, se necesitan más de 100.000 viviendas por año. El desarrollo de infraestructuras y tecnología también es una apuesta positiva. De hecho, ya tenemos muchas empresas españolas trabajando en licitaciones y participando en obras.

¿Qué beneficios tiene para las empresas extranjeras la ley de invariabilidad tributaria de Paraguay?

Para quien invierte, lo positivo es la seguridad de que nadie le va a tocar su inversión, ni a cambiar las reglas del juego, o la tasa impositiva que acordó en el momento en el que se instaló. Esto se establece conforme a la cantidad puesta en el país. Pero la ventaja es que el sistema impositivo paraguayo no cambia fácilmente. De hecho, es un sistema agradable para el inversor extranjero, que es 10% en el IVA, 10% en el impuesto de la renta personal y 10% en la renta de empresas, y eso hace atractivo que uno, tras tener unas ganancias, puede repatriarlas. Esto ayuda a que la empresa se sienta segura, dentro de la previsibilidad necesaria para desarrollar su compañía. Es un ambiente certero donde el negocio que viene de fuera se siente tranquilo.

Esa seguridad que ofrece Paraguay frente a la inestabilidad política de España ahora, ¿puede hacer que las empresas paraguayas se lo piensen dos veces antes de establecer relaciones comerciales?

Las relaciones de Paraguay con España son excelentes y van a más. Tenemos un vínculo pacífico y confiamos en establecer lazos aún más fuertes. España hasta el año pasado era el quinto inversor en Paraguay y este año pasó a ser el tercero. El intercambio comercial entre ambos países llega a los 300 millones de euros anuales, y España, con instituciones como el ICEX, por ejemplo, implementa relaciones comerciales muy sólidas. Esa es la gran ventaja en este país, que sus instrumentos democráticos funcionan perfectamente.

¿Las ventajas fiscales del Archipiélago son un atractivo para las empresas paraguayas?

Claro. La Fundación Puertos de Las Palmas está haciendo una promoción con las empresas de Paraguay, para ver la posibilidad de colocar sus productos en este puerto y de aquí distribuir a Europa. Paraguay es el primer productor mundial de energía renovable, el tercer productor y exportador internacional de soja, el sexto de carne y estamos entre los diez primeros en la exportación de maíz y trigo. Y todo eso va destinado a Europa, al Magreb, a Oriente Medio. Tenemos una de las mayores flotas mercantes del planeta y la localización del Puerto grancanario hace que pueda servir de puente para colocar los productos paraguayos en Europa. El equipo del Puerto debería seguir transmitiendo en Paraguay las posibilidades que este tiene para los productores paraguayos.

¿Cómo sería la relación comercial idílica entre Canarias y Paraguay?

Es una relación histórica. Aquellos españoles que se fueron a fundar Asunción lo hicieron vía Canarias, la conexión es directa y natural. Y la nueva cónsul honoraria de Paraguay en Canarias, Amelia Martín Loustau, y yo, vamos a estar aquí para que así siga siendo. Ahora, además, es aún más fácil porque hoy ya se puede cenar en Madrid y desayunar en Asunción.

Compartir el artículo

stats