Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal pide a Franquis contratos externos para salvar la falta de ingenieros

Constructores e ingenieros recuerdan que la falta de técnicos en la Comunidad Autónoma es un problema generalizado | Reclaman el fin de la maraña burocrática

Un trabajador refuerza el cartel de las obras de la carretera de La Aldea.

Un trabajador refuerza el cartel de las obras de la carretera de La Aldea.

Los constructores le pidieron ayer a la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda que recurra a la externalización hasta que resuelva la falta de ingenieros que sufre su plantilla. Las dos patronales provinciales del sector explicaron que el Gobierno de Canarias no debe arriesgarse a que la carencia de estos profesionales ralentice la licitación y ejecución de las obras de carreteras. Menos en un año en el que los trabajos promovidos por la Administración autonómica son fundamentales para la reactivación de la economía. Hasta que el departamento dirigido por Sebastián Franquis cuente con los 14 ingenieros que le corresponden –solo tiene siete–, la solución más rápida y eficaz, aseguraron los constructores, es contratar a empresas para que hagan las tareas que la consejería no pueda hacer por falta de personal.

Óscar Izquierdo: “La Administración se ha convertido en una organización desorganizada”

decoration

Fue el propio Franquis quien reconoció la semana pasada que la plantilla de ingenieros de Obras Públicas está a la mitad. Estos profesionales son fundamentales para sacar adelante los proyectos del convenio de carreteras, que cuenta con 225,3 millones de euros en los presupuestos regionales. Se encargan de elaborar todos los informes técnicos para licitar las obras y la redacción de proyectos. Además, también se ocupan de revisar los planes realizados por las empresas adjudicatarias. Sin embargo, las jubilaciones y los traslados han mermado una plantilla que no se completará hasta verano, sin que de momento pueda concretarse en qué momento exacto del verano.

El presidente de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción (Fepeco) de Santa Cruz de Tenerife, Óscar Izquierdo, y la presidenta de la Asociación de Empresarios Constructores y Promotores (AECP) de la provincia de Las Palmas, María Salud Gil, coincidieron en que no hay tiempo que perder y, por tanto, la consejería debe acudir a la externalización. Y también decretar la actividad de edificación y obra social como “esencial”, de modo que puedan acortarse los plazos de los trámites burocráticos. “Los administrados no podemos ser comprensivos ante estos problemas; entendemos lo que ocurre, pero que lo resuelvan”, subrayó Salud Gil. “El problema es que la Administración se ha convertido en una organización desorganizada, obsoleta y anticuada”, remató Izquierdo.

Tanto el representante de Fepeco como la presidenta de la AECP puntualizaron que la falta de ingenieros en Obras Públicas no es un problema puntual, sino generalizado. Es decir, que son varios los departamentos que no tienen la plantilla al completo, “sobre todo en el personal del grupo A1 [abogados, arquitectos e ingenieros], que es donde más se nota”, afirmó Izquierdo. Algo que corrobora el decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en la provincia de Las Palmas, Julio Rodríguez Márquez.

Salud Gil: “Los administrados no podemos ser comprensivos ante estos problemas”

decoration

El decano del colegio profesional apuntó que le consta la “voluntad” de solucionar el problema del Gobierno tras años en los que no ha habido sustituciones o remplazos. Las carencias se ven ahora en Obras Públicas pero también se sufren en el área de Aguas –donde han tenido que recurrir a encomiendas– o en otros ámbitos públicos, como el Puerto de Las Palmas, aseguró Rodríguez.

“El último ingeniero que entró en el Puerto de Las Palmas lo hizo en 2001, y solo hay tres”, señaló el decano, que agregó que la labor de estos profesionales –hay colegiados casi medio millar en las Islas– no solo es proyectar y construir, sino también “mantener” las infraestructuras.

Compartir el artículo

stats