Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Miguel Quintanilla

"En el sistema emprendedor de hoy hay más dinero que buenos proyectos"

"Tenemos que sembrar unos cuantos años, porque el ecosistema no se crea de un día para otro", señala el CEO de Archipélago Next 

Miguel Quintanilla, en la sede de Archipélago Next.

Miguel Quintanilla, en la sede de Archipélago Next. YAIZA SOCORRO

¿Por qué no tiene Canarias casos notables de startups

Ecosistema, y cuando no lo hay, la gente se va fuera.

¿Existen buenos proyectos fuera en los que están integrados emprendedores canarios?

Y directamente emprendidos por canarios, también. Tuvieron que marcharse para poder continuar con sus proyectos.

¿Y no tienen las Islas nada que ofrecer para evitar esa diáspora?

De hecho ya tiene un atractivo fiscal importante. Además de talento, porque generamos un número suficiente de jóvenes formados en las universidades y en Formación Profesional. Pero para que la ventaja fiscal se ponga en valor, la startup tiene que tener un camino recorrido. Hablar de pagar solo un 5% de los beneficios a quien pierde 300.000 euros todos los años...

¿No tiene efecto entonces?

Claro que lo tiene. Empiezo a ver startups que han cerrado una ronda de medio millón con inversores y que se interesan por instalarse aquí. Lo que quiero decir es que quienes están empezando encuentran mecanismos públicos que los impulsan, pero que se agotan cuando están aún en una fase muy temprana. El camino hasta lograr la condición de invertibles deben recorrerlo solas y como no hay ese ecosistema, lo habitual es que no lo logren.

¿Qué les toca hacer entonces a ustedes?

Sembrar unos cuantos años, porque el ecosistema no se crea de un día para otro, y acompañar a la startups que se vayan creando; nosotros y las nuevas iniciativas que se vayan generando. Hay que sumar esfuerzos. Como fondo lo tenemos claro y cerramos acuerdos con otros actores de este ámbito en Canarias. O lo hacemos así, o los esfuerzos no tendrán el impacto necesario e ideal.

Archipélago Next nació con cinco socios hace menos de un año. ¿Cuántos son ya?

Doce. En un principio estábamos Grupo Hermanos Domínguez, Grupo Domingo Alonso, Grupo Satocan, Binter e Inetel (Inerza más Contactel). Hicimos una ampliación de capital y se han sumado Grupo Lopesan, Grupo Mur, Aguas de Firgas, Grupo Capisa, Perpetuo Socorro, Grupo Disa y Montesano. La idea es seguir creciendo, ver si somos capaces de llegar a 20 socios para ganar músculo y llegar a un compromiso de inversión total de 10 millones de euros, ahora estamos en seis millones para cinco años.

Lanzan un programa de aceleración cuando ya cerraron uno de inversión antes. ¿Por qué?

Cerramos esa inversión con las tres primeras empresas, una canaria y dos que no lo eran. En la fase final había ocho startups, tres de aquí, y nos costó mucho encontrarlas; de los 40 proyectos que recibimos, solo seis eran de las Islas y los que no lo eran tenían mucha calidad.

¿Hasta cuándo está abierto el plazo de recepción de proyectos?

En un principio era hasta el 19 de mayo, pero lo vamos a ampliar al último día de junio.

¿Qué requieren?

No pedimos un equipo de cinco personas ni tener ventas, por ejemplo. Si podemos elegir, preferimos que no sea una idea en un folio, sino que haya algo de trabajo ya detrás, que haya pasado por un hakaton, un prototipo... Además, que al menos uno de los socios fundadores tenga dedicación exclusiva al proyecto, porque una startup no sale dedicándole ratitos libres.

¿Cuántos van a seleccionar?

Lo ideal es seleccionar diez; como mínimo, ocho.

Van de la mano de una de las grandes aceleradoras españolas, Conector. ¿Por qué?

Nosotros sabemos de inversión, por lo que de aceleración teníamos que ponernos a aprender o aliarnos con quien sabe. Conector es la que mejor se ajusta a nuestras pretensiones. Tiene un porfolio de startups con valoraciones muy altas, prueba de que la metodología que aplican funciona. De ahí ha salido, por ejemplo, Glovo, que ya vale cientos de millones de euros. Algunos de sus socios son: Carlos Blanco, uno de los emprendedores más prestigiosos de España; Miguel Vicente, fundador de LetsBonus y Wallapop, Risto Mejide...

¿En qué consiste el programa?

Donde vimos el mayor valor es en su red de mentores. Cada startup elige cuatro de una base de datos de más de 280, todos exemprendedores de éxito, inversores, directivos de empresas multinacionales o grandes empresas en España. Los socios de Archipélago sumamos en ese aspecto, podemos orientar, dar nuestra visión sobre productos que por ejemplo tengan que ver con el turismo, con los viajes, con la sanidad..., por poner algunos ejemplos. De la mano de esos mentores, el objetivo perseguido es que entren con un prototipo y salgan con ventas, con un producto mucho más atractivo para el mercado. También que sepan cómo sentarse ante un fondo a negociar su valoración.

¿Hay competencia por hacerse con los proyectos?

Mucha. Hace cuatro años, las startups competían por conseguir capital; hoy, en el sistema emprendedor español hay más dinero que buenos proyectos. Nuestra arma es que al ser socios con actividad empresarial, podemos convertirnos en ese gran primer cliente necesario para arrancar.

Compartir el artículo

stats