Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteleros descartan acelerar la reapertura por la desescalada británica

El sector alojativo de las Islas solo mira al objetivo de tener una tasa de vacunación del 70% en verano | Amadeus y AENA suben en Bolsa tras el anuncio de Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante la visita que realizó ayer a una escuela londinense. | | REUTERS

Los hoteleros canarios no van a reaccionar en el corto plazo ante el anuncio del primer ministro británico, Boris Johnson, de la posible reapertura de los vuelos internacionales a mediados de mayo. Dentro de la esperanza que aporta cualquier noticia positiva, ya han comprobado que para la reactivación del sector es necesario que se alineen todas las variables, entre ellas la incidencia de la pandemia en Canarias. También han padecido rápidas fluctuaciones de las tasas de contagios que han frustrado sus intenciones y enviado al sumidero la puesta a punto.

Elevan la moral “las ganas de viajar”, apunta el consejero delegado de Dunas Hotels & Resorts, Ángel Luis Tadeo Felipe, que se mantienen latentes y asoman cada vez que tienen oportunidad. De ahí a que el anuncio se traduzca en “incrementos de las reservas de dos dígitos, hay un largo trecho”, señaló el empresario.

Amadeus (5,87%) y AENA (3,13%), empresas muy vinculadas a los viajes, se situaron entre los valores que más crecieron ayer y que propiciaron un alza del 1,7% del principal selectivo español, el Ibex 35. Pero una cosa es el mercado continuo, permeable a noticias del día a día como la propiciada el lunes por el premier británico, y otra distinta, la operativa hotelera a pie de campo.

El sector alojativo se ilusionó con la temporada de invierno –en la que aún estamos–, pero la evolución de la pandemia; tanto en el Archipiélago, primero, como en algunos de los principales mercados emisores, más tarde, envió al limbo sus esperanzas. Poner a punto un hotel supone un coste de entre 40.000 y 80.000 euros, dependiendo del tamaño y los servicios que ofrece, y hubo empresarios que lo llegaron a intentar hasta en tres ocasiones.

En el mejor de los casos, el retorno de británicos en mayo significa tres meses más en dique seco

decoration

El resultado es que tras las fechas navideñas se produjo un cierre masivo de instalaciones ante la inexistencia de reservas. Incluso, cuando se apuntó la posibilidad de que en marzo volviera a abrirse una ventana para la reactivación, advirtieron de que ya no estaban por la labor. Y acertaron.

Tres meses más

El director general de be Cordial Hotels & Resorts, Nicolás Villalobos, celebró lo “rápido que van los británicos con la vacunación”, ejemplo que, apuntó, debería tomar la Unión Europea (UE) para poner a funcionar cuanto antes la máquina de la economía a pleno rendimiento. No obstante, que mayo sea el mes en el que se habiliten nuevamente los vuelos internacionales significa estar “tres meses más” en el dique seco, Semana Santa incluida.

Que Johnson coloque en la penúltima semana de junio el final de la desescalada, permite ser optimistas de cara al verano, pero solo por el hecho de recuperar la actividad. “Cuando el sector gana dinero y se rentabilizan las inversiones es en invierno”, señaló Villalobos. En los meses en que el calor permite abrir los destinos mediterráneos, Canarias, por su lejanía, no puede competir en precios y los hoteleros han de bajarlos para seducir a la clientela.

En cualquier caso, el sector tiene “la vista puesta en la vacunación”, se sumó Santiago de Armas, presidente de IFA Hotels, que también pidió un acelerón para que se cumpla el plazo previsto de tener en los meses estivales vacunada al 70% de la población.

No es una situación particular de Canarias, grandes cadenas hoteleras que operan en toda España como RIU, Meliá, Barceló o NH comparten la estrategia. No oculta De Armas que el anuncio británico aporta “más luz” a una situación oscura desde hace prácticamente un año, con la sola excepción de unos meses de verano en los que la clientela principal la conformaron los propios canarios.

Hablar de reactivación en este momento resulta apresurado a juicio de todos los consultados. En cualquier caso, también todos aclaran que eso no equivale a estar parados. “Al contrario”, explicó Tadeo Felipe, “tenemos que reposicionar el producto y tener todo preparado para empezar a vender en cuanto sea posible”.

Nada en Semana Santa


Las expectativas del sector turístico para esta Semana Santa “no son nada halagüeñas” en Canarias, que no espera aún una recuperación ante las restricciones de movilidad impuestas por la covid-19 en los países europeos emisores de la mayoría de sus visitantes, según las previsiones que maneja el Gobierno canario. El Archipiélago sí confía en recibir “algo de turismo extranjero” ya en verano, temporada en la que está centrando sus esfuerzos de promoción exterior, pero, entretanto, trabaja en una temporada de invierno y primavera “enfocada en el turista canario y nacional”, señaló la consejera autonómica de Turismo, Yaiza Castilla. La consejera matizó que la demora en la reactivación del sector es solo consecuencia de las dificultades para viajar de los potenciales visitantes y no de circunstancias propias, porque “Canarias está preparada desde hace muchísimo tiempo para abrir las puertas” de sus hoteles. Además, afirmó que el Archipiélago no ha perdido proyección exterior como destino preferente en países como Alemania y Reino Unido pese a los meses de paralización y “sigue en la mente de todos”, empresas y clientes. Hasta el punto de que hay constancia de que, “desde que se pueda volver a viajar, quieren venir”, sostuvo. | Efe

Compartir el artículo

stats