Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirusUn modelo que llega para quedarse

Mauro Guillén: "La tendencia a trabajar desde casa puede crear desigualdad; hay que vigilar ese problema"

José Manuel Campa: "Hay que hacer políticas públicas para que del teletrabajo se puedan beneficiar todos"

"Hay que hacer una labor fundamental de políticas públicas para que la transformación hacia el teletrabajo sea en beneficio del conjunto de la sociedad, y para que aquellos que quieran hacerlo y no puedan, puedan hacerlo". José Manuel Campa lanza una advertencia respecto al teletrabajo, una rutina que se ha impuesto durante el confinamiento por la crisis sanitaria y que ha llegado para quedarse, a juicio de Campa y de Mauro Guillén. Aunque con limitaciones y peligros.

"La estimación es que aproximadamente una de cada tres personas que trabajan pueden hacerlo desde su hogar. Dos terceras partes tienen que ir a sus puestos de trabajo, hay un límite muy claro", aclara Guillén. Es decir, el teletrabajo puede alcanzar, como mucho y salvo que cambie el modelo económico actual, a un tercio de los trabajadores. En Europa, "entre el 10 y 20% de las personas que pueden hacer teletrabajo lo estaban haciendo antes de la crisis", explica Guillén. Más datos: "Como mucho un 6% de la población estaba haciendo teletrabajo al menos parcialmente, uno o dos días a la semana". Este economista cree que este modo de empleo "es eficiente, porque no hay traslados, reducimos consumo de energía y contribuimos a mejorar calidad del aire; pero, por el lado de la eficacia, hay resultados ambiguos de los estudios". Así, "algunos dicen que los empleados están motivados y tienen gran productividad, y otros, al contrario, señalan que el teletrabajo genera a los empleados gran estrés, difícil coordinación, cansancio, desmotivación?"

Además, Guillén apunta al mismo problema señalado por Campa: "Esta tendencia al teletrabajo puede generar desigualdad en acceso a tecnologías de la información, a la banda ancha...". Y puso un ejemplo clarificador: "En un país como EEUU hay un debate sobre su efecto en las minorías: en el caso de los afroamericanos, solo entre el 5 y el 8% pueden hacer teletrabajo. Hay que vigilar muy de cerca un posible repunte en la desigualdad económica".

Compartir el artículo

stats