Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Invalidado el laudo que dio vía libre al "peor convenio de la historia de Endesa"

CCOO se felicita por la victoria en la primera batalla contra el marco laboral de la compañía

Vista de la central de Endesa en Jinámar. LP/DLP

Primera victoria de Comisiones Obreras (CCOO) en la guerra judicial contra el nuevo convenio colectivo de Endesa. La compañía eléctrica accedió este miércoles a suscribir un acta de conciliación en virtud de la cual queda sin efecto el laudo dictado a principios de año por el exministro de Trabajo Manuel Pimentel. El laudo arbitral de Pimentel sirvió para destrabar su quinto convenio colectivo, bloqueado durante unos dos años y que CCOO, el Sindicato Independiente de la Energía (SIE) y la Confederación Intersindical Galega (CIG) consideran "el peor de la historia de la compañía".

El acuerdo para dejar sin fuerza el laudo se alcanzó en el acto de conciliación previo a la vista que debía celebrarse en la Audiencia Nacional tras la demanda interpuesta por los tres sindicatos contra la resolución de Pimentel. Las tres organizaciones entienden que el exministro fue "más allá de sus competencias" en una resolución que la empresa y el sindicato mayoritario, UGT, aprovecharon para rematar el controvertido convenio colectivo, que, no obstante, permanece en vigor, al menos de momento.

Hay que recordar que la sala de lo Social de la Audiencia Nacional resolvió el año pasado que cuando se extingue sin acuerdo un convenio colectivo, los beneficios sociales de los que disfruta el personal jubilado sujeto en su día a ese marco laboral quedan también extinguidos. Los sindicatos recurrieron entonces en casación ante el Tribunal Supremo, y el último octubre, atendiendo la recomendación de la Dirección General de Trabajo, solicitaron un procedimiento de arbitraje. Endesa accedió a esta petición, pero con condiciones: diría al arbitraje siempre que los sindicatos desistieran de continuar la batalla judicial. El único que aceptó fue UGT, que, eso sí, es la organización mayoritaria.

Tras el acuerdo alcanzado en la Audiencia Nacional, que fue fruto de una petición expresa de la presidenta de la sala, los sindicatos estudian ahora con sus servicios jurídicos el siguiente paso de su estrategia. No en vano, y a pesar de ser "un avance significativo que permite alcanzar el primer objetivo ante la actitud excluyente e intransigente de Endesa", tal como aseguraron ayer desde CCOO, el convenio colectivo sigue teniendo plena vigencia. Tan es así, que el mismo día que Pimentel dictó el laudo arbitral se dio luz verde al nuevo marco laboral de la energética, publicado este mismo mes en el Boletín Oficial del Estado. No obstante, esta es solo la "primera parte" de la estrategia judicial de los sindicatos, avisó Comisiones Obreras. "Invalidar el laudo es un primer e importante paso, pero no será el último. La batalla judicial continúa. CCOO desarrollará ahora el segundo punto de su estrategia y la próxima semana se reunirá con su gabinete jurídico para decidir el camino a seguir", ahondaron.

Cabe puntualizar que el laudo devolvía al personal pasivo de Endesa el derecho a recuperar un consumo bonificado por la empresa de hasta 9.000 kilovatios hora (KWh) distribuido en dos tramos, 6.000 KWh compensados en su totalidad y 3.000 KWh adicionales al 50% (la mitad) del precio establecido para la retribución en especie. Además, establecía también en 6.000 kilovatios hora el consumo bonificado íntegramente para el conjunto de la plantilla de la compañía eléctrica. El convenio de la energética cuenta con una duración de seis años, desde 2018 a 2023, y en ese período no se produciría ningún despido por motivos organizativos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats