20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid rechaza los plátanos que las Islas ofrecieron a los niños sin recursos

Telepizza y Rodilla rechazan la donación por problemas logísticos

Imagen de archivo de un trabajador en plena faena en una finca de plataneras.

Imagen de archivo de un trabajador en plena faena en una finca de plataneras. EFE

Los menús escolares subvencionados por la Comunidad de Madrid para niños pertenecientes a familias vulnerables se han quedado sin plátano de Canarias. La negativa de Telepizza y Rodilla, las dos empresa de comida rápida encargadas del grueso de los mismos, a recoger el fruto en Mercamadrid, el mercado de distribución ubicado en Vallecas y punto desde el que opera en la capital de España la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan), ha dejado sin este fruto a más de 11.000 niños.

Una vez que el Gobierno central decretó a mitad de marzo el estado de alerta sanitaria para tratar de frenar el avance del coronavirus, Asprocan lanzó una propuesta de colaboración a todas las comunidades autónomas para surtir de plátano de las Islas a los colectivos con más necesidades. Hasta ahora, la asociación de productores ya ha repartido por todo el país en torno a un millón y medio de kilos de plátanos, cifra que se alcanza al sumar las donaciones de todos los programas de colaboración activos que también incluye, por ejemplo, a sanitarios o residencias de ancianos.

En total, más de 500.000 personas se han beneficiado de estas iniciativas, pero no los niños a los que van dirigidos los menús escolares de Madrid. Las dos empresas de comida rápida declinaron, por cuestiones de logística, incluir tres veces por semana los plátanos canarios, tal y como adelantó El País.

El 18 de marzo, apenas tres días después de que entrase en vigor la alarma sanitaria por la crisis del coronavirus, Asprocan lanzó su propuesta y recibió, ese mismo día, respuesta del Gobierno madrileño. Es la propia Comunidad, según relata Sergio Cáceres, quien actúa de intermediario entre la asociación y Telepizza y Rodilla. Con los primeros, los plataneros no llegaron a entablar contacto directo, pero sí con los segundos. Para Telepizza, según hizo saber el gobierno madrileño a Asprocan, la propuesta era inviable por la imposibilidad de ir a recoger el producto. Rodilla, pese a iniciar el contacto con los productores canarios, llegó a la misma conclusión. Cáceres señala que en la negociación se llegó a barajar la posibilidad de compartir el sobrecoste que suponía el traslado de los plátanos desde Mercamadrid, pero finalmente no hubo acuerdo. El gerente de Asprocan recalca, a su vez, que la asociación tampoco tiene capacidad para distribuir su producto tienda a tienda.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, salió ayer al paso de la polémica suscitada mediante un tuit en el que expresó su agradecimiento a los plataneros canarios. "Agradecimos el ofrecimiento de Plátano de Canarias y nunca lo rechazamos: las empresas que nos ayudan a repartir la comida no pudieron recoger los plátanos en Mercamadrid", apuntó. Díaz Ayuso aseguró, a su vez, que "las comidas que reparten las empresas también llevan fruta".

Ayer, tras conocerse la información,Viena Capellanes, la tercera empresa adjudicataria de los menús para los niños en situación de vulnerabilidad, se puso en contacto con Asprocan para asumir, ella sí, la donación.

Viena Capellanes aseguró que por parte de la Comunidad de Madrid nunca se le informó de hacerse con los plátanos gratis.

La Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias tiene activos programas relacionados con la alimentación escolar en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias, País Vasco y Comunidad Valenciana. Cáceres indica que a través de los acuerdos alcanzados con Ausolan y Serunion, dos empresas de restauración colectiva, llegan también a hospitales o residencias.

Compartir el artículo

stats