Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quiebra del tercer operador turístico | Entrevista a Manuel Butler

"El sector turístico entra en una era radicalmente distinta"

"Lo que va a marcar la agenda del turismo en los próximos diez años, como mínimo, va a ser la sostenibilidad", afirma el Director ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo

Manuel Butler, director de la OMT, grabado por un teléfono móvil ayer en la Cámara de Comercio de Gran Canaria. efe/angel medina

La Organización Mundial del Turismo

Nosotros confiamos absolutamente en las autoridades de los Estados miembros que conforman la Organización Mundial del Turismo y no opinamos sobre las actuaciones que llevan a cabo. Estamos convencidos de que en el caso de España, que es un país líder en el sector, y por supuesto en el de Canarias, estas acciones serán acertadas y correctas.

¿Por qué ha quebrado este turoperador histórico?

Nosotros enmarcamos lo ocurrido con Thomas Cook dentro del cambio que está experimentando el turismo a nivel mundial, pues se encuentra en plena redefinición. La cadena de valor que teníamos se ha roto desde hace tiempo y el sector está en un proceso de cambio, entrando en una era radicalmente distinta.

¿En qué consistirá esta etapa tan diferente?

En estos momentos no me atrevo a definirla, pero sí sé que lo que va a marcar la agenda del turismo en los próximos diez años, como mínimo, va a ser la sostenibilidad. Estoy convencido de ello porque ya somos conscientes de que los recursos naturales no son ilimitados. El segundo eje será la digitalización. Existe una segunda ola de cambio en este ámbito protagonizada por la inteligencia artificial, que lleva aparejada en paralelo el desarrollo del 5G o el Internet de las cosas. Éstos son los vectores que van a conformar la agenda y el nuevo ecosistema turístico.

En lo referente a la sostenibilidad, ¿considera a la Islas como un modelo a seguir?

Las Islas cuentan con unos elementos muy sólidos que la convierten en uno de los destinos turísticos más privilegiados del mundo y estoy convencido de que seguirá siéndolo así durante muchos años. Sin embargo, en materia de sostenibilidad creo que no podemos poner como ejemplo mundial al conjunto del destino Canarias. De todas formas, hay que elogiar el mantenimiento de los espacios protegidos y el esfuerzo que están realizando tanto las administraciones como el sector privado. Tenemos por ejemplo a El Hierro, que intenta ser un referente como isla sostenible desde el punto de vista energético. Pero se trata de un proceso en el que estamos avanzando todos en conjunto. Elementos muy importantes como la eliminación de plásticos o los progresos en la economía circular, de aprovechamiento de residuos, son aspectos en los que se está empezando. Habrá destinos algo más avanzados que otros, pero todos están montados en la ola de sostenibilidad, que está empezando a visualizarse ahora.

"La vergüenza de volar", el movimiento social que apuesta por no utilizar el avión como medio de transporte vacacional por su alto nivel contaminante, ¿podría llegar a convertirse en una amenaza para un destino archipielágico como Canarias?

Evidentemente, hay que ir monitorizando esta corriente, pero no creo que tenga efectos a corto plazo por una sencilla razón: que en e l caso de Canarias, la conectividad o es aérea o no hay conectividad. Este movimiento en contra de volar, que se está dando en países como Suecia, Alemania o Francia, se aplica donde hay otros medios de transporte alternativos, sobre todo en el caso de la redes de trenes de alta velocidad.

Precisamente, al ser la conectividad aérea decisiva para las Islas, ¿cómo debe reaccionar ante la quiebra de Thomas Cook o el cierre de la bases de Ryanair

Evidentemente, a muy corto plazo es un problema, pero estoy convencido de que las autoridades turísticas tanto nacionales como regionales van a afrontarlo. En los últimos años, ha habido quiebras muy significativas, como en el caso de Monarch, Air Berlin o Germania. Los valores de Canarias garantizan su tranquilidad como destino a largo plazo, pero hay que tomar decisiones para solucionar estos problemas porque se acerca la temporada de invierno, que es muy importante para las Islas.

¿Sería la promoción una de las estrategias a seguir? ¿O ya no es necesario en estos tiempos globalizados protagonizados por las redes sociales y el boca a boca?

Abandonar la promoción sería un grave error, lo que pasa es que ahora hay que hacer una promoción mucho más hipersegmentada, teniendo claro cuál es el público objetivo que queremos atraer y cuál es el posicionamiento del destino. No tenemos que promocionar urbi et orbe, sino con una finalidad muy clara, que sea perfectamente medible. Todo esto es posible gracias a la cantidad de datos que es posible manejar y analizar. Contamos con el big data y el smart data e, incluso, hemos dado un paso más allá porque en la Organización Mundial del Turismo estamos analizando la sostenibilidad en mercados internacionales, calculando la huella de CO2 que deja el visitante, con el objetivo de consolidar una política turística razonable.

Manejar una ingente cantidad de datos permite elegir al visitante que queremos atraer. ¿Cómo es su perfil?

Hablar de un solo turista es complejo, pero si hacemos una abstracción, la tendencia siempre la marca, en todos lo sectores, el grupo de población más joven. Los millennials ya se han incorporado al mercado de trabajo y ellos otorgan más peso a las propias experiencias y a la posibilidad de disfrutarlas y de transmitirlas. Dentro de la hipersegmentación, otro valor fundamental es lograr que esta experiencia sea lo más personalizada posible.

Compartir el artículo

stats