Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Constructores, arquitectos e ingenieros se alían para crear 150.000 empleos

Los profesionales de Las Palmas vinculados a la construcción exigen que las administraciones aligeren la licitación de proyectos y las políticas de vivienda

Salud Gil, Vicente Boissier, Julio Rodríguez y Carlos Medina durante la rueda de prensa en el Gabinete Literario. ELVIRA URQUIJO

El sector de la construcción en Canarias se ha unido para proponer una batería de medidas a las administraciones que facilite la creación de 150.000 puestos de trabajo. La Asociación de Empresarios Constructores y Promotores de Las Palmas (Aecp), el Colegio Oficial de Arquitectos de Gran Canaria (Coagc), el Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Las Palmas y el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Canarias Orientales (Coiico) presentaban ayer el manifiesto que han firmado para impulsar el desarrollo económico del Archipiélago, paralizado por el Covid.

Salud Gil, presidenta de la Aecp, explicó que los 1.500 millones anunciados por el Gobierno regional en el Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias podrían licitarse en un solo año, lo que supondría la creación de casi 25.000 empleos, "a los que se sumarían 26.000 más si se construyen y rehabilitan 8.000 viviendas en las Islas". De ahí saldrían 50.000 puestos de trabajo directos, que se triplicarían con los que se crean de manera indirecta en otros sectores -fontanería, electricidad o decoración, por ejemplo-.

A pesar de que la construcción ha aguantado mejor la debacle de la pandemia, la licitación de obras entre enero y abril cayó casi a la mitad con respecto a 2019, así como el número de afiliados a la Seguridad Social (-13,7%) y de contrataciones (-43%), a la vez que aumentaba el desempleo un 29%. La presidenta de Aecp, no obstante, volvió a recordar la capacidad de generar economía de este sector, con 1,92 euros por cada euro invertido, unos 15 puestos de trabajo por cada millón de euros que se destina a obra civil y 3,3 empleos por cada vivienda o cama turística.

A pesar de que el sector se mantiene como el mayor generador de empleo habida cuenta de que el cero turístico comienza a abandonarse tímidamente con la llegada de los primeros turistas, los efectos del parón del motor económico de las Islas también se perciben en la construcción. De ahí la caída en los visados que realizan los arquitectos, que han bajado un 20% durante el estado de alarma, aunque Vicente Boissier, decano de Coagc, prevé que este descenso se duplique cuando termine el año. "Esta iniciativa es el primer paso para sumar e impulsar la inversión" explicó Boissier, cuya idea no es aparecer como unos depredadores, sino impulsar un desarrollo sostenible que ya lleva años ejerciéndose, con un nueva tipología de la vivienda, en particular, y de todas las obras, en general.

Si los visados han caído en una cuarta parte, peor lo han tenido los ingenieros de caminos, canales y puertos, que se han quedado a cero, tal y como reconocía su decano, Julio Rodríguez, que pidió que se ponga en valor al sector de la construcción en todos los ámbitos, adaptando las actuales infraestructuras a las exigencias que reclaman la lucha contra el cambio climático y los nuevos hábitos de movilidad.

Trabas burocráticas

Rodríguez pidió que se fomente la inversión pública -"que aún no se ha recuperado desde hace diez años, con la última crisis"-, pues ahora mismo será el motor que reactive la economía y anime a la iniciativa privada, para lo que debe haber voluntad política y agilidad administrativa.

Aunque el panorama laboral para los ingenieros industriales resulta más halagüeño, en palabras del vicedecano de su colegio, Carlos Medina, éste fue muy crítico con la falta de agilidad burocrática de la que hacen gala las distintas administraciones. "Las instituciones con competencias en materia medioambiental y territorial constituyen el mayor obstáculo para las energías renovables", denunció Medina, tanto porque la normativa y los planeamientos se redactaron de espaldas a este sector, como porque "los procesos son eternos y conseguir un permiso en tiempo y forma hoy en día es imposible", se lamentó Medina, que invitó a las administraciones a dejarse ayudar por los profesionales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats