Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía investiga una estafa piramidal millonaria en bitcoins en Tenerife

Los investigadores creen que puede haber cientos de afectados | Arbistar está inscrita en la ZEC, aunque su actividad incumple presuntamente las normas de la UE

Santiago Fuentes rechaza las acusaciones de estafa y asegura que intentará devolver el dinero.

Santiago Fuentes rechaza las acusaciones de estafa y asegura que intentará devolver el dinero.

La Policía Nacional investiga una presunta estafa piramidal millonaria en bitcoins en Tenerife en la que según la estimación de Tulip Research, compañía especializada en operaciones fraudulentas, el volumen del engaño puede alcanzar los 850 millones de euros. Hasta ahora, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife se han presentado alrededor de una decena de denuncias contra Arbistar, una firma radicada en el municipio de Arona. Su creador, director y cabeza visible, Santiago Fuentes, niega que se trate de un fraude y reconoce que vive escondido y custodiado por guardaespaldas debido a las amenazas de muerte que ha recibido él y su familia.

La unidad encargada de los Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional presume que en las próximas semanas se llegue al centenar de demandas. Fuentes aseguró que, a nivel general, el número de afectados pueden ser 32.000 y, de ellos, centenares residen en Tenerife. La primera denuncia se interpuso en agosto y, en estos momentos, la investigación se encuentra en secreto de sumario por orden de la autoridad judicial, debido a la importancia del caso.

Este tipo de dinero virtual (las bitcoins y otras criptomonedas) se utiliza en internet, no todas las compañías lo aceptan y, de hecho, algunos países lo han prohibido.

La sede de Arbistar se ubica en el edificio Zentral Center, en una céntrica zona de Playa de las Américas. Se registró en la Zona Especial Canaria (ZEC) en el primer trimestre del 2019. Para ello, se comprometió a cumplir los requisitos de entregar documentación, contratar a cinco empleados en seis meses y hacer una inversión de 100.000 euros en un año y medio; así como que uno de sus administradores residiera en la Isla. Pero la Unión Europea prohíbe que en los territorios con incentivos fiscales se establezca cualquier tipo de actividad financiera, bien sea bancaria, de seguros o de criptomonedas. Arbistar aseguró que iba a realizar servicios de consultoría y asesoramiento pero, a la vista de las denuncias presentadas, presuntamente ha incumplido la normativa europea para establecerse en la ZEC. Tras conocer los responsables de la Zona Especial Canaria las supuestas irregularidades, desde el órgano gestor de dicha entidad se tomó nota, además de invitar a quienes tuvieran sospechas a que acudieran al Banco de España u otro organismo competente. En la ZEC se ha abierto un expediente informativo y se le ha reclamado información a la compañía de Fuentes.

El empresario dice que si hubiesen queirtdo engañar “lo hubiéramos hecho hace tiempo”

decoration

En un vídeo divulgado por RTVC, uno de los afectados afirma que, en agosto, “con un solo click, Santiago Fuentes me eliminó mi cuenta de Arbistar, con casi 9.000 personas en red y más de 14 millones de euros traídos a la empresa”. Este ciudadano, con acento latinoamericano, asegura que “están cobrando un bitcoin a la semana, como era mi caso, pero me da igual los 40.000 euros que a día de hoy estaba cobrando”.

Un experto aseguró que, presuntamente, los líderes de Arbistar retiraron los fondos de uno de sus productos, el Community Bot, antes de que se produjera el bloqueo para el público en general. Sobre la supuesta estaf, este especialista explicó que “todos funcionan así; los bitcoins se reparten entre los primeros de la pirámide y, al final, los últimos son los que salen perjudicados”.

Intentar sacar rentabilidad de este tipo de “productos” está de moda, pero según el experto en ciberseguridad Deepak Daswani, tratar de hacer negocio sin tener suficiente formación sobre los procedimientos entraña un gran riesgo. En un vídeo divulgado hace semanas por Fuentes Jover, acompañado de dos jóvenes, resulta casi imposible que un ciudadano no especializado logre entender una sola frase completa de lo que quieren decir, puesto que utilizan un lenguaje excesivamente técnico.

Según la información que ha trascendido, Santiago Fuentes ya fue juzgado y absuelto por el Tribunal Supremo en un caso de similares características. El 12 de septiembre se canceló el producto de depósito de criptomonedas donde decenas de miles de personas habían depositado sus ingresos. El líder de Arbistar se presenta con un currículo en el que, entre otras compañías, figura Amway. También es un especialista en la divulgación de vídeos para “informar” y animar a sus seguidores. Afirma que va a intentar devolver todo lo invertido por los afectados, a través de lo que él llama una “reestructuración de liquidación de cuentas, para que sea lo menos traumático posible”.

El empresario ofrece a los afectados la posibilidad de entregarles un 50% de la contribución activa, a repartir en 18 meses, y el porcentaje restante se compensará con otros productos de la citada firma.

Otra de las ideas propuestas consiste en que “otro bot con otra inversión generara suficiente dinero” para cubrir el “agujero”, mediante un pago progresivo y que no puede ser superior a un año como plazo de devolución. Uno de los expertos señala que, presuntamente, el 90% de sus “bots” son defectuosos. Pero Fuentes intenta tranquilizar a quienes visionan otro de sus vídeos: “saben que si hubiésemos querido engañar, lo hubiéramos hecho hace tiempo” y que se habría marchado de la Isla “sin siquiera dar la cara”; algo que, supuestamente, no ha hecho, según relató en otra entrevista a una radio del Sur de la Isla.

Muchos afectados no consiguen localizarlo ni en la sede de su empresa, en Playa de las Américas, ni en su móvil.

“Resiste un poco más”

La cuenta personal de Facebook de Santiago Fuentes tiene un mensaje curioso. Sobre una ilustración de un pájaro junto a su nido, soportando una lluvia torrencial, dice: “Resiste un poco más, incluso la peor tormenta tiene su final”. Un seguidor le respondió: “Esperemos que pase la tormenta, porque esto es un tsunami”. Muchos de los comentarios supuestamente corresponden a ciudadanos que muestran su confianza en Fuentes para resolver la situación. Mientras tanto, los investigadores de la Policía Nacional hacen su trabajo. | P.F.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats