Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS Los Gobiernos buscan medidas para salvar el empleo

Díaz ampliará los ERTE por fuerza mayor pero no concreta durante cuánto tiempo

El crecimiento exponencial del gasto público impide que la ministra pueda garantizar la medida hasta final de año, como piden patronal y sindicatos

Ángel Víctor Torres se dirige, ayer, a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante la reunión por videoconferencia.

Ángel Víctor Torres se dirige, ayer, a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante la reunión por videoconferencia. EFE

El Gobierno central prolongará los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor. Pero no hay garantías de que la medida pueda mantenerse hasta final de año. El gasto del Estado se ha incrementado de forma exponencial para combatir la crisis sanitaria y paliar sus consecuencias sociales y económicas, lo que disparará la deuda y el déficit públicos hasta su máximo histórico. En estas circunstancias, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, transmitió ayer al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, lo que ya había manifestado en los últimos días, es decir, que la fórmula del ERTE por fuerza mayor seguirá vigente más allá del estado de alarma pero sin poder concretar en qué actividades y durante cuánto tiempo.

Díaz, que forma parte de la cuota de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros, ya dijo el pasado viernes que este tipo de ERTE se va a mantener "sin lugar a dudas", lo que supuso un respiro para decenas de miles de empresas y de trabajadores, más si cabe en el caso de Canarias. El ERTE por fuerza mayor es una medida ad hoc para el estado de alarma que permite a los negocios suspender los contratos de sus empleados sin tener que pagar la aportación empresarial, incluidos la cotización por desempleo, el Fondo de Garantía Salarial y la Formación Profesional. Así que ha sido fundamental para evitar despidos masivos, especialmente en el sector de la hostelería, donde los negocios han estado cerrados a cal y canto. Y debe seguir siendo fundamental para salvar multitud de empleos en el turismo, que con independencia de cuánto más se prolongue el estado de alarma, no puede reabrir si no hay turistas.

Lo anterior explica por qué la patronal y los sindicatos de las Islas vienen insistiendo en que es vital que los ERTE por fuerza mayor se prorroguen al menos en el Archipiélago, al menos en las empresas turísticas y al menos hasta final de año. Hasta que puedan volver los franceses, neerlandeses, italianos, rusos y, sobre todo, alemanes y británicos, los hoteles, apartamentos, viviendas vacacionales y demás negocios del sector no podrán reincorporar a todos sus trabajadores. Y los turistas extranjeros no regresarán como muy pronto hasta octubre o noviembre, de ahí que sea fundamental que estos ERTE se prorroguen hasta el 31 de diciembre. De ello dependen la friolera de 150.000 puestos de trabajo. Sin embargo, la delicada situación de las arcas públicas estatales impide que Díaz pueda garantizar la medida hasta final de año e incluso concretar qué negocios -más allá del alojamiento y previsiblemente la restauración- podrán seguir aplicando esta excepción normativa. En cualquier caso, tanto los agentes sociales como incluso el Ejecutivo regional dan ya por descontado que en sectores como la industria, que también ha pedido la prolongación de estos ERTE, la medida no continuará aplicándose.

"Sigue sin concretarse nada; nos consta que se está negociando, pero ni la ministra ha concretado ni parece que se vaya a definir en el Consejo de Ministros de mañana", explicó el secretario general de la división tinerfeña de la CEOE, Eduardo Bezares, al término de la reunión con Díaz, a la que al margen de Torres y sus consejeros asistieron también los representantes de los empresarios y de los sindicatos. Desde la otra patronal provincial, la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), su también secretario general, José Cristóbal García, tuvo buenas palabras hacia la unidad con que el Gobierno y los agentes sociales transmitieron a la ministra lo importante que es para el Archipiélago la prolongación de los ERTE. "El objetivo era hacerle ver que los efectos de la crisis en Canarias van a ser mucho mayores que en el resto del país; pero ahora necesitamos que esto se concrete", ahondó García.

De momento, Torres opta por ver el vaso medio lleno y puso énfasis en el compromiso de prorrogar estos expedientes, que "permitirán dar respuesta al gran impacto que la emergencia sanitaria está teniendo en la economía canaria". Además, el presidente canario consiguió que Díaz también se comprometiera a discutir en la Mesa nacional de Concertación Social que en la prolongación de los ERTE haya especificidades en favor de los sectores y las comunidades autónomas más castigadas, lo que sería un primer paso para prorrogarlos hasta el 31 de diciembre al menos en el turismo.

Compartir el artículo

stats