Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La maleta encarece el vuelo hasta un 55%

Facturar, elegir asiento, tener prioridad al embarcar y hasta realizar el ´check in´ en el aeropuerto engordan el catálogo de servicios de pago de las aerolíneas

La maleta encarece el vuelo hasta un 55%

La maleta encarece el vuelo hasta un 55%

Viajar el martes próximo con Ryanair de Gran Canaria a Madrid costaba ayer a un residente en las Islas 14,21 euros. Ese precio se mantendrá siempre que el único equipaje con el que se viaje lo integre una mochila o un bolso de mano que se pueda colocar bajo el asiento delantero. De lo contrario, en virtud de la nueva política -entró en vigor el jueves- sobre equipajes de la aerolínea irlandesa, hay que pasar por caja.

El transporte de un trolley cotiza a 7,84 euros, es decir, encarece un 55% el precio del billete. Con el agravante de que debe entregarse a los operarios de la compañía en la misma puerta del avión para que lo sitúen en la bodega, con lo que habrá que esperar en la cinta a que aparezca cuando se alcance el destino. La oferta que lanza la low cost para poder regatear este incremento de la suma que han de pagar los pasajeros es adquirir un título de prioridad.

Esta condición tiene un precio de 5,88 euros, con lo que el encarecimiento del billete se atenúa hasta ser del 41,3%. Además, permite embarcar antes que el resto del pasaje, elegir el asiento e introducir en la cabina el trolley y un bolso de mano o mochila. Ahora bien, la propia página web de la aerolínea advierte de que esos billetes con prioridad se agotan rápidamente; a bordo del avión no caben más que unas 90 maletas pequeñas.

El escenario se complica si hay que facturar una maleta grande, en cuyo caso habrá que abonar otros cinco euros. Mucho peor si son dos porque la segunda ya no está bonificada y cuesta 20 euros.

El precio para volar ese mismo día y en idéntico trayecto con Iberia Express es de 33,71 euros. Esa es la tarifa básica, que permite llevar el equipaje de mano al interior del avión, pero es insuficiente si se pretende viajar con una maleta que requiera ser facturada. En ese caso, hay que desembolsar cinco euros más, lo que da derecho también a escoger dónde sentarse.

La misma jornada, el Gran Canarias-Málaga de Vueling se ofertaba desde 18,15 euros. Se permite por esa cantidad portar un trolley hasta la cabina. Si en el equipaje también hay una maleta grande, hay que abonar 7,50 euros que dan derecho además a elegir asiento y a realizar el check in en el aeropuerto.

Por su parte, Norwegian -trayecto Gran Canaria-Madrid el martes- viaja por 16,95 euros, solo para equipaje de mano. Si es necesario facturar una maleta, hay que optar por la tarifa Low Fare +, que es 18 euros más cara y permite reservar asiento. A pesar del notable incremento, conviene, ya que pagar facturación y asiento por separado cuesta seis euros más aún.

Compartir el artículo

stats