Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias exige la cuota de atún blanco sin consumir tras el cierre de la campaña

Pesca suspende en pleno verano las capturas de barrilote al agotarse la mayor parte del cupo

Canarias exige la cuota de atún blanco sin consumir tras el cierre de la campaña

Canarias exige la cuota de atún blanco sin consumir tras el cierre de la campaña

El Ministerio de Pesca establecerá a partir de este sábado el cierre precautorio de la pesquería del atún blanco, también conocido como bonito del norte, al consumirse la mayor parte de la cuota nacional de esta especie. Canarias, tras esta decisión, vuelve a la carga y exige que se reserve lo que resta de cupo a la flota del Archipiélago. Debido a la intensidad de la campaña en el norte peninsular, Madrid suspende en pleno verano las capturas. Lo habitual es, según apuntó el director general de Pesca del Ejecutivo regional, Orlando Umpiérrez, que la zafra que comienza en enero se prolongue hasta final de año.

Los atuneros isleños ya habían reclamado con anterioridad al Estado que al menos unas 1.600 toneladas de las 15.015 que tiene asignadas España se concedieran a las Islas para contrarrestar las pérdidas de su particular annus horribilis. Las capturas de túnidos han sido mínimas por el efecto que han producido los dispositivos concentradores de peces (DCP). Los cerqueros españoles y franceses que faenan en aguas de Senegal, Mauritania y Cabo Verde utilizan estas plataformas flotantes, que actúan como una barrera al modificar la ruta migratoria natural que siguen los patudos ( Thunnus obesus), los rabiles ( Thunnus albacares) y los listados ( Katsuwonus pelamis), que no llegan al Archipiélago. Los pescadores isleños tampoco han tenido suerte con los atunes blancos ( Thunnus alalunga) -llamados barrilotes en el Archipiélago-, pues además de lo anterior, esta especie se alejó de la costa canaria en su viaje de subida hacia al norte. Esta situación benefició a las embarcaciones del norte peninsular, que son las que han consumido el grueso de la cuota.

En 2017 se capturaron en el Archipiélago 2.397 toneladas, un 16% de la cuota nacional. Un año antes, la flota canaria pescó 4.958 toneladas -el 33,2% del total-, por lo que los pescadores recuerdan esa campaña como "excepcional". En 2015, Canarias registró 2.708 toneladas, un 15,3% del cupo estatal. En lo que va de año, en cambio, los atuneros solo han pescado 596 toneladas: apenas un 4% del total. Las consecuencias por esta ausencia de atunes en aguas Canarias son más que evidentes, pues el 80% de la flota atunera de las Islas, formada por más de 200 barcos que practican una pesca artesanal, está parada.

El Ministerio reconoce que el ritmo de capturas durante este verano ha sido superior al de ejercicios anteriores y sostiene que pese a los "picos" de capturas registrados, el precio se ha mantenido a un nivel medio de 3,97 euros. "Se traduce en un valor total estimado de 60 millones de euros, que repercutirán en un elevado número de pescadores, su mayoría artesanales".

Entre ellos no se encuentran los canarios, que esperan que Madrid responda de forma positiva a sus demandas para poder aprovechar el paso de los atunes por las aguas del Archipiélago en su viaje de bajada y compensar, de este modo, las pérdidas que acumulan y que, en algunos casos, alcanzan los 80.000 euros por buque.

El consejero regional de Agricultura y Pesca, Narvay Quintero, se reunió con el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, en Madrid el primer día de este mes para, entre otras cuestiones, trasladarle la preocupación y exigencias del sector por la situación que atraviesa. En esa reunión se dio cuenta del informe que días antes remitió el Gobierno canario, un documento en el que el Ejecutivo detallaba los problemas que azotan a la flota canaria. Planas, sin dar fechas ni soluciones concretas, solo se comprometió a estudiar dicho informe.

Los atuneros canarios ya han reclamado al Ejecutivo regional ayudas. En caso de que su situación no se revierta, los pescadores aseguran que la flota isleña está condenada a la desaparición.

Compartir el artículo

stats