Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las grandes hoteleras lideran un gran proyecto para “redefinir” el turismo

Grandes cadenas hoteleras españolas como Meliá, Barceló, NH, RIU, Iberostar, Palladium o Room Mate lideran un gran proyecto de inversión de 5.800 millones de euros que pretende “redefinir” la cadena de valor del sector turístico bajo el paraguas de la sostenibilidad y la digitalización con apoyo de los fondos del Plan Europeo de Recuperación. El proyecto fue presentado el martes a la Manifestación de Interés del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El turismo ha sido el sector más afectado por la crisis del coronavirus debido al cierre de fronteras y las restricciones de movilidad en España y en otros países europeos, con una caída de la actividad turística del 80% en 2020.

“Nosotros trabajamos con el sector y pensamos, ¿cómo puede ser que el sector más afectado no esté movilizándose para conseguir fondos cuando hay otros que no han sufrido tanto los efectos del covid-19 y sí están movilizados?”, explica Albert Farré-Escofet, responsable nacional de negocio de FI Group, una consultora especializada en I+D+I que ha promovido el proyecto.

En total ha conseguido juntar 70 empresas, una masa crítica que, como aseguran en un comunicado Meliá, RIU y Barceló, “nunca antes había sido alcanzada” para un sector “poco cohesionado”.

El núcleo duro de la iniciativa son las grandes cadenas como las tres mencionadas, Iberostar, Palladium, Room Mate, Catalonia o Med Playa. Pero uno de los objetivos era crear un proyecto “transversal”, por ello, se incluyen actores de toda la cadena, así como un conjunto de pymes.

Entre los grandes nombres destacan grupos turísticos como Ávoris y Globalia; distribuidores como Logitravel, Atrápalo, Hotelbeds o TUI Spain; aerolíneas como Air Europa, Evelop o World2Fly; proveedores tecnológicos como Accenture, TIRME, Brújula o TravelCompositor; asociaciones como Exceltur, Turistec, o UIB; fondos de inversión como Azora, e incluso empresas de otros sectores como Iberdrola, Sampol o Estel Obras.

Como cuenta Farré-Escofet, “la presentación de este proyecto no garantiza que estas empresas vayan a recibir ayudas” tampoco que las no incluidas “estén inhabilitadas para recibirlas”.

Compartir el artículo

stats