La tasa de paro ‘real’ ya supera el 32% y es mayor en la provincia de Las Palmas

Fuerteventura, con el 27,1%, sufre el mayor nivel de desempleo y La Gomera, el 23,6%, el más bajo

Encuesta de poblacion activa

Encuesta de poblacion activa

M. Á. M. / Agencias

La Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística, calcula que la tasa de paro en Canarias es de un 25,2%. Pero en realidad no es así. La verdadera tasa de desempleo en la Comunidad Autónoma alcanza a la friolera de un 32,4% de la población activa. Es decir, que 32 de cada cien isleños en edad de trabajar –más de tres de cada diez– no encuentran dónde hacerlo. Así pues, la diferencia entre la tasa de paro oficial, la que refleja la EPA, y la real llega a 7,2 puntos. ¿A qué obedece esta sensible diferencia? A los casi 80.000 trabajadores que están en el limbo de los expedientes de regulación temporal de empleo.

En ello hizo ayer hincapié José Miguel González, director del área de Consultoría de Corporación 5, en la presentación del informe de coyuntura correspondiente al cuarto trimestre de 2020 y las previsiones de cara a 2021. El ex director general de Trabajo del Gobierno de Canarias explicó que los exactamente 79.206 asalariados que están en ERTE en el Archipiélago no dejan de ser parados por más que la estadística oficial no los considere como tal. Y es que de facto son tan desempleados como cualquier otro de acuerdo con la definición de la Organización Internacional de Trabajo, la OIT. Así pues, si se suman a los parados oficiales, la tasa de desempleo se eleva hasta ese 32,4%.

La CEOE advierte una nueva paralización de la actividad por la tercera ola del virus

En cuanto a la situación laboral en cada una de las islas, el directivo de Corporación 5 –la firma fundada por José Carlos Francisco que se encarga de elaborar los informes para la CEOE-Tenerife– expuso que el mapa ha dado un giro de 180 grados. Si de enero a septiembre de 2020 fueron las islas de la provincia occidental las que soportaron las mayores tasas de paro, en el último trimestre del año resultaron ser Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura las más golpeadas por la lacra del desempleo. El 25,2% de paro que padece la Comunidad Autónoma –sin contar ahora a los asalariados en ERTE– se queda en un 24,5% en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y, en cambio, roza el 26% –25,9%– en la demarcación de Las Palmas.

El estancamiento en el crecimiento del PIB supone un freno a la recuperación

Frenazo

En concreto, Gran Canaria tiene una tasa de desempleo del 25,7%, la misma que Lanzarote. En Fuerteventura es de un 27,1%, la más alta de toda la Comunidad Autónoma. En las islas occidentales, la tasa de paro en La Gomera –la más baja– es del 23,6%; en La Palma, del 24%; en Tenerife, del 24,6%; y en El Hierro, del 24,7.Ya en el ámbito nacional, la CEOE avisó ayer que el avance del PIB en el cuarto trimestre (0,4%) evidencia que la recuperación “se frenó intensamente” por el empeoramiento de la crisis de la Covid-19 y las medidas para atajar los contagios. “Los resultados del PIB del cuarto trimestre muestran una notable ralentización de la recuperación de la actividad, debido a la persistencia y empeoramiento de la crisis sanitaria, que ha conllevado nuevas medidas de restricción a la movilidad y a la actividad de determinados sectores”, subrayó la patronal. “El estancamiento en el crecimiento del PIB supone un freno a la recuperación, cuando los niveles de actividad aún están muy por debajo de los previos a la crisis. Esta situación se refleja en la caída de la inversión, influida por el severo deterioro de los resultados empresariales, el menoscabo de las expectativas y la incertidumbre creciente, en un contexto de aumento de los costes laborales y de caída de la productividad”, agregó la CEOE.

La organización destacó la necesidad de asegurar un entorno “propicio” para la inversión empresarial y la mejora de la competitividad de la economía española.