Aunque el golpe económico que ha recibido Canarias a raíz de la crisis sanitaria derivada de la pandemia de la Covid-19 ha sido brutal, los especialistas creen que el Archipiélago tiene actualmente  una posibilidad histórica para convertir en bonanza y oportunidades lo que hasta ahora es sólo una concatenación de desdichas que tienen en el parón turístico su principal problema. Sostenibilidad, digitalización, combinar teletrabajo y ocio, recuperar la inversión y, entre otras medidas, afianzar el destino Canarias como una oferta segura sanitariamente hablando para quienes nos visitan son las recomendaciones que, en el marco del encuentro digital Perspectivas económicas y financieras para el año 2021 organizado por LA PROVINCIA y El Día con la colaboración de BBVA, proponen los tres expertos reunidos el pasado jueves para abordar el futuro económico y de inversión en nuestra región.

Canarias en 2020 perdió 9.100 millones de euros de su PIB con respecto a 2019

“Canarias en 2020 ha perdido 9.100 millones de euros de su PIB con respecto a 2019 y va a costar mucho recuperarlo”, explicaba José Luis Rivero, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de La Laguna, sobre los efectos que la crisis económica ha dejado en el Archipiélago. Interrogado por el periodista de LA PROVINCIA Julio Gutiérrez, moderador del encuentro digital del jueves, sobre las posibles consecuencias que el escenario pre-covid han jugado en la actual situación de las Islas, Rivero recordó que “aunque la economía regional había recuperado algo de inversión tras la crisis de 2008-2009”, aquel daño fue “tan tremendo” que aún quedaba camino para alcanzar las cifras previas a aquella recesión, una hoja de ruta cuyo desarrollo ha paralizado la pandemia global.

Las Islas tienen una oportunidad en el turista que busca vacaciones seguras

En ese sentido, Enrique Marazuela, director de Inversiones de Banca Privada de BBVA y un gran experto en los avatares de la economía mundial, reconocía que “la recuperación a nivel global” es una realidad, poniendo como ejemplo el ritmo de crecimiento de los mercados asiáticos. “China ha crecido en 2020 un 2 %. Es cierto”, dijo, “que lo habitual habría sido que alcanzara un 5% pero lo cierto es que no ha dejado de crecer”, un dato que considera relevante y que acompañaba en su explicación con los plazos -previsibles- que se barajan a nivel mundial. “Después de la recuperación este 2021 de la economía de Asia, para el primer semestre de 2022 se prevé que sea el turno de los Estados Unidos y ya en la segunda mitad del mismo año le tocaría el turno a la economía europea”, asegura Marazuela con ciertas dosis de optimismo ya que, desde su conocimiento, “a Canarias estructuralmente no le pasa nada” en el ámbito turístico “salvo que se enfrenta a un entorno pésimo que en 2022 volverá a los parámetros previos a la crisis actual”.

“A lo largo del tercer trimestre de este año, cuando la vacunación esté más avanzada en toda Europa y siempre partiendo de la base de que hablamos de tratamientos cuya efectividad está fuera de cualquier duda, muchos turistas estarán deseando pasar unas vacaciones” que con la pandemia descontrolada “no pudieron disfrutar en 2020, y ahí Canarias”, según dice Rafael Domenech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research, “tiene una gran oportunidad”, respaldada no sólo por los excelentes datos alcanzados en el Archipiélago gracias a las medidas restrictivas impuestas por el Gobierno de Canarias, los Cabildos y los Ayuntamientos sino, también, por la profesionalidad y el rigor con el que se han ejecutado los protocolos de seguridad en los establecimientos alojativos y de restauración de las islas y el resto de España.

'El futuro, nuestra mejor inversión', un encuentro digital con los mejores expertos auspiciado por BBVA

“Si vendemos bien la seguridad sanitaria en nuestro país y, por tanto, también la de Canarias”, prosigue el responsable de Análisis Económico de BBVA Research, “podemos desviar incluso hacia las islas el flujo de turistas que habitualmente optaba por otros destinos vacacionales. En el Archipiélago, alcanzada una alta tasa de vacunación y la deseada inmunidad de grupo, sumadas a las medidas preventivas y las inmejorables características naturales que poseen las islas, podemos darle la vuelta al virus pero eso depende mucho de la implicación de las instituciones públicas, las empresas y la sociedad”.

“Si todo sigue como hasta ahora”, añadió Domenech durante su intervención, “es previsible que a partir de junio y julio el turismo aumente en 40 puntos con respecto a 2020, aunque hará falta esperar un poco más para recuperar los otros 40 puntos de crecimiento hasta lograr los índices previos a la crisis”.

Eso sí, los tres participantes en el encuentro digital Perspectivas económicas y financieras para el año 2021 organizado por LA PROVINCIA y El Día con la colaboración de BBVA, consideran arriesgado estimar “cuánto tardaremos en superar esa brecha , sobre todo por cómo evolucione el virus y la pandemia“.

El encuentro digital se centró, a continuación, en las oportunidades de crecimiento que ofrece la nueva normalidad, en especial para Canarias. El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de La Laguna, José Luis Rivero, reconoció “el discurso real”, alejado de la propaganda política, que percibe en las instituciones de las islas. “Hay un deseo de cambio desde su absoluto y profundo convencimiento de que el futuro de nuestra región pasa por unas medidas reformistas”, dice sobre iniciativas entre las que Rafael Domenech destaca “la sostenibilidad, la digitalización, la combinación de ocio y trabajo, las sociedades verdes, la venta online, la automatización y la robotización”, entre otras. “El uso de las nuevas tecnologías ha demostrado que cada vez la distancia es menos importante para el viajero”, matizó Rivero al respecto.

Enrique Marazuela, director de Inversiones de Banca Privada de BBVA, añadió a continuación que en materia de inversión son interesantes todos los ámbitos enumerados por Domenech anteriormente, aunque hace hincapié especialmente en el negocio de las energías renovables. “Hay actualmente una transición energética en Canarias interesantísima porque las islas siguen dependiendo de los combustibles fósiles”, dice sobre un nicho de negocio aún por explotar.

Domenech, asimismo, abordó en otro momento del encuentro digital organizado por LA PROVINCIA y El Día con la colaboración de BBVA el comportamiento de los mercados en 2020 y 2021 y a una pregunta del periodista Julio Gutiérrez reconocía que “algunos índices alcanzaron en 2020 cifras históricas en el Ibex”, aunque recomendó a los inversores que tomen otro índice de referencia global “porque el Ibex ha ido muy mal en los últimos años”.

“Es cierto que las tecnológicas tuvieron un gran año en 2020 pero este 2021 pasa por la erradicación, la recuperación y la rotación de los mercados bursátiles y es previsible que toda esa actividad vinculada al ámbito social que se vio tan afectada durante el pasado año” sea la que en éste periodo viva un enorme crecimiento. “Somos optimistas para la renta variable”, dijo como consejo para los inversores, pero insistió en la seguridad que “las inversiones globales” ofrecen. 

Los tres expertos ven arriesgado estimar cuánto tardaremos en superar esa brecha


Los tres expertos coinciden: las pequeñas economías del mundo son vulnerables. “Somos lo que somos aunque nos creamos otra cosa”, añadió José Luis Rivero. “Y dentro de esa vulnerabilidad hay que estar preparados para afrontar estos shocks extremos, que han afectado siempre a la economía canaria”.

Efectividad de los planes de ayudas económicas

Los participantes en el encuentro digital Perspectivas económicas y financieras para el año 2021 abordaron también los plazos y consecuencias que tendrán en la economía de Canarias los programas de ayudas aprobados por la Unión Europea, que no serán perceptibles hasta dentro de unos 18 meses porque necesitan un tiempo para trasladarse a la vida real.

 José Luis Rivero recordó que “tenemos un panorama de financiación muy interesante” y enumeró, entre otros, además de los fondos europeos de rescate, “el menor endeudamiento de las administraciones, el programa de recuperación Next Generation, la ampliación por un año de las ayudas del REF y la regla de gasto” así como el aprovechamiento de los fondos que Canarias no ha gastado entre 2014 y 2020, “de los cuales sólo hemos empleado un 17% y que ahora tenemos tres años para utilizar”, dice el catedrático.

Capítulo aparte ocupó la situación del mercado inmobiliario en las islas, un área de negocio que según Enrique Marazuela, director de Inversiones de Banca Privada de BBVA, “no se encuentra en crisis” aunque alertó que “no hay que olvidar” las nefastas consecuencias “de la burbuja inmobiliaria de 2008”.