Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intensidad, trabajo y adaptación

Los empresarios canarios festejan los 40 años de su unión entre anguilas eléctricas y peces tigre

Las angulas eléctricas, los peces tigre y hasta los lagartos plateados de Sudán fueron ayer testigos de la celebración del cuarenta cumpleaños de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE). Intensidad, trabajo y adaptación fueron algunas de las palabras más repetidas durante un acto que arrancó a las siete y media de la tarde y que se prolongó, "porque la ocasión así lo merece", hasta bien entrada la noche. Jamón y queso no faltaron a la cita, como tampoco lo hicieron el vino y las notas musicales del timple para paladear y atender al pasado, presente y futuro del tejido empresarial de las Islas.

Autoridades civiles y militares y representantes de organizaciones sin ánimo de lucro, pero sobre todo empresarios de todos los ámbitos, asistieron al acuario Poema del Mar para analizar el camino andado por la patronal de la provincia oriental y los retos que aún le quedan por delante. José Suárez Mejía, segundo presidente de la CCE, recordó los intensos años de la primera etapa de la organización, marcados por las huelgas y las negociaciones de los primeros convenios colectivos, pero también de una segunda época muy significativa en la que la integración a la Unión Europea (UE) supuso un antes y un después en el desarrollo del Archipiélago. En medio de peces loro y ranas gigantes, Suárez Mejía también recordó cómo el pleito insular impidió que la confederación regional de empresarios que él mismo presidió durante dos años no tuviera más historia que la de los cuatro ejercicios durante los que finalmente vivió.

Una división que, a juicio de José Carlos Francisco, presidente de la CEOE- Tenerife, está más que superada, pues ayer remarcó, al igual que su homólogo en la CCE Agustín Manrique de Lara, que la "unidad" prima por encima de todo pese a existir dos patronales. No en vano, otro expresidente de la Confederación Canaria de Empresarias, Sebastián Grisaleña, destacó que la constitución de la CCE supuso un "hito" en la historia de las Islas porque significó la unión del criterio de todos los empresarios "para ir a favor de la defensa de los intereses canarios".

Y si por algo se caracterizan las últimas cuatro décadas del modelo asociativo empresarial, es por la adaptación continua a los nuevos tiempos. Primero a la democracia, luego a la Europa que abría las puertas a España, después a los reajustes económicos como consecuencia de las crisis y, ahora, a los ritmos que marca la digitalización, la globalización y el cambio climático. Los empresarios congregados en el acto conmemorativo repetían, una y otra vez, las mismas fechas claves, los mismos retos, los mismos traspiés en el camino porque, tal y como relataba la voz en off de los vídeos que se proyectaron en el auditorio del acuario, el tejido empresarial del Archipiélago ha sido testigo del devenir de la región.

El acto de celebración, que arrancó con un recorrido por el Poema del Mar y un cóctel y finalizó con una cena, también contó con la presencia del vicepresidente del Ejecutivo regional, Pablo Rodríguez, quien destacó que el papel del sector privado en la economía "es importante", por lo que desde la esfera pública se tiene que facilitar las vías para que el tejido empresarial desarrolle su actividad con absoluta normalidad.

Entre tapas de jamón y queso, copas de vino y croquetas, también hubo tiempo para hablar de algo más que de economía o política. En pleno Mundial de Fútbol, y al coincidir con el partido que enfrentaban a Argentina y Croacia, muchos echaban mano de sus dispositivos móviles para seguir el "minuto a minuto" de Messi y compañía. Algunos aún recordaban el partido del día anterior de España y otros, en cambio, solo deseaban que terminara "de una vez por todas" la copa mundial. Porque nunca llueve a gusto de todos. Eso sí, en lo que coincidían los asistentes era en destacar el papel de los empresarios para impulsar el desarrollo de la región, pero también en la necesidad de trabajar para lograr empresas más grandes capaces de pagar mejores salarios.

Compartir el artículo

stats