Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan de choque estatal prevé sacar de la cola del paro a 9.500 jóvenes canarios

El Consejo de Ministros aprueba el programa de promoción del empleo juvenil para el próximo trienio

El plan de choque estatal prevé sacar de la cola del paro a 9.500 jóvenes canarios

El plan de choque estatal prevé sacar de la cola del paro a 9.500 jóvenes canarios

El Consejo de Ministros aprobó ayer el Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021. Un ambicioso programa con el que el Ministerio de Trabajo pretende sacar de la cola del paro a cerca de 9.500 desempleados canarios menores de 25 años.

El Gobierno central invertirá 2.000 millones de euros en los tres años de aplicación del plan, una media anual de casi 667 millones. La idea en el Ministerio que dirige Magdalena Valerio es que ese dinero sirva para promover 2,9 millones de contratos indefinidos a jóvenes de todo el país. Esto supondría reducir la tasa de paro juvenil, según los cálculos del ejecutivo de Pedro Sánchez, en hasta diez puntos. Es decir, pasar de una tasa de desempleo joven del 33% a solo un 23% al término de 2021. En definitiva, las previsiones de los técnicos del Ministerio apuntan que 168.000 menores de 25 años conseguirán un puesto de trabajo gracias al plan de choque estatal. En el caso de Canarias, con la quinta tasa de paro juvenil más alta del Estado -un 37,47%- y el 5,63% de los desempleados menores de 25, el programa estatal implicaría, de cumplirse, que 9.458 jóvenes isleños se incorporasen al mercado laboral.

El alto número de parados en esta franja de edad y las dificultades para encontrarles un hueco laboral son dos datos "suficientes como para justificar un plan integral", defendió ayer Magdalena Valerio en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que recogió Europa Press. Un plan "ambicioso", en palabras de la ministra, que se sufragará con fondos procedentes de las cuotas de formación que pagan las empresas, de las arcas europeas y del programa de Garantía Juvenil. La representante del gobierno de Sánchez quiso remarcar la importancia de que el plan cuente con el apoyo unánime, dijo, de patronal y sindicatos.

Uno de los pilares del programa es el reforzamiento de la red de orientadores en los servicios públicos de empleo. Para ello, el Ejecutivo central constituirá una red con 3.000 profesionales que serán nombrados funcionarios interinos durante un máximo de un año y medio. Estos 3.000 empleados públicos llevarán también a cabo tareas de prospección del mercado laboral y de captación de ofertas de trabajo. Además, el plan pone también énfasis en la formación con el objetivo de que 225.000 jóvenes obtengan competencias en el entorno digital, entre otras medidas. El grado de cumplimiento de los objetivos se evaluará a los 18 meses del arranque del plan, esto es, a mediados de 2020.

Canarias será, al menos sobre el papel, una de las comunidades autónomas que más se beneficiará del plan. No en vano, los 29.800 parados menores de 25 años que hay en las Islas, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), dejan la tasa de paro juvenil 4,5 puntos por encima de la media nacional. Eso sí, hay que puntualizar que el actual 37,47% llegó a prácticamente el 70% -siete de cada diez jóvenes estaban desempleados- a finales de 2012.

Compartir el artículo

stats