Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cumbre del G20 en La Palma

“Back to the Canary Islands”

Pedro Sánchez aprovecha la cita internacional para pedir a los turistas que “vuelvan a las Islas” | Torres reclama que Europa “despeje sus dudas” y otro tipo de pruebas

“Back to the Canary Islands”

“Back to the Canary Islands”

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, inauguró ayer la cumbre internacional del G20 que tiene como sede de referencia la isla de La Palma, donde reafirmó su compromiso de reactivar el sector con una inversión de 3.400 millones de euros a fraccionar en los próximos tres años.

Sánchez, que participó en el acto de manera telemática, destacó que la Organización Mundial de Turismo calcula la caída del 70% de turistas internacionales durante este año y unas pérdidas de 730.000 millones de dólares, lo que para España, la segunda potencia mundial en este ámbito, supondrá enormes pérdidas.

“Canarias lo sufre en primera persona”, dijo, por lo que se está preparando este plan de inversión que permita “dar un saldo de competitividad para el sector turístico”, generando un impacto económico de unos 44.000 millones de euros, aseguró antes de tener un gesto de complicidad con el Archipiélago para que los turistas vuelvan a las Canarias.

Una frase cómplice

Ante representantes de alto nivel de más de 95 países y 100 empresas de todo el mundo, utilizó la expresión anglosajona Back to the Canary Islands, única frase que no realizó en español, para reclamar ante sus interlocutores que incidan en sus esfuerzos para lograr la reactivación de los intereses del sector a nivel mundial en general, y de las Islas en particular.

Sánchez destacó que “estamos impacientes por ver a los viajeros de todo el mundo, por eso damos la máxima importancia a esta conferencia que se celebra en la Isla Bonita”, añadiendo que no se le ocurre mejor enclave que La Palma y Canarias “para abordar un asunto tan importante que preocupa a millones de familias en todo el mundo”. Para el representante español, actualmente se vive en un “punto de inflexión” en el que se debe “reflexionar” sobre el futuro del turismo, convirtiéndolo en una “oportunidad” y que surja un turismo más “más inclusivo y accesible”.

Además, Sánchez destacó que “ahora conocemos mejor al virus, sus efectos y contamos con pruebas diagnósticas más asequibles y fiables”, por lo que considera que “debemos organizarnos para usar esas herramientas y garantizar la máxima seguridad de quienes reciben a los turistas”.

Para ello, dijo, este encuentro de es “una ocasión inmejorable para compartir entre todos ideas”, recordando a los viajero de todo el mundo que “las Islas Canarias viven ahora en la temporada de invierno sus mejores meses”, tras desarrollar durante décadas “un sector turístico de enorme calidad y atractivo”.

Un destino seguro

Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias, lamentó que la pandemia haya paralizado el 40% del empleo insular, a pesar de que “somos una de las comunidades con datos más favorables respecto a la incidencia del coronavirus”, destacando que el Archipiélago se adelantó en la puesta en marcha de protocolos anti Covid. “Lo que parecía una debilidad de mostró en fortaleza”, añadió, para asegurar que “Canarias es un destino seguro, lo fue antes, lo fue durante, y lo seguirá siendo después de la pandemia”.

Ahora, dijo, “necesitamos más certidumbres para reactivar la movilidad segura y evitar las cuarentenas a los turistas”, para lo que requirió “un mecanismo de control sanitario y que se autoricen, junto a las PCR, otras pruebas de antígenos, que permitirán viajar siendo accesibles y asumibles”.

Torres aprovechó la celebración de esta cumbre para trasladar a quienes participan en ella que “ante este reto global debemos permanecer unidos”, ya que “los canarios queremos volver a compartir con el mundo nuestra riqueza natural, pero también queremos volver a viajar”.

Torres incidió en el hecho de que al Archipiélago “lleva tiempo preparado para recibir turistas”, apuntó sin obviar que Canarias fue el primer lugar de España donde se detectó un caso positivo de Covid-19 –en el mes de enero en La Gomera– y donde se activó un protocolo de confinamiento en un establecimiento turístico –en un hotel del sur de Tenerife, en febrero–. En este sentido, remarcó que en ambos casos se actuó correctamente.

El jefe del Ejecutivo regional destacó que todos los esfuerzos de la Administración canaria han ido encaminados a contener los contagios “y hemos logrado doblegar la curva, pero nuestra dependencia del exterior y la evolución dispar de la pandemia en los mercados emisores, frenando nuestras expectativas turísticas”.

Esa es la razón por la que el presidente animó a la comunidad internacional a establecer normas armonizadas junto a políticas que permitan reactivar la movilidad de forma segura y evitar la imposición de cuarentenas a los viajeros. En ese sentido, también apostó por la implantación de sistemas de control sanitario que sean “accesibles y asequibles”.

Test de antígenos

Torres recordó que Canarias ya cuenta con un decreto ley que lleva funcionando varias semanas y establece que cualquier turista que se aloje en las Islas debe presentar un test de antígeno o PCR con resultado negativo y que ahora está conviviendo con la resolución de Sanidad que establece la práctica de test PCR. “En estas tres semanas solo se detectó un positivo y la fiabilidad del sistema es alta”, dijo.

El jefe del Ejecutivo canario aseguró que estamos en una semana decisiva porque el mercado británico se puede abrir, con el desconfinamiento en ese país, “y esperemos que podamos cerrar en esta semana clave el diálogo abierto con el Gobierno de España”, para armonizar ambas normas. En cualquier caso, Torres también expuso que “nos gustaría que la Unión Europea despejara cuanto antes todas las dudas al respecto.” Sobre esa misma cuestión, la ministra Maroto puso de relieve que actualmente Europa solo admite las PCR, sin embargo, añadió que en el marco del trabajo que está realizando el Gobierno de España en el seno de la Comisión Europea, se está impulsando la incorporación de otro tipo de pruebas. “En estos momentos aún no tenemos esa autorización”, añadió, para confirmar que “nuestra intención es poder incluirlas en los protocolos”.

Compartir el artículo

stats