Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo | Regreso de los extranjeros

De Estocolmo a Canarias para coger sol

Cientos de suecos llegan a la Isla en los primeros vuelos organizados por la principal operadora escandinava | El aeropuerto recibe a extranjeros de 15 ciudades europeas

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

“Es una alegría ver este movimiento otra vez en el aeropuerto”, expresó ayer emocionado uno de los operarios que realiza el servicio de transporte de los turistas a sus complejos alojativos desde el aeropuerto de Gran Canaria. Una treintena de vuelos internacionales anunciaba a través de las pantallas informativas ubicadas a la salida del área de recogida de maletas que cientos de turistas de una quincena de ciudades europeas llegarían a las Islas para disfrutar de varios días de vacaciones: una imagen poco habitual en los últimos meses, cuando los vuelos de origen extranjero no solo eran escasos sino también el número de viajeros por avión. 

Sin embargo, tras la notificación de que Alemania e Inglaterra levantan estos días el veto sanitario que mantenían para el Archipiélago y la noticia de que el mayor turoperador escandinavo, Nordic Leisure Travel Group (que nació hace un año tras la compra de la parte nórdica de Thomas Cook) había programado sus primeros viajes a Gran Canaria y Tenerife para este mismo fin de semana, la infraestructura aeroportuaria contempló la presencia de un buen número de extranjeros especialmente por la mañana. 

El grueso de los vuelos que se efectuaron en la primera parte de la jornada procedían de Suecia, ya que este operador turístico ha iniciado sus primeras operaciones a las Islas únicamente en este país (programando desde ahora tres viajes semanales a Gran Canaria).

Los vuelos de Alemania se incrementan un 50% desde el fin de semana anterior

decoration

La mayor parte de visitantes venían en grupos familiares. Abuelos, padres e hijos organizaron sus vacaciones a Canarias para alejarse del frío propio de sus países y disfrutar de un clima más cálido. Ving, una de sus principales marcas de Nordic Leisure, esperaba la llegada de dos aviones -uno procedente de la ciudad de Gotemburgo y otro de Estocolmo-, con 200 plazas cada uno y casi al máximo de su capacidad, según expresó una responsables de la empresa. La suma de estas operaciones aéreas con los que también tenían programados otras compañías para países nórdicos supuso un total de seis viajes; uno solo con origen desde la capital de Dinamarca, Copenhague; cuatro de la capital sueca y otro de la segunda ciudad más grande de ese país. Por otro lado, según los datos aportados por Aena, los vuelos desde Alemania sumaron 21 en Canarias este sábado y hoy sumarán 16 (lo que ha supuesto un incremento del 50% con respecto al fin de semana anterior), mientras que de Reino Unido, que ha anunciado el cese de las restricciones a partir de este mismo día, alcanzaban los 38 ayer y los 35 hoy. De este modo, poco a poco. se contempla la reactivación del turismo en las islas (un 12% de incremento).

Sensación de seguridad

“Creemos que este es uno de los lugares más seguros donde estar ahora mismo”, expresó convencido Hakan Marklund, uno de los suecos que llegaron ayer al aeropuerto, atendiendo los datos en los que se establece que Canarias es la comunidad española con la menor incidencia de la covid-19. “Somos una familia muy pequeña, así que no tenemos miedo de los contagios porque vamos a estar siempre juntos para disfrutar del buen tiempo de la Isla”, expresó contento junto con su mujer y su pequeño de cinco años. “Hemos venido aquí específicamente porque sabemos que hay muy pocos contagios, no fuimos a Tenerife por el motivo contrario”, sostuvo, asegurando que era la primera vez que efectuaban un viaje desde que se activaron las alertas por el coronavirus. 

Por otro lado, añadió que ya era la séptima vez que venían a pasar unos días en temporada de invierno en Gran Canaria. Y es que la mayoría de viajeros no eran primerizos en la Isla. De hecho, hubo incluso casos de reencuentros de familias divididas entre miembros que viven desde hace un tiempo en Canarias y otros que han venido a pasar unas semanas junto a ellos. Este era la situación en la que se encuentra Hang Strand, un hombre de 70 años que esperaba ayer la llegada de sus nietos -de 15 y 9 años- desde Estocolmo. “Vienen todos los años a verme en estas fechas”, expresó el señor, que temía que en esta ocasión no pudieran venir. El pequeño de los nietos, Vide Selander, señaló con sorpresa el uso obligatorio de las mascarillas, pues en su país de origen no se ha establecido que sea necesario. Aun y todo confía en que la situación en Suecia está muy bien regulada. 

“Este es uno de los lugares más seguros ahora mismo”, sostiene un visitante de Suecia

decoration

Una circunstancia parecida vivieron Birgit Remneman y Eva Skarström -madre e hija-, que nada más verse se dieron un emotivo abrazo. “Yo me vine a vivir hace unos meses al Sur, para estudiar”, contó la hija, que esperaba que su madre pudiese venir al menos por una semana a verla, que además expresó que veía que las autoridades mantenían bajo control las medidas sanitarias. “Desde que pudieron reservar billete lo hicimos, estaba deseando venir; aquí me voy a sentir muy seguro, es mucho mejor pasar los días libres en un lugar caluroso”, añadió la señora. Jennie, una joven sueca acompaña de sus dos hijos menores, sostuvo por su parte que había decido venir a Gran Canaria “de forma espontánea”, pillándose los billetes de avión apenas unos días antes. “Tengo una amiga de Estocolmo que vive aquí y nos aseguró que esto estaba muy bien en estos momentos; así que decidí venirme para que mis niños puedan tener vacaciones con sol y nos centraremos en ir a la playa y a la piscina”, aseveró. 

Las cifras de fallecimientos por coronavirus en Suecia alcanzan los 5.000 muertos, mientras que en los últimos días se confirmó que hay un total de 108.969 personas que han dado positivo en total. “Este es de los lugares con menos contagios que hay, así que nos sentimos bastante seguros; no hemos tenido que hacer ningún test antes de salir de nuestro país, aunque aquí sí que nos han tomado la temperatura y han estado atentos para que todos usásemos la mascarilla”, explicaron Ingemar y Matilde, una pareja que viaja también con sus pequeños y que pretendían pasar una semana en Puerto Rico.

Los ingleses celebran que Reino Unido incluya las Islas como destino seguro

decoration

El nuevo amanecer del turismo en las islas, que podría salvar la temporada de invierno, produce una sensación agridulce entre los empresarios del sector turístico, que han manifestado en los últimos días su preocupación y desconcierto, pues consideran que se están efectuando entradas de extranjeros sin tomar suficientes medidas sanitarias. “Sin duda es un día alegre porque vemos como en los paneles de llegada del aeropuerto se marcan decenas de ciudades europeas”, expresó David Morales, presidente del hotel Lopesan Costa Meloneras y vicepresidente del SKAL de Turismo de Gran Canaria. “Es una primera avanzadilla que nos sitúa en un escenario de esperanza con respecto a la viabilidad de recuperar nuestra temporada de invierno y nuestro principal motor de invierno”, añadió. 

Desconcierto empresarial

“Sin embargo, consideramos que para que esta alegría no sea efímera es necesario que las autoridades impongan la obligatoriedad de realizar test PCR o de antígenos tanto en origen como a la llegada de nuestros visitantes a nuestros aeropuertos, que es la principal puerta de entrada”, asevera el empresario, comparando esta situación con el pasaje histórico del caballo de Troya. 

Por lo pronto, solo las mediciones de temperatura, los dos metros de distancia y la mascarilla forman parte del control de los pasajeros extranjero, que sostienen en la gran mayoría de casos que no temen viajar. “Nosotros venimos de Cambridge, ahí la situación no está tan complicada; queríamos venir a disfrutar nuestras vacaciones aquí, más que nada para que mis hijos puedan ver un poco de normalidad”, expresó, alegrándose de que Reino Unido haya incluido Canarias entre sus destinos seguros. “Nosotros vemos control ahí, la gente va siendo más conscientes”, expresó Jorge Washington, natural de Telde pero residente desde hace años en Londres.

Los empresarios muestran desconcierto ante la falta de medidas sanitarias

decoration

“Estábamos deseando volver, porque llevamos un año sin ver a nuestra familia; sabemos que esto es seguro, además el gobierno británico anunció ayer -el viernes para el lector- que ya se podría viajar a partir de este fin de semana sin temor alguno”, manifestó. Asimismo, aunque confesó que el avión en el que viajó desde la capital inglesa estaba “prácticamente vacío”, confía en que los ingleses no tardarán en reservar nuevos vuelos para venirse a pasar unos días.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats