Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La insuficiente modificación de la ZEC y la RIC decepciona a los empresarios

La CEOE y la CCE critican que el Real Decreto no incluya las medidas de flexibilización que reclaman las patronales para poder hacer frente a las consecuencias de la crisis

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) aprobada por el Consejo de Ministros el pasado martes y que permitirá materializar la Reserva para Inversiones Canarias (RIC) y prorrogar el plazo de inscripción de la Zona Especial Canaria (ZEC), –los dos principales instrumentos del REF para facilitar y promover la actividad empresarial y la creación de empleo–, ha decepcionado al empresariado canario que considera que resulta “insuficiente” y “no responde a las necesidades del Archipiélago”.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) aseguraron ayer, –después de la publicación del Real Decreto ley a través del que el Gobierno central arrancó el trámite para prorrogar estos dos mecanismos–, que lo plasmado en el texto redactado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez “no cumple con las expectativas que habían depositado las empresas de nuestras Islas”.

Las patronales del Archipiélago mantienen que solo “cumple el requisito formal para ampliar hasta el 31 de diciembre de 2021 la autorización de la inscripción en el Registro Oficial de Entidades de la ZEC y las referencias temporales relacionadas con inversiones anticipadas en el ámbito de la Reserva de Inversiones para Canarias”, una modificación técnica que debía realizarse por el cambio en las normativas comunitarias, pero no incluye las medidas de flexibilización que necesita el tejido empresarial del Archipiélago, que se encuentra muy afectado por el actual contexto económico de crisis.

Ambas organizaciones destacan que el actual decreto ley no servirá para revisar el REF y sus diferentes instrumentos fiscales con vistas a adaptarlos a las actuales circunstancias, y con ello, extender su periodo de vigencia, elevar los límites de ayuda, flexibilizar sus plazos y requisitos e incentivar el mantenimiento y la creación de empleo, así como incrementar la liquidez empresarial o la inversión.

Así lo aseguró ayer el presidente de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco, quien argumentó desde el pasado mes de abril, apenas 15 días después de que se iniciara el estado de alarma, las organizaciones empresariales ya reclamaron la intervención del Gobierno de Canarias para iniciar ante el Ministerio de Hacienda los trámites necesario para adaptar el REF para que el tejido productivo de las Islas pudiese dar respuesta a la incidencia de la crisis.

Francisco apuntó que el Gobierno de Canarias se comprometió con los empresarios a través del Pacto de Reactivación firmado el pasado 30 de mayo a promover junto al Ministerio de Hacienda la tramitación que permitiese adaptar el REF en este sentido y poder así, dar respuesta a la mayor incidencia que está ejerciendo la pandemia sobre el tejido productivo canario.

Sin embargo, bajo su punto de vista el Gobierno de España no ha respondido a este compromiso. Francisco afirmó no entender por qué no se ha realizado esta modificación, dado que “no supone exigir menores ingresos al Estado ni mayores gastos”, ya que se trata solo de “una medida de alivio de la liquidez producto de la atípica situación que vivimos este año”.

El tejido empresarial notará los efectos en el pago del impuesto de sociedades y renta

decoration

El presidente de CEOE-Tenerife expuso que los empresarios están decepcionados, preocupados y en algunos casos “desesperados” y lamentó que otras comunidades que cuentan con un régimen fiscal propio y que tienen la capacidad normativa para hacer estos cambios los aprobasen desde mayo, mientras que Canarias necesita la aprobación del Estado.

Por lo que, esta insuficiente modificación no es para los empresarios sino otro ejemplo más de la “nula implicación” y el “enorme desinterés” que muestra el Gobierno español por solucionar eficazmente los problemas de Canarias” y apuntan que con esta actitud “condenan a la región a permanecer a la cola del país con los peores datos de empleo y desarrollo económico”.

Importantes desembolsos

Para Antonio Viñuela, representante de la Asociación Española de Asesores Fiscales, si el Gobierno central continúa con su negativa a aprobar estas medidas de flexibilización “las empresas canarias se verán abocadas a afrontar importantes desembolsos en las próximas declaraciones de los impuestos sobre las sociedades o las rentas” y se mostró sorprendido de que no se haya producido ya esa modificación cuando el presidente de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres, ya había anunciado la total predisposición del Ministerio de Hacienda de María Jesús Montero.

Bajo el punto de vista de Antonio Viñuela, algunas de las medidas que ayudarían a las empresas del Archipiélago podrían ser la ampliación de plazos de materialización de la RIC y de cómputos de creación de empleo o la mejora de las condiciones para acceder a determinados incentivos fiscales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats