Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las exportaciones cierran el mejor trienio de la historia pese a caer en 2019

Canarias factura el último año un 8,2% menos por los envíos de mercancías al exterior

Las exportaciones cierran el mejor trienio de la historia pese a caer en 2019

Las exportaciones de Canarias cayeron un 8,2% en 2019. Y, sin embargo, la actividad no tuvo un año tan malo como pudiera parecer a primera vista. Más bien al contrario. A pesar de esa sensible contracción, la facturación de las empresas del Archipiélago por los envíos de productos y mercancías al exterior se elevó en 2019 a la segunda mayor cuantía de la historia. No en vano, el importe de las exportaciones de la Comunidad Autónoma tocó su techo histórico un año antes, en 2018, y ya había hecho lo propio también en 2017. Así pues, el tejido empresarial de la región no ha sido capaz de batir su récord de ventas fuera de las fronteras nacionales por tercer año consecutivo, pero sí se mantiene en cifras positivas y, de hecho, ha cerrado el mejor trienio de la historia.

En 2017, el primer ejercicio de este trienio virtuoso del negocio exportador, las firmas de las Islas facturaron por llevar sus productos a terceros países un total de 2.663 millones de euros. El volumen de ventas en el extranjero crecía así un 29% en relación con las cifras de 2016 y se superaban los 2.619 millones de 2013, que hasta entonces marcaban el récord de facturación de la actividad en las Islas. El ejercicio resultó así extraordinario para las exportaciones de Canarias y, en consecuencia, también para la internacionalización de la economía regional. Pero 2018 acabaría siendo más extraordinario si cabe.

Ese año, 2018, las 7.230 empresas del Archipiélago que colocaron mercancías fuera de España facturaron más de 2.900 millones de euros, exactamente 2.907. La cifra de negocio de la actividad exportadora batía así su segundo récord consecutivo y rozaba por primera vez en la historia los 3.000 millones. Para hacerse una idea de la magnitud de esta suma basta con apuntar que en 2006, el último año del período de bonanza antes del estallido de la crisis en octubre de 2007, Canarias apenas exportó por un valor de 1.275 millones. Es decir, que la Comunidad Autónoma se mueve en cantidades que duplican la de aquel último ejercicio de burbuja inmobiliaria y crédito bancario a espuertas. Y también lo hizo el año pasado a pesar de que no pudo anotarse un nuevo máximo histórico.

Primeros datos oficiales

Tanto el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que dirige Reyes Maroto, como ICEX España, el ente público dependiente del Ministerio que se encarga de promover la internacionalización de las empresas españolas, acaban de publicar el primer balance de las exportaciones durante 2019. Estos primeros datos oficiales -aún provisionales, si bien las posibles variaciones en ningún caso alterarían los números de forma considerable- cifran la facturación por exportaciones de las empresas canarias a lo largo del año pasado en 2.668 millones de euros. Son 239 millones menos que en 2018, ese 8,2% menos, pero cinco más que en 2017. O lo que es lo mismo: la segunda cuantía más alta de la historia. Con todo, lo más relevante es que el último trienio (2017-2019) ha sido testigo de un importante impulso de los envíos de productos made in Canarias al exterior.

Es la primera vez que el tejido empresarial isleño encadena tres años consecutivos exportando por más de 2.500 millones de euros en cada ejercicio, para un total de 8.238 millones. El máximo estaba en los 7.645 millones de euros del período 2011-2013. El frenazo de 2019, que en realidad no lo es tanto, se debe a distintos factores (el brexit, la ralentización de Alemania e incluso la política de mano dura de Donald Trump con Cuba, que ha segado la floreciente relación comercial entre Canarias y la isla caribeña), pero todos pueden resumirse en el enfriamiento económico global que atraviesa Europa, que es el principal destino de las exportaciones del Archipiélago.

Hay que puntualizar, no obstante, que la menor facturación del negocio exportador en 2019 no tiene correspondencia con la evolución del número de empresas que venden en el exterior. Hasta 7.575 empresas isleñas exportaron a lo largo del año pasado, récord histórico; y hasta 1.084, también récord histórico, son exportadoras regulares, esto es, que llevan vendiendo sus productos fuera de las fronteras nacionales durante al menos cuatro ejercicios consecutivos. Además, hasta 635, un tercer récord histórico, facturaron al menos 50.000 euros.

Aunque aún no hay datos en detalle, lo que más vendió Canarias al exterior en 2019 fueron productos tecnológicos e industriales (2.248 millones de euros) y agroalimentarios (213,6 millones). Los bienes de consumo dejaron casi 170 millones y las bebidas, otros 36,8.

Compartir el artículo

stats