Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TUI permite cancelar el viaje sin coste para frenar la caída de las reservas

El turoperador trae a 900.000 alemanes al año - Las agencias de viajes ven positiva la medida

Imagen de archivo de turistas paseando por la orilla de Playa del Inglés, en San Bartolomé de Tirajana. LP / DLP

El sector turístico no deja de sufrir sobresaltos. Cuando apenas han transcurrido unos meses desde que Ryanair anunciara el cierre de sus bases en Canarias y aún menos desde que se produjera la bancarrota de Thomas Cook, es ahora el coronavirus el que tiene en vilo al motor de la economía regional. El ritmo de reservas ha caído a la mitad a consecuencia del Covid-19 y las grandes empresas del sector comienzan a tomar medidas paliativas aun cuando impliquen sacrificar parte de sus ingresos. Este es el caso de TUI, el gigante de la turoperación mundial, que ha decidido suspender el cobro de los gastos por cancelación de viaje para intentar frenar la reducción de las reservas. La medida, que a primera vista puede parecer un contrasentido precisamente porque facilita la cancelación de los vuelos en un momento en el que los potenciales turistas se lo piensan dos veces antes de viajar, ha sido bien recibida por las agencias de viajes. No en vano, la idea de fondo es que esa persona o esa familia que tienen la intención de disfrutar de sus vacaciones en Canarias puedan hacer su reserva con la tranquilidad de saber que no les costará ni un euro cancelarla si la crisis por el coronavirus pasa a mayores. Se trata, en definitiva, de dar tranquilidad para que las reservas sigan su curso normal.

TUI está estos días enviando cartas a las agencias de viajes con que trabaja para explicarles los pormenores de la nueva política de cancelación de reservas. "El coronavirus nos mantiene a todos en suspenso; todos los días reportamos nuevos casos en Europa y en todo el mundo, y nos encontramos con clientes que ya no están seguros de realizar su viaje de vacaciones". Este es el encabezado de la misiva que el turoperador alemán está remitiendo desde sus oficinas en Hannover, y donde detalla los pormenores de la nueva política. Todas las reservas que sus clientes germanos hagan hasta el 18 de abril para viajes con salida entre el pasado día 29 y el próximo 31 de octubre podrán cancelarse gratuitamente antes del 30 de abril. "El objetivo es dar flexibilidad a los clientes", explicó ayer el vicepresidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Rafael Gallego, que hizo hincapié en que las cancelaciones que se están produciendo obedecen más a la "alarma" que se ha creado a raíz del brote de coronavirus en China que a la realidad de los destinos. Máxime en el caso del Archipiélago, cuya solvencia como lugar seguro de vacaciones está fuera de toda duda. En definitiva, son cancelaciones que en general tienen que ver con el contexto internacional.

La estrategia de TUI la han seguido otros turoperadores importantes, como, por ejemplo, el también alemán Schauinsland Reisen, si bien para Canarias es especialmente importante que le vaya bien al gigante. No en vano, TUI -a la que la quiebra de Thomas Cook dejó como líder indiscutible del negocio internacional de la turoperación- trae cada año a las Islas a cerca de 900.000 turistas alemanes, que es quienes de momento se beneficiarán de la cancelación gratuita de las reservas. Fueron exactamente 880.673 visitantes germanos los que llegaron al Archipiélago a través de las empresas del Grupo TUI en 2018, último año del que hay datos oficiales definitivos. En total son alrededor de 2,7 millones de turistas los que vienen cada año a Canarias en los aviones de la multinacional. Del éxito de la nueva estrategia depende que la región no vea reducirse esas cifras.

El vicepresidente de la CEAV precisó que otras firmas se están sumando a esta política de flexibilización de las reservas y cancelaciones, entre ellas grandes cadenas hoteleras. La esperanza en el sector es que los miedos por el coronavirus se disipen en las próximas semanas, que todo vuelva a la normalidad y que los clientes finalmente no hagan uso de la cancelación gratuita, sino que disfruten de sus vacaciones.

Compartir el artículo

stats