Cataluña todavía necesita captar 22.263 millones de euros en depósitos bancarios para recuperar los niveles previos a la celebración del referéndum independentista que tuvo lugar el 1 de octubre de 2017, mientras que Canarias ha sido la comunidad autónoma con mayor aumento porcentual de los fondos bancarios con un 8,23% más en el tercer trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, según los últimos datos disponibles del Banco de España.

Las consecuencias de la crisis institucional en Cataluña sobre los depósitos en entidades de crédito fueron particularmente significativas los meses inmediatamente posteriores al 1-O, cuando su volumen se redujo en casi un 20%, pasando de situarse en cerca de 190.000 millones de euros a mediados del año pasado, al nivel históricamente bajo de los poco más de 152.000 de principios de 2018.

A pesar de que los datos muestran que esta comunidad ha recuperado un tercio de los fondos, los depósitos referidos al tercer trimestre de este año aún están un 12,05% por debajo del nivel del mismo periodo del ejercicio precedente, al situarse en 162.471 millones de euros. Eso sí, Cataluña cerró 2017 con 153.335 millones de euros en depósitos bancarios y, desde entonces, han regresado unos 9.100 millones de euros, es decir, en torno a un tercio de los 31.400 millones que se fugaron solamente entre el tercer y el cuarto trimestre del año pasado.

Con motivo de la celebración del referéndum ilegal de independencia de Cataluña el 1 de octubre de 2017, la amenaza soberanista y posterior crisis institucional en la región, miles de empresas catalanas decidieron cambiar su sede social, entre las que se encontraban algunos bancos. CaixaBank y Sabadell, dos de los bancos con más presencia y con un fuerte arraigo en la región, trasladaron sus domicilios sociales a la Comunidad Valenciana, concretamente a Valencia y a Alicante, respectivamente.

Los depósitos en las Islas han aumentado en 2.336 millones, hasta contabilizar un total de 30.724 millones de euros. El volumen de fondos crece en todas las comunidades, salvo en Murcia (-5,41%) y Madrid (-2,05%) además de Cataluña.