Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ganaderos denuncian el acopio de piensos del REA para subir los precios

En mayo se agotaron las ayudas anuales para la compra de alimentación de la cabaña

Los ganaderos denuncian el acopio de piensos del REA para subir los precios

Los ganaderos denuncian el acopio de piensos del REA para subir los precios

El sector ganadero de Canarias denuncia que las ayudas de 2018 que el Régimen Específico de Abastecimiento (REA) destina al abaratamiento del coste de los piensos y cereales utilizados en la alimentación de la cabaña se han agotado desde el pasado mes de mayo, lo que ha provocado un incremento de precios que repercuten en la producción.

Por estos motivos han lanzado una campaña de recogida de firmas en todo el Archipiélago para que el Gobierno de Canarias investigue y se posicione, ya que "existen sospechas de que por parte de los importadores se ha producido una compra masiva para hacer acopio, y prestarse a la especulación".

Además, informan de que ya han recibido avisos mediante los que estas empresas les comunican ese aumento de los precios.

Según explican, estas ayudas del REA están dotadas de una cantidad de euros para todo el año, determinada en función del tamaño de la cabaña censada por el propio Gobierno de Canarias. En los dos últimos años se han agotado los fondos uno o dos meses antes de acabar el ejercicio, pero nunca como hasta ahora, cuando faltan siete meses para que finalice.

A ello añaden que no existe tampoco un incremento del número de cabezas de ganado que justifique un consumo de estas características. De ser real, significaría que el número de animales ha aumentado un 25%, algo irreal para un sector que, puntualizan, tradicionalmente pierde fuerza reduciéndose en más de la mitad, según sus cálculos, desde principios de los años 90 del siglo pasado.

Los ganaderos instan al Ejecutivo autonómico a inspeccionar estas importaciones de piensos y cereales, "y comprobar que han sido realmente consumidas por los ganaderos del Archipiélago, ya que en caso contrario, que tiene tintes de poder serlo, se ha producido un almacenaje para especular con los precios, algo que está totalmente prohibido con los productos sujetos al Régimen Específico de Abastecimiento" (REA).

Además de solicitar al Gobierno de Canarias que supervise en concreto lo que ocurre con estos insumos, también exigen que la administración regional emprenda una "revisión de todo el REA. Es algo que ya hemos planteado en otras ocasiones desde hace tiempo, ya que entendemos que todos los paquetes de ayudas europeas deben ser auditados para verificar el correcto funcionamiento y que cumplen con la finalidad para la que han sido creados".

En este mismo sentido consideran que es precisamente el REA, "una de las herramientas que más vigilancia y seguimiento debe tener", tanto por el volumen económico que maneja, como para identificar a sus actores y las graves consecuencias que genera su aplicación en falso.

Por esto apuntan que, "en relación a todo lo que está aconteciendo con la ganadería, no cabe otra vía de acción que no sea la verificación y comprobación de las importaciones , así como la actuación inmediata si no queremos que en los próximos meses se produzcan más abandonos de esta actividad", advierten.

El sector se confiesa "harto de estas jugadas. Somos unos profesionales que se sostienen a duras penas", especialmente por unos precios de venta que tampoco aumentan en la misma dinámica que los costes de producción.

Lo ilustra, según aportan, la existencia de "un monopolio claro a la hora de comprar a los ganaderos", de forma que venden "el litro de leche por unos pocos céntimos cuando sus costos de producción oscilan en 0,60 euros", esto a pesar de que se destina principalmente para una industria del queso "que económicamente se encuentra más desahogada".

A lo que añaden la competencia subvencionada de otros productos, "que nos están arruinando cada día más, como la leche en polvo", que como ya denunciaron "en su momento no está cumpliendo con las cantidades autorizadas para mezclar en el proceso de elaboración del queso y otros lácteos".

Tras esa llamada de atención de los ganaderos, la consejería del sector primario del Gobierno de Canarias se comprometió "hace un par de años", a realizar un seguimiento de esos procesos de elaboración, pero hasta la fecha no han "sabido nada más".

Y es que el problema con la leche en polvo supone también, para las mismas fuentes, un quebranto que afecta directamente a la competitividad de la actividad ganadera en Canarias, puntualizan, porque "cobra una auténtica salvajada del Régimen Específico de Abastecimiento" que se suma a las ayudas que también reciben "las fábricas de queso".

Compartir el artículo

stats