Vestidos con sus mejores galas se presentaron los 60 afortunados que ganaron una de las invitaciones sorteadas por Movistar para acudir a una cena de Navidad organizada por la compañía. "Cuando vi que era uno de los ganadores me extrañó mucho porque nunca me ha tocado nada y siendo tantos los que se presentaban pensaba que no iba a ganar", afirmaba con sinceridad Yeray Oliva, un joven informático que lleva siete años como autónomo.

Los ganadores acudieron junto a un acompañante. "En realidad es gracias a ella el que hayamos ganado la cena porque fue la que se enteró del concurso y me inscribió", explicaba Manuel Lorenzo, autónomo del sector del taxi, mientras señalaba para su acompañante, Luisa Peña.

Poco a poco los invitados fueron llenando una de las salas del auditorio Alfredo Kraus preparada para la ocasión. El salón, vestido con amplias mesas redondas adornadas con mantelería blanca y azul corporativo, fue testigo del encuentro entre desconocidos que en la noche de ayer compartían compañía telefónica.

Aunque no todos eran completamente desconocidos en el evento. Antonio Mujica, Víctor Hernández y Fernando Rodríguez son compañeros del sector del metal y anoche también lo fueron de la mesa en la que cenaron. "Me enteré del concurso por los propios compañero y ahora estamos algunos aquí", afirmaba Fernando, que lleva más de 30 años como autónomo.

Antonio y Víctor celebraban la iniciativa de Movistar. "A ver si no se pierde la costumbre y se sigue organizando", señalaba Antonio.

Tras el cóctel de bienvenida, los presentes ocuparon sus asientos y escucharon el breve discurso dado por el representante de la compañía, Eduardo Luján, quien agradeció su presencia.

Tras la cena, los asistentes disfrutaron de la actuación del monologuista Leo Harlem y de una noche de baile.