Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus La cumbre de líderes de la UE sin una fórmula contra la crisis

División en Europa: el Sur pide 'coronabonos', el Norte cierra el paso

Sánchez, Macron y otros siete líderes urgen por carta una acción conjunta de la UE, con Alemania y Holanda apuntadas al bloqueo

Los gobiernos de la UE llegan hoy divididos a una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en la que los países del Sur intentarán persuadir a Alemania y a sus aliados del Norte acerca de la urgencia de que Europa emprenda acciones conjuntas y comparta riesgos para hacer frente a la crisis sociosanitaria y económica desencadenada por la pandemia del coronavirus. Los gobernantes de España, Francia, Italia y otros seis estados movieron pieza ayer remitiendo una carta al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en defensa de la emisión de los llamados coronabonos.coronabonos

Los presidentes de nueve de los 17 países que integran el euro -Bélgica, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Eslovenia y España- firman la misiva en la que reclaman "un instrumento de deuda común emitida por una institución europea para obtener fondos en el mercado sobre la misma base y en beneficio de todos los estados miembros".

Desde hace días esos países vienen reclamando una fórmula que les permita hacer frente a las gravísimas consecuencias económicas de la crisis desatada por el Covid-19. Sin embargo, hasta ahora los países del norte de Europa, encabezados por Alemania y Holanda, se han mostrado muy reticentes a compartir deudas y fórmulas que obliguen por igual al resto de los socios. No firman esa carta Austria, Chipre, Eslovaquia, Estonia, Finlandia y Malta, además de Alemania y Holanda.

El lunes, en la reunión del Ecofin, el consejo que reúne a los ministros de Finanzas de la UE, hubo acuerdo unánime para suspender el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, propuesto por la Comisión Europea, que obliga a los estados a que su deuda esté por debajo del 60% y el déficit del tres por ciento.

Pero el martes en la reunión del Eurogrupo, integrada por los 17 que tienen la moneda común, no se alcanzó una solución sobre la petición de España, Italia y Francia, apoyada ahora por otros seis países más, para que se busquen fórmulas que sirvan de "contundente respuesta" para los mercados financieros, en expresión de la ministra española de Economía, Nadia Calviño. Matizó que España no tiene problemas de financiación en este momento.

Históricamente Alemania se ha negado de forma sistemática a compartir soluciones que puedan obligarla a respaldar las deudas de terceros países, aunque estén integrados en el euro. El ministro alemán recordó en el Eurogrupo que esas "soluciones ya fueron descartadas en el pasado". Y Holanda pidió que se rebusque en los presupuestos comunitarios para encontrar partidas que ayuden a superar la crisis.

No obstante, los países del sur volverán a insistir hoy durante una reunión en la que participarán, vía telemática, todos los presidentes de la UE. Tanto Emmanuel Macron, como Pedro Sánchez y Giuseppe Conte, creen que cualquier solución que implique a todos los miembros del euro apaciguará los parqués, muy castigados las últimas semanas, y servirá para afrontar con más garantías el día siguiente de la pandemia.

También piden "explorar otras herramientas como una financiación específica para el gasto relacionado con el coronavirus en los presupuestos de la UE, al menos para los años 2020 y 2021". Esta es una petición que, con más probabilidad, puede salir adelante.

Se da la circunstancia, además, de que en Alemania y en Holanda se ha producido un menor número de muertes y contagios hasta ahora. Sin embargo, en los países limítrofes como Bélgica crecen las protestas de las autoridades ante la política sanitaria laxa que han adoptado estos países hasta ahora.

Alemania ha propuesto, finalmente, mantener a la población en sus domicilios solo desde principios de esta semana y en Holanda aún siguen abiertos muchos negocios. La permeabilidad de la frontera de los Países Bajos con el norte de Bélgica, donde hay un confinamiento parecido al de Francia, ha dado lugar a un trasvase demográfi- co que los responsables sanitarios consideran totalmente inadecuado.

Por ahora los países están desplegando medidas económicas de manera individual, lo que limita la capacidad de respuesta de los países con más deuda y desequilibrios presupuestarios (Italia y España, entre ellos). Alemania, con gran margen fiscal, dio luz verde ayer a un programa de rescate con un volumen total de unos 750.000 millones de euros, en su mayoría en apoyo financiero a las empresas.

En tanto esperan a la decisión de los líderes europeos, ayer las bolsas vivieron una jornada muy volátil, aunque finalmente cerraron con subidas. Londres ganó un 4,45 %; París, un 4,47 %; Milán, un 1,74 %; y Madrid, un 3,35 %. Fráncfort subió un 1,79 %.

Compartir el artículo

stats