Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quiebra de Thomas Cook | Lanzarote

"Me da mucha pena, se perderán empleos en mi país"

"No comment", responde el turoperador a los afectados de un vuelo a Manchester

Un contratado de la embajada británica atiende a un grupo de turistas en el aeropuerto de Lanzarote. lp/dlp

El silencio casi se puede sentir en el aeropuerto César Manrique Lanzarote. A pesar de que varios cientos de británicos esperan pacientemente delante de los mostradores de embarque con destino a los aeropuertos de Glasgow y Manchester pocos son los que tienen ganas de conversar. "Me da mucha pena, se van a perder muchos empleos en mi país, se lamenta Simon Beech que espera junto a su familia regresar a su casa después de una semana de vacaciones en la isla.

Thomas Cook conectaba a través de 17 vuelos semanales el aeropuerto César Manrique-Lanzarote con los aeródromos de Birmingham, Bristol, East Midlands, Glasgow, London Gatwick, Manchester y Newcastle. Un número de conexiones que para la temporada de invierno, que debía comenzar el 1 de noviembre, llegaría hasta las 22 semanales.

"La isla se verá afectada gravemente", destaca la presidenta de la Asociación de Empresarios de Hoteles y Apartamentos de Lanzarote, Susana Pérez, que confía en que se pueda recuperar el enorme hueco que deja esta compañía en el mercado lanzaroteño. No en vano, Thomas Cook es el tercer turoperador en importancia en Lanzarote.

La repatriación de los británicos que están de vacaciones en Lanzarote, se estima que más de 4.000, comenzaba en la tarde de ayer y se prolongará previsiblemente el 6 de octubre, fecha en la que en teoría concluirían sus vacaciones en la isla.

Los primeros cinco vuelos con destino a Londres, Glasgow, Manchester y Birmingham partieron ayer desde Lanzarote. "Nadie del turoperador me informó de las cancelaciones sino que fue el hotel", aseguraba Amarjeet Singh, mientras esperaba en la cola con destino a Manchester. Eso sí, a este británico no le hubiese importado prolongar sus días de asueto. "Me hubiese gustado seguir de vacaciones y tener que decirle a mi jefe que no podía regresar", indicaba con una sonrisa.

Dispositivo especial

Para facilitar la repatriación de los turistas que están en Lanzarote la embajada de Londres en España ha contratado a más de una quincena de personas para facilitar el embarque de sus conciudadanos en el aeropuerto. A los vuelos de ayer se sumará otro hoy martes, ocho el jueves y al menos siete el próximo domingo. Unas salidas que coinciden con las que estaban programadas antes del cierre.

"Se les va a respetar las vacaciones", aseguraba un representante de Thomas Cook, aunque sin querer citar su nombre al alegar que toda la operación se está realizando desde la central de la compañía. "No coment", era la palabra que más repetían tanto los representantes del turoperador como de la embajada.

Yuriel Torres, un cubano afincado en Lanzarote, tenía previsto viajar anoche hasta Londres a través de un vuelo de Air Europa. "Tengo previsto visitar a mi hermano que hace diez años que no lo veía", indicaba Yuriel que todavía desconoce como va a regresar el próximo lunes a la isla. "Como nadie me informó de la cancelación me vine al aeropuerto y he logrado que me reubiquen en otro avión. Dentro de lo malo voy a salir aunque con más de cuatro horas de retraso", señalaba.

La quiebra de Thomas Cook hará que solo esta semana se pierdan más de 7.000 estancias, aunque los efectos negativos dependerá de la dependencia de cada establecimiento con este turoperador. Un cierre que arrastrará también a agencias de viaje, guía y empresas de ocio. Los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo también verán reducir el número de visitantes a sus instalaciones, fundamentalmente a las Montañas del Fuego y Jameos del Agua.

Compartir el artículo

stats