- ¿Cree usted que el ciudadano conoce lo que es Aenor o se trata de algo solo para el sector empresarial?

- Yo creo que la gente tiene cada vez más idea de lo que es Aenor. Es verdad que es más conocido en el ambiente empresarial que en el público en general. Esto se debe a que el contacto inmediato de Aenor con los agentes sociales son las Administraciones públicas o las empresas, no es el público directo.

- ¿Qué ventaja tiene que una empresa tenga el certificado Aenor?

- Cuando una empresa tiene un certificado nuestro, eso redunda en beneficio del gran público. Si usted compra un electrodoméstico y lleva junto a la marca del fabricante el sello Aenor, es evidente que estamos dando una seguridad adicional. O si va usted a un hospital y ve que el laboratorio de análisis clínicos está certificado usted puede tener la convicción de que los protocolos que realizan los sanitarios se cumplen fielmente. Y eso da una seguridad adicional.

- ¿Alguna vez se equivoca Aenor en sus certificaciones, como las agencias de calificación bancaria?

- Vamos a ver. Yo creo que la perfección absoluta no existe. Aenor se puede equivocar, pero la experiencia nos dice que nuestra gente, hasta donde yo sé, no se equivoca. Fíjese que no le he dicho que no se equivoca nunca. Pueden haberse cometido equivocaciones, pero se han rectificado a tiempo.

- ¿Cuántos certificados ha emitido Aenor en Canarias?

- La primera certificación a una empresa canaria fue en 1993. Y Aenor se establece en Canarias en 2003. Ahora tenemos oficina en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. El número de certificados hasta el momento se eleva a 1.700 en productos en Canarias. Más allá de 30 no hemos dado en sistemas en el sector público. Acabamos de entregar en la Consejería de Presidencia del Gobierno de Canarias la certificación que corresponde al servicio de Tecnologías de la Información. O la del laboratorio del Hospital Doctor Negrín. También hemos certificado la gestión ambiental de la Playa de Las Canteras, además de los parques nacionales del Teide y Timanfaya.

- ¿Cómo se financia Aenor?

- Bueno, se lo voy a explicar. Es fácil de explicar y difícil de administrar. Tenemos una ayuda no muy grande de la Administración pública para financiar actividades normalizadoras. Somos una entidad no lucrativa y Aenor no puede tener beneficios. El Gobierno nos concede una cantidad en los Presupuestos Generales del Estado. Nuestra segunda fuente de financiación son las cuotas de nuestros socios, que son unos 800, cuotas que no han variado en los últimos 22 años. Y también lo que obtenemos de las certificaciones, tanto de productos como de sistemas. Esas son nuestras fuentes de financiación, somos muy transparentes, las cuentas las auditamos todos los años. Tenemos una plantilla de 650 trabajadores. Gastamos una cantidad importante de dinero en formación.

- ¿Es costosa una certificación de Aenor en relación con el valor añadido que le pueda dar a una empresa o servicio?

- No es muy costoso. Hay quien nos suspende la certificación porque le resulta caro. Pero con las certificaciones de sistemas se consiguen introducir metodologías de trabajo y ahorrar costes.

- ¿Qué duración tiene una certificación Aenor?

- Las certificaciones tienen una validez de tres años y anualmente hay que revisarla. A los tres años es necesario renovarla. Una importante empresa canaria, de la que no voy a dar el nombre, nos ha agradecido que nuestros auditores digan a los trabajadores cuando algo no ha salido bien, cómo lo tienen que rectificar. Mostramos los puntos fuertes y oportunidades de mejora para una empresa. No es entregar solo un papel.

- ¿Qué comunidad autónoma es la que más certificaciones demanda de Aenor?

- Andalucía, Madrid, Cataluña. Canarias dispone del 3% de la certificación global, tanto en la ISO 9.000 como la 14.000. En términos absolutos es poco. Canarias ocupa el lugar décimo en el conjunto nacional. Los comercios canarios son líderes en España en certificaciones de calidad. El 25% de las certificaciones nacionales en el pequeño comercio está en el Archipiélago. Canarias se posiciona muy bien en temas medioambientales. En normalización, que no en certificación, es una comunidad líder. El hospital de La Candelaria, en Tenerife, tiene 36 servicios certificados, lo que lo convierte en el centro sanitario más certificado de España.

- ¿Por qué el sector turístico apenas contrata la certificación con Aenor?

- Los empresarios turísticos no entran en los procesos de certificaciones, pero estratégicamente es un error, porque si existe un sector que requiere una valoración creciente es el turismo. Yo creo que deberíamos esforzarnos todos por que la gran calidad que tiene el turismo canario fuese una constante y que fuese una nota común. Para conseguir eso hay un elemento adicional que puede ayudar mucho, que es la certificación.

- Pero algunos establecimientos canarios ya tienen la certificación de 'Q' de calidad.

- La 'Q' es algo que no concedemos nosotros. Aenor lo que ha ofrecido a la entidad que concede la 'Q' era una posible consideración para que conociera nuestros procedimientos, experiencia y nuestra forma de trabajar. Ellos han optado por prescindir de nuestra oferta y están en su perfecto derecho, pero no somos competencia, sino que, en los últimos años, auditores nuestros participan en la unificación de la normativa.