Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negocio digital | Empresas emergentes

'Startups' isleñas para el verano

Los artículos relacionados con el buen tiempo triunfan en internet l Un flotador salvavidas, entre las ideas canarias que traspasan fronteras

Uno de los diseños de Locaplaya.

Uno de los diseños de Locaplaya. LP

Ideas novedosas vinculadas al verano y al negocio digital surgen en nuestro entorno, las startups se dan a conocer por redes sociales y la venta online y ofrecen productos que se convierten en tendencias provocando que todo el mundo quiera adquirirlos. Son ideas con acento canario, creadas en las Islas y muchas de ellas con un impacto que traspasa fronteras. Desde bolsos y bañadores, hasta gafas de sol y flotadores que salvan vidas, lo importante es tener una idea novedosa y lograr conectar con los clientes.

El comercio electrónico aumenta cada año y muchos emprendedores optan por este medio para lanzar sus proyectos. Entre las ventajas del llamado ecommerce destaca que proporciona un alcance global, con una apertura de 24 horas al día y que cuenta con menores costes para los negocios que están empezando. Algunas de estas marcas crecen de forma muy rápida y llegan a vender en un solo año más de 12.000 unidades. El impacto inicial es importante, pero todos los creadores de estas ideas reconocen que lo realmente complicado es mantenerse.

Canglasses / Gafas que transportan un cachito de Canarias

"Utilizo unas gafas para el coche, otras para la playa y otras para ir a trabajar", fue uno de los pensamientos que llevó a Alberto Sánchez a crear la marca Canglasses, una startup que nació con la idea de comercializar gafas de sol de calidad a un precio asequible. Los modelos se caracterizan por las patas de madera personalizables con la palabra o frase que escoja el comprador. Este joven de 36 años residente en Gran Canaria, es abogado y se dedica a representar marcas de moda en tiendas de la Isla, arrancó en solitario hace cuatro años con el proyecto que actualmente registra más de 12.000 ventas anuales.

Las gafas roca, el modelo mojo picón o los estilos alisios son algunos de los nombres que reciben los artículos inspirados en la geografía y cultura canaria. "Tengo la cara tipo océano" es una de las frases que Sánchez escucha entre sus clientes, que no solo pueden acudir a la venta online sino que además pueden desplazarse hasta los distintos puntos de venta en tiendas y aeropuertos de las Islas. "Un 70% de las ventas online las realizan europeos", asegura el fundador de Canglasses, quien destaca que "cada turista se lleva un cachito de Canarias en sus gafas". El verano es una época de repunte para la marca, que busca "dar visibilidad a las Islas, beneficiarse de lo que conlleva la marca Canarias y también aportar valor a la misma marca".

La fabricación de los productos se realiza fuera, pero la paquetería está diseñada integramente por un canario, "las fundas y las cajas vienen todas con un toquito de las siete islas, en algunas están las dunas de Maspalomas, en otras el Teide", aclara Sánchez.

Las Afortunadas / El paraíso plasmado en un bolso perfecto para regalo

En 2014 Isabel Torres, una canariona especialista en Marketing y Comunicación, echó en falta una marca que representara la belleza de Canarias y se lanzó de lleno a hacer realidad el proyecto Las Afortunadas, una startup que comercializa bolsos, neceseres y abanicos decorados con la flora y los paisajes más característicos de todas las Islas. Desde la playa de Las Canteras, pasando por Famara en Lanzarote y Caleta de Sebo en la Graciosa, ningún rincón con encanto se le escapa a Torres que comenzó su andadura con el boom de la impresión fotográfica y ha conseguido quedarse por la originalidad de sus diseños y la calidad de sus productos. Comenzó en internet pero logró llegar a distintos puntos de venta en todo el Archipiélago. En 2018 alcanzó a vender 1.600 unidades.

Su experiencia en el mundo del marketing le ha permitido conocer cuáles eran los pasos adecuados para triunfar, "es importante tener un plan de comunicación bien hecho además de buenos planes de producción y distribución", asegura Torres quien apunta que en estas cuestiones "la iniciativa y la creatividad siempre se premian". El interés por la marca de algunas modelos canarias le dieron un empujón a Las Afortunadas y las redes sociales son el medio por el que la fundadora muestra las novedades, "el crecimiento orgánico por redes sociales funcionó muy bien, una marca tan pequeña como esta no puede gastarse grandes cantidades en publicidad", explica.

Las Afortunadas fue pensada para venderse como un souvenir que a la misma vez fuera un objeto de moda realizado con materiales de calidad y mano de obra canaria, pero al llegar al mercado fueron los canarios los principales interesados por los productos. "El canario es el verdadero enamorado de la marca y lo utiliza mucho para hacer regalos", explica Torres, quien reconoce que "ha acabado siendo más un regalo que un souvenir". La venta en web ha provocado que mucha gente de fuera de las Islas se corte a la hora de realizar las compras por el añadido de la aduanas, pero según informa la fundadora "a los holandeses les encanta la marca" y muchos vienen y se llevan regalos para el extranjero, "es como llevarle un pedazito de paraíso a alguien".

OneUP / Un ?otador canario que salva vidas alrededor del mundo

El grancanario Saúl de León, un joven de 32 años que trabajaba como educador en un centro de menores, se sentó un día a visionar documentales de la Cruz Roja y descubrió que muchas de las personas que morían en el mar era por la falta de un sistema que permitiera mantener a la gente a flote de forma rápida y eficaz. Pensando en el asunto se le ocurrió una idea que está dando la vuelta al mundo, los flotadores OneUp. Un producto compacto y ligero del tamaño de una lata de refresco y cuya función es salvar vidas. Se despliega al contacto con el agua y aguanta hasta 150 kilos de peso. La idea surgió en 2015 y tras dos prototipos ya se puede adquirir a través de la página web de la marca.

Está pensado no solo para bañistas de la playa, sino para pescadores deportivos o para embarcaciones de cualquier tipo. Las instituciones de las Islas han mostrado mucho interés por la idea y ya están en marcha proyectos para incluir estos artilugios en zonas costeras para que los bañistas puedan recurrir a ellos en caso de emergencia, ya que el producto puede lanzarse a 30 metros de distancia.

La iniciativa ha traspasado fronteras llegando a tener distribuidores en Francia, China y Noruega. "Es una idea canaria que salvará vidas en todo el mundo", apunta Verónica Fuentes, uno de los miembros del equipo de comunicación de Oneup. El producto es 100% reciclable y se produce en España, aunque "la idea en un futuro es que se pueda traer toda la producción a Canarias", subraya Fuentes.

Otra de las novedades del proyecto es la manera en la que se está comercializando el producto, bajo la tecnología blockchain o cadena de bloques, una tecnología que dota de propiedad meramente digital a personas en el mundo online sin necesidad de ningún intermediario, descentralizando toda la gestión.

Locaplaya / Bañadores y pareos de diseño que conectan con la gente

Empezó haciendo pequeños bolsos y acabó elaborando colecciones completas de ropa, Laura Arteaga es una tinerfeña de 46 años que hace nueve decidió lanzarse a un proyecto que incluyera "su esencia". Locaplaya es el nombre de esta empresa que nació en internet y se difundió gracias a las redes sociales. Desde la plataforma online se pueden comprar bolsos, pareos, bisutería, camisas o sombreros, colecciones completas de verano e invierno. "Como canaria quería demostrar que tenemos muchas cosas que decir acerca del diseño y de lo que hay en nuestra tierra", explica la fundadora y diseñadora de las prendas que triunfan entre los canarios y sorprenden entre los extranjeros. "Me ha pasado de estar viendo el telediario y ver por detrás uno de mis bolsos", explica Arteaga.

"La gente encuentra algo en la marca que hace que se identifiquen con ella", destaca. El homenaje al sombrero graciosero es uno de sus productos con mayor éxito, la seña canaria siempre ha estado presente en los productos. "Los pedidos llegan hasta el fin del mundo, pero el problema de las aduanas complica mucho los envíos a países extranjeros", explica la fundadora de Locaplaya, que reconoce que muchos turistas "se paran a curiosear la marca en los eventos o ferias".

Tras nueve años de trabajo la empresa ha evolucionado, pero desde un primer momento permitió a su fundadora vivir de ella. Hoy la marca ha traspasado la moda y se ha convertido en un estilo de vida.Las Cholas Canarias / Un calzado cargado de papas con mojo y millo canario

"Nada más bajarme del avión me ponía las cholas", recuerda Jorge Pérez, uno de los creadores de la marca Las Cholas Canarias, que junto a su pareja Patricia Martín decidió hace dos años dejar su trabajo en la empresa Google y abandonar Madrid para dedicarse a comercializar un producto con un nombre "totalmente canario".

"Me parecía increíble que no existieran unas cholas con este nombre, los isleños compraban calzado con nombre brasileño y no había unas verdaderas cholas canarias", destaca Pérez quien reconoce ser un enamorado del producto. Los diseños van desde un dibujo de unas papas con mojo o millo hasta un decorado a base de hibiscus o de las clásicas tuneras, y los realiza Martín, una arquitecta canaria. Su andadura comenzó online y actualmente es el medio por el que distribuyen sus cholas, pero también se han posicionado en algunos establecimientos locales de productos de las Islas y en aeropuertos.

Pérez reconoce que la marca fue creada "pensando en los extranjeros" pero estas han calado más en el público local y nacional. "Los pedidos llegan a todas partes de España, además hay tiendas en distintos puntos de la Península que cuentan con nuestro producto", destaca el fundador. Anualmente venden 10.000 pares y ambos reconocen la dificultad de mantenerse en un contexto en el que "muchos comercios acaban cerrando".

Omnirooms /Una idea que rompe barreras en hoteles internacionales

Pedro Hernández de 50 años, un profesional del marketing online, decidió lanzarse a un nuevo proyecto tras percatarse de la dificultad que suponía reservar una habitación para personas con movilidad reducida. "Los usuarios en silla de ruedas vivían como vivíamos el resto del mundo antes de que apareciera Internet", explica el fundador de Omnirooms, un portal de turismo accesible en el que los clientes pueden ver las habitaciones accesibles de los hoteles y reservarlas. Una idea que nace en Canarias con la intención de a ayudar a los 37 millones de europeos que están en silla de ruedas, personas que según datos de la Unión Europea realizan un total de 170 millones de pernoctaciones al año en hoteles y que hasta ahora no contaban con ninguna empresa que les permitiera reservar a través de la web.

El fundador es de Salamanca, pero lleva diez años en Gran Canaria. "Yo soy más canario que los nacidos en Gran Canaria porque yo elegí vivir aquí", apunta Hernández quien asegura que los inicios fueron complicados porque el boom turístico provocaba que los hoteles utilizaran las habitaciones accesibles para liberar el overbooking. "En los dos últimos años el turismo ya no llena los hoteles y hemos notado que más empresas se apuntan al proyecto", afirma.

Hasta ahora la iniciativa ofrecía servicio en Europa, casi todos los hoteles que ofertaban estaban centrados en el territorio español, en Canarias y Levante. Pero la idea ha traspasado fronteras y las reservas llegan "desde todo el mundo". Los contactos con un inversor americano en los últimos días provocarán la apertura allí de una filial en el futuro.

Compartir el artículo

stats