Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La OCDE avisa del impacto de la pandemia en las pensiones del futuro

No será a corto plazo, pero sí a medio y largo que las pensionesse verán afectadas por el impacto del Covid-19. Los efectos de la crisis en el ámbito económico y laboral están incrementando la presión sobre la financiación de las pensiones, alerta la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que recuerda que ya estaban bajo tensión por tendencias de fondo como el envejecimiento demográfico. Una de las propuestas de la organización es que los países incentiven el ahorro a largo plazo para paliar estos efectos.

“La Covid-19 ha provocado una fuerte perturbación de los mercados laborales, con efectos en cascada en los ahorros para la jubilación y en las pensiones”, explica la OCDE en un informe publicado ayer y dedicado en su mayor parte a los sistemas de capitalización. Ese documento avisa de que la crisis sanitaria y económica aumenta la probabilidad de que se prolonguen y agudicen problemas como el desequilibrio entre un número de jubilados creciente cuyas pensiones deben ser financiadas por unas generaciones jóvenes menos numerosas que entran en el mercado de trabajo. Además, ante las dificultades para encontrar un empleo, para mantenerlo o por la baja remuneración en algunos puestos de trabajo, mucha gente será incapaz de ahorrar para su jubilación.

Por si fuera poco, la nueva deuda acumulada por los Estados para afrontar la recesión con ayudas masivas para las empresas o los ERTE “va a añadir presión a la financiación de las pensiones”.

Por su parte, la mayor mortalidad generada por el coronavirus “se espera que reduzca el gasto en las pensiones actuales y futuras solo ligeramente”.

De seguir esa dinámica, al final del 2020 se habrá reducido en Europa el número de los mayores de 65 años en un 0,2% y el ahorro en retribuciones de jubilación en un porcentaje similar. Dado que las pensiones suponen de media en los países de la OCDE el 8% de su PIB, ese 0,2% representaría apenas un 0,016 % del PIB cuando se sabe que el déficit público, en razón de los planes de salvamento económico, va a dispararse del 3 % del PIB en 2019 un 11,5 % este año, y seguirá muy elevado en 2021 (8,5 %) y 2022 (5,9 %).

Compartir el artículo

stats