Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tecnología | El 'blockhain' cambia la economía

El petróleo del siglo XXI

Las bases de datos compartidas y en tiempo real pueden protagonizar la revolución tecnológica que está por venir. Interesan sobre todo a la banca y pueden desplazar a los intermediarios

El petróleo del siglo XXI

El petróleo del siglo XXI

En los foros internacionales donde se mueve el mundo, como el reciente de Davos, una de las palabras más utilizadas por sus dirigentes ha sido blockchain. En la banca se habla de esta tecnología a todas horas, aunque también en las aseguradoras, en las empresas de infraestructuras, transporte, logística, alimentarias o de distribución. Diversos expertos han analizado el futuro en el seminario 'La economía ante en el blockchain. Lo que está por venir', celebrado esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y organizado por la APIE (Asociación de Periodistas de Información Económica).

QUÉ ES EL BLOCKCHAIN

El blockchain o cadena de bloques es un conjunto de tecnologías que, combinadas, hacen posible que computadoras y otros dispositivos puedan gestionar su información (guardando cada uno de ellos una copia de la misma) y compartirla, creando un registro descentralizado y sincronizado entre todos ellos. Como analogía ese registro podría asemejarse a un libro de cuentas (donde todo movimiento queda recogido) que puede sustituir a las tradicionales bases de datos. "La información se transmite de un modo extremadamente seguro, respetando la identidad y privacidad, gracias al uso de claves criptográficas. Además es un registro que no permite su alteración, es decir, no permite deshacer o reescribir lo ya registrado, que además es visible para cualquier participante de la cadena o red (si ésta es pública), añadiendo una gran transparencia", según la Fundación Ctic. La seguridad de la cadena es tal, según sus defensores, que puede provocar que ya no sean necesarios intermediarios de certificación que antes eran fundamentales para dar esa confianza.

Las empresas pueden utilizar ese conjunto de herramientas tecnológicas que constituyen el blockchain y pueden asignar, por ejemplo, a cada uno de sus clientes una identidad determinada. También pueden crear activos digitales que se transmitan en esa red y que sustituyan a activos físicos (similares a las criptomonedas). No hay una única blockchain, puede haber tantas como se quieran, incluso pueden estar interconectadas entre sí. Algunas son públicas y otras privadas (de acceso reservado a quién decida su propietario y para usos concretos).

El blockchain nació en 2009 como sistema para proteger las citadas criptomonedas, que ya hay 1.600 aunque la más usada (un 40%) del total es el bitcoin, que se atribuye a un personaje misterioso: el matemático japonés Satoshi Nakamoto.

¿EL FIN DE LOS BANCOS, NOTARIOS O REGISTRADORES?

El economista y matemático César Molinas, experto en criptomonedas, se muestra cauto con la evolución futura de las criptomonedas bitcoin, ethereum o ripple y las nuevas que irán apareciendo. Pero no tiene dudas al asegurar que la tecnología basada en blockchain comportará cambios muy importantes en áreas como la desintermediación financiera. Y recuerda que la primera cadena de bloques fue la de bitcoin aunque puede tener muchos usos, "como sustituir a notarios y registradores". ¿Qué papel pasarán a jugar los bancos en un mundo donde la intermediación es cada vez menos necesaria? Alicia Pertusa,responsable de Estrategia y Blockchain en Customer Solutions de BBVA, indica que "hay una gran parte de la infraestructura del mercado que cambiará sus roles, porque no haría falta garantizar la información entre las partes, ya que todas tienen la misma. Es difícil hablar del espacio temporal en que esto va a pasar".

POR QUÉ INTERESA A LA BANCA

Les permite que puedan compartir un libro mayor; es decir donde se anotan los balances de los clientes y evita los procesos en los que las entidades financieras tienen que poner en común datos. Permite ahorrar tiempo y ser más eficientes. La era digital significa que los bancos que sobrevivan tendrán que hacer más operaciones. Para ello desarrollan los llamados tokens, que son similares a las monedas digitales, aunque son creados por una empresa y sirven para representar la titularidad de euros o dólares, aunque también para representar materias primas como los kilovatios hora o kilogramos de trigo. Permite por tanto crear mercados secundarios donde muchos actores comparten el mismo sistema para realizar transacciones. Hay protección de datos porque los clientes lo autorizan. Por ejemplo, Endesa o Iberdrola ya avalan transacciones con tokens.

LA CLAVE: DATOS COMPARTIDOS

"Una de las cosas que hacemos con el blockchain -explica el directivo de Innovación y Blockchain de Bankia Alberto Gómez Toribio- es crear nuevos sistemas de identidad, en los que las entidades financieras tienen bases de datos compartidos donde acceden a la documentación de los clientes para que puedan contratar productos vía internet sin aportar documentos más de una vez". Y esos tokens pueden usarse para representar euros, litros de combustible, kilovatios/hora, contenedores o mercancías en transacciones comerciales.

DE DÍAS A HORAS

BBVA ya está listo para negociar y contratar préstamos sindicados sobre blockchain, tal y como lo asegura su consejero delegado, Carlos Torre Vila. Eso sí, advierte que la gestión de datos debe estar basada en el consentimiento y la confianza. BBVA ha cerrado un préstamo con Indra desde su unidad de negociación y contratación de préstamos sindicados sobre blockchain. Además, acaba de firmar con Repsol un préstamo sobre tecnología blockchain por 325 millones de euros, una operación cerrada en pocas horas en lugar de varias horas.

"El potencial que tiene blockchain es enorme, capaz de cambiar la historia. Los datos son el petróleo del siglo XXI", sostiene Alicia Pertusa. "Los procesos pasan a ser en tiempo real y se garantiza la trazabilidad de cualquier transacción. El riesgo operativo desaparece en las operaciones privadas", asegura Pertusa, quien indica que también debe ser un trabajo conjunto de toda la industria. BBVA forma parte de los principales consorcios internacionales que buscan la creación de sistemas comunes de validación de información como son R3, Hyperledger, Enterprise Ethereum Alliance y la citada Alastria.

RETOS: REGULACIÓN Y MEJORAS TECNOLÓGICAS

Alberto Gómez Toribio aclara que para Bankia "Bitcoin es blockchain, pero blockchain no es bitcoin. Por eso no estamos interesados en las criptomonedas, ya que representan una gran volatilidad y riesgo, como así han advertido numerosos reguladores como la CNMV,el Banco de España o el Bundesbank".

Una de las formas para desarrollar el blockchain que tiene Bankia es la plataforma 'Stockmind', que permite a terceros (sobre todo empresas y startups) desarrollar casos de uso incluso sin necesidad de ser un experto en programación de blockchain, ya que facilita gestionar títulos digitales de forma sencilla. Dicha plataforma permite trazabilidad instantánea, ya que ofrece el acceso a todos los datos en tiempo real de un activo, estado, ubicación, titularidad, etc. Y compartirlos entre todos los agentes de la cadena. En Bankia Fintech by Innomnia acelera empresas desarrollando esta tecnología y provoca sinergias entre startups.

APLICACIONES. DESAPARECEN LOS INTERMEDIARIOS

Más allá del sector financiero existen otras aplicaciones en el mundo de la economía. Si los viajeros que buscan taxi y los conductores que prestan el servicio pueden comunicarse y hacer transacciones directamente en una red blockchain ya no hace falta el intermediario; es decir, la plataforma que hoy están prestando ese servicio. La aseguradora AXA ha comenzado a utilizar una plataforma de blockchain para asegurar vuelos en Francia y EE UU. Ha creado un contrato conectado a bases de datos globales de tráfico aéreo, por lo que tan pronto como se observa un retraso de más de dos horas en el vuelo, la compensación se activa automáticamente. Sin que tenga que hacer ningún papeleo. Eso sí, el cliente cobra en criptomonedas.

Carrefour asegura que en breve venderá en Francia pollos de su propia marca a través del blockchain. En la etiqueta llevarán un código. Mediante el uso de un smartphone se podrá conocer la fecha de nacimiento y de sacrificio del pollo, el nombre de su criador, tratamientos veterinarios o su alimentación. Además, tendrá acceso a un vídeo de 45 segundos donde se podrá ver la explotación donde el pollo se ha criado. Northern Trust, una firma estadounidense de gestión de capital privado ha utilizado la tecnología blockchain para gestionar el proceso de documentación de una copra de fondos privados. Se ha ahorrado mucho tiempo, pues lo ha reducido de tres semanas a tres días; y ha garantizado la confidencialidad.

EL CONSORCIO DE EMPRESAS E INSTITUCIONES ALASTRIA

Para impulsar el blockchain en el ámbito español ya hay 300 empresas, entre estas la mayoría del IBEX como BBVA, Bankia, Endesa, Iberdrola, Ferrovial, entre otras, que investigan qué hacer con estas tecnologías.

Compartir el artículo

stats