Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias cuenta con más trabajadores que nunca con 60 empleos nuevos al día

El primer trimestre del año se cierra con una media de 805.000 cotizantes, cifra que no se alcanzó ni antes de la crisis l El paro se reduce al ritmo más lento del país

Canarias nunca antes había tenido tantas personas trabajando. Trabajando y cotizando a la Seguridad Social. Ni siquiera antes de 2008, cuando la economía mundial entró en depresión para no recuperarse hasta siete años después. El ritmo de creación de empleo se ha ralentizado en los últimos meses pero se sigue creando empleo. Una media de casi 60 personas se incorporan cada día a un puesto de trabajo o comienzan una actividad por cuenta propia como trabajadores autónomos. Ya hay 809.240 cotizantes en la Comunidad Autónoma, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo correspondientes al mes pasado. Son 3.044 afiliados más de los que había en diciembre de 2007, mes que terminó con una media de 806.196 cotizantes. Ese era el anterior récord, un máximo que coincidió en el tiempo con el estallido de la crisis y aquel primer capítulo de las hipotecas basura en Estados Unidos. En 2018 hubo meses en los que también se rompió la barrera de los 800.000, pero la media anual se quedó en 794.000 frente a los 799.000 de 2007 y los 805.347 de lo que va de año. Han tenido que transcurrir así más de once años para que las Islas no solo recuperen el número de ocupados de los años de bonanza y burbuja inmobiliaria, sino para que incluso lo superen. Con todo, la particular cruz de la moneda siguen siendo la calidad del empleo „por lo general menos estable y peor remunerado„ y el paro, que se reduce a cuentagotas por el sensible incremento de la población activa.

El mercado laboral despidió marzo con 209.235 parados en Canarias y un total de 3.255.084 en todo el país. Son 231 desempleados menos que en febrero en el caso del Archipiélago y 33.956 menos en el caso de España. Aunque tanto en las Islas como en el conjunto del Estado se ha producido una reducción, lo cierto es que en la Comunidad Autónoma el paro apenas baja un 0,11%, mientras que la media nacional es de un -1,03%. En otras palabras: el ritmo al que los canarios abandonan la cola del paro es sensiblemente más lento que el de la media de los españoles. Un hecho que corrobora también la evolución del desempleo en el último año. Hoy hay 167.467 parados menos en España que en marzo de 2018, un 4,89% menos. En Canarias son 4.533 menos, una bajada de un 2,12%, es decir, casi tres puntos inferior a la media nacional. Es más, dejando a un lado el caso de Baleares „única comunidad en la que ha subido el desempleo en el último año„, las Islas son la autonomía que más lentamente reduce su número de parados. Frente a esa disminución del 2,12%, las otras 15 regiones „Baleares al margen„ lograron bajar el desempleo en cifras entre el 8,69% de Castilla-La Mancha y el 3,51% de Valencia.

Y ¿por qué Canarias no consigue bajar el paro al mismo ritmo que los demás territorios del país? Fundamentalmente porque su población activa no deja de aumentar. Al contrario de lo que ocurre en otras regiones, el Archipiélago cuenta con un número de trabajadores y de personas que quieren trabajar muy superior incluso al de los años de bonanza. La población activa la integran en Canarias 1.141.600 personas, un 14,3% más que antes de la crisis. ¿Mucho o poco? Muchísimo.

Muchísimo si se tiene en cuenta que el incremento en el conjunto del país es casi irrelevante, de solo un 0,92%. En definitiva, es más fácil reducir el paro cuando las personas que buscan trabajo apenas se incrementan que cuando son cada vez más quienes trabajan y quieren trabajar.

En Canarias ya son 809.240 los trabajadores en alta laboral „805.347 de media en el trimestre„, trabajadores que cotizan a la Seguridad Social y contribuyen así al sostenimiento del sistema. Son 5.346 más que en febrero y 21.275 más que hace un año, de modo que cada día de los últimos doce meses una media de 58 personas han sido contratadas o han puesto en marcha una actividad por cuenta propia. El techo histórico. Nunca antes hubo tantas personas trabajando en las Islas, como nunca antes hubo una población activa tan numerosa, dos factores que explican por qué el paro se reduce tan lentamente. Hay que puntualizar, no obstante, que entre marzo de 2017 y marzo del año pasado se crearon 35.281 empleos, 14.000 más que entre ese mismo mes de 2018 y marzo de este año. Así pues, el ritmo de creación de nuevos trabajos se ha atemperado en los últimos meses, aunque sigue siendo alto. Especialmente en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que ha ganado 13.073 afiliados, 4.871 más que la provincia de Las Palmas (8.202).

El mes pasado se firmaron en el Archipiélago 65.915 contratos, 5.520 más que en febrero. De ese total, solo 7.888 fueron indefinidos, doce de cada cien (11,97%). Aunque el dato no es para echar cohetes, no es menos cierto que Canarias tiene un 12,2% de indefinidos en el último año, mientras que la media es de un 10,31%.

Compartir el artículo

stats