Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una nueva pugna interna en CC OO acaba en el Tribunal Supremo

El TSJC falla a favor de la dirección de la Federación de Industria del sindicato, que fue destituida por Madrid hace más de un año

Inocencio González y Esther Martín, de la dirección regional de CC OO, en una imagen reciente.

Inocencio González y Esther Martín, de la dirección regional de CC OO, en una imagen reciente. EFE

Nuevo capítulo del conflicto interno larvado en el sindicato Comisiones Obreras (CC OO) y que va camino del Tribunal Supremo. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha fallado a favor del antiguo equipo directivo de la Federación de Industria del sindicato en las Islas, que fue destituida por la dirección estatal en junio del año pasado. La sentencia no es firme y los órganos centrales de CC OO han anunciado que recurrirán la sentencia ante el Supremo en recurso de casación.

El fallo judicial es contundente y acusa a la dirección estatal y a la Federación de Industria nacional de vulnerar el derecho a la libertad sindical de los destituidos, declara la nulidad radical de la suspensión de las funciones de la comisión ejecutiva de Industria y de las resoluciones de la Comisión de Garantías del sindicato que resolvió en contra de los afectados. Por ello ordena la reposición inmediata de la dirección en todas sus funciones y la publicación del fallo en la página web oficial.

El conflicto surgió el año pasado cuando la Federación de Industria firmó el convenio del campo -el sector agrario está también integrado en esta federación- al que se opuso un sector del sindicato. A raíz de esta crisis se abrió un expediente disciplinario y la dirección estatal decidió relevar al equipo directivo encabezado por Juan Miguel Hernández, que se había impuesto por amplia mayoría en el congreso sectorial a Esther Martín, del sector oficial del sindicato, secretaria de Acción Sindical de la ejecutiva regional. Hernández y su equipo fueron destituidos y se inició un camino de recursos internos y judiciales que han culminado en la resolución del TSJC que desautoriza a la dirección del sindicato.

Más allá de las discrepancias surgidas por la gestión de esta federación, el conflicto es consecuencia del enfrentamiento existente desde hace varios años entre la Confederación Estatal de CC OO y sectores del sindicato en las Islas por la mayor o menor autonomía de la dirección de la organización. Desde que se inició el conflicto han pasado tres secretarios generales en cuatro años: Juan Jesús Arteaga, Carmelo Jorge e Inocencio González. Algo similar pasó con la Federación de Turismo y Comercio, que fue desbancada en su momento aunque en este caso la Justicia le dio la razón al sindicato, lo contrario que ahora. Sin embargo, la pugna ha terminado por dejar a CC OO en un lugar secundario en la representatividad del sector turístico cuando antes era el sindicato mayoritario en el principal sector económico de las Islas. Asimismo, los afiliados que se fueron constituyeron una nueva central llamada Sindicalistas de Base.

Control estatal

El año pasado Inocencio González, el candidato favorito de Madrid, venció a Carmelo Jorge, crítico y partidario de dotar de más autonomía a CC OO, que había sustituido interinamente a Arteaga. Pero el congreso acabó con una división clara: la dirección regional la controla el sector oficial pero buena parte de las sectoriales de más peso están en manos de los que respaldaron a Jorge, como es el caso de Enseñanza, Servicios a la Ciudadanía, Sanidad o Industria. Las dos partes sellaron las paces para evitar una fractura de más gravedad, pero la situación de Industria quedó como un rescoldo sin solucionar.

La dirección regional de CC OO Canarias no ha querido pronunciarse sobre el fallo del TSJC y lo único que confirma es que se recurrirá al Supremo por parte de la dirección estatal, que es la que maneja el asunto. Por parte de los afectados se advierte que la sentencia no es firme y que habrá que esperar si hay recurso y su resolución, pero sí admiten su satisfacción por el varapalo que recibe la dirección estatal de CC OO.

La sentencia de la Sala de lo Social del TSJC califica de "irracional" la decisión de la dirección del sindicato de considerar falta muy grave la actuación de la antigua dirección de la Federación de Industria y, por lo tanto, también la imposición de la sanción más traumática de las previstas en el reglamento, como es la suspensión definitiva de todas las funciones de la comisión ejecutiva de la Federación de Industria. De hecho, el fallo judicial recuerda que la destitución se produce tres meses después de que el congreso sectorial eligiera a la nueva dirección de la federación, por lo que la Sala estima que se ha vulnerado claramente la libertad sindical de los depuestos.

El hecho de que la dirección de CC OO anuncie que va a recurrir este fallo supone que el conflicto seguirá prologándose de forma indefinida en el tiempo, ya que la pugna tendrá que verse ahora en el Tribunal Supremo una vez que se presente la impugnación.

Compartir el artículo

stats