Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Declaración de la Renta será un vía crucis para decenas de miles de canarios

La existencia de dos pagadores obliga a tributar a más de 30.000 isleños que antes estaban exentos y los ingresos erróneos por los ERTE dispararán las reclamaciones

Citas presenciales en una pasada campaña de la Renta en Canarias. | | SANTI BLANCO

Citas presenciales en una pasada campaña de la Renta en Canarias. | | SANTI BLANCO

La Agencia Tributaria (AEAT) remitirá cartas a los contribuyentes que este año, a diferencia de los anteriores, sí tendrán que hacer la Declaración de la Renta. En 2020, muchos de ellos –más de 30.000 en Canarias– han padecido un expediente de regulación de empleo (ERTE) por lo que han tenido más de un pagador: su empresa y el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe). A ellos se unen quienes tendrán que calcular el resultado de la declaración en base a unos ingresos que no son los reales. En esta situación se encuentran quienes han cobrado de más o de menos del Sepe. La Campaña de la Renta arranca el 7 de abril pero ya es posible consultar los datos fiscales y descargar los borradores.

Según los datos en poder de Hacienda, 327.000 ciudadanos de toda España, del total de 3,5 millones que, total o parcialmente, quedaron encuadrados en un ERTE el pasado año, tendrán la obligación de declarar. Dicha estimación en términos relativos señala que la tasa de afectados es del 9,3%. Aplicado ese porcentaje a los 232.021 asalariados de las Islas a los que la crisis hurtó la normalidad resultan 21.577.

Sin embargo, la cifra no para ahí. “En Canarias, a diferencia de lo ocurrido en la Península en otros sectores, los ERTE son de más larga duración. Basta pensar en todos esos hoteles que no tienen prácticamente actividad desde marzo del año pasado”, puntualiza el asesor fiscal Orlando Luján. Por tanto, los ingresos públicos pesan más en las Islas. Del mismo modo, que el 40% del empleo se genere en torno a la actividad alojativa, también deja intuir la mayor afección en las Islas.

Ningún ciudadano está obligado a hacer la declaración si sus ingresos provienen de un solo pagador y no superan los 22.000 euros brutos anuales. Ahora bien, si ya hay dos pagadores la barrera desciende hasta los 14.000 euros brutos; en este último caso solo exime de declarar que se perciban menos de 1.500 euros de alguna de esas fuentes de financiación.

La AEAT lo explica

La Agencia Tributaria sabe que va a haber jaleo y en su página web ha introducido un enlace específico denominado “Información para contribuyentes afectados por ERTE en 2020 de cara a la campaña de Renta 2020”.

Ese documento explicativo de seis páginas incluye un ejemplo de la distorsión que padecerán miles de canarios y españoles. En resumen, toma a un trabajador (sin discapacidad, soltero y sin hijos) que ingresó 21.000 euros y no dispone de otras rentas ni deducciones que aplicar. Como no llega a 22.000 euros no tiene que declarar. Los 2.578 euros que se le han retenido a lo largo del año y que reflejan las nóminas saldan las cuentas con el fisco. Ahora bien, esos mismos 21.000 euros repartidos entre la empresa (16.000) y el Sepe (5.000), suponen que solo se le hayan retenido 859,2 euros a lo largo del año, con lo que al hacer la declaración le saldrá un resultado a pagar de los restantes 1.645,22 euros.

En realidad, ambos están pagando lo mismo en el conjunto del año, si bien el segundo caso, dadas las carencias que la crisis ha instalado en no pocas economías familiares se convierte en un severo palo para el bolsillo.

La circunstancia no se daría si el Sepe practicara también retenciones, si bien el órgano laboral del Gobierno central solo está obligado a ello si abona más de 14.000 euros anuales. “Como, sobre todo en Canarias, seguimos con una gran cantidad de ERTE, los trabajadores deberían dirigirse al Sepe y pedir que les retengan. Están en su derecho y así el año que viene no les pasará esto”, apunta Luján.

Hay otro caso más kafkiano por lo enredante que va a resultar la situación para quienes han recibido cantidades de más del Sepe. El fisco les va a obligar a tributar por ellas aun no siendo suyas. Después vendrá el propio Sepe reclamando lo que ciertamente le pertenece y nunca debió estar en manos de otros. En ese momento, los afectados, que pueden superar también los 30.000 en el Archipiélago y, en todo caso, están por encima de los 25.000, tendrán que realizar una declaración rectificativa para que Hacienda les devuelva lo que han pagado de más.

La Renta 2020 va a sacar a relucir el desaguisado de una situación nunca antes conocida. Los asesores fiscales y la propia AEAT recomiendan no tener prisa por presentar la declaración para ver si apurando los plazos el Sepe regulariza y se puede declarar por lo que realmente se ha percibido.

Aún lo hay peor, porque también hay afectados por ERTE que no han recibido todo lo que les corresponde y tendrán que tributar como si el Sepe no les debiera nada. Y todo sin saber cuándo la Administración se pondrá por completo al día con ellos.

PREGUNTAS DESTACADAS

¿Quién debe declarar?

  • Todos los ciudadanos que perciban 22.000 euros o más brutos anuales. También todos los que tienen más de un pagador -empresa y Sepe si ha estado en ERTE- y ninguno de ellos le ha pagado menos de 1.500 euros.

¿El Sepe no retiene? 

  • No está obligado a ello salvo en aquellos casos en que pague más de 14.000 euros al año. Por otro lado, los ciudadanos están en su derecho de solicitar al propio Sepe que sí les practique las retenciones pertinentes con cada pago; de este modo evitan encontrarse con un desembolso grande a la hora de cumplimentar la Declaración de la Renta.

¿Y si he cobrado de más?

  • Aquellos que han recibido del Sepe una cantidad indebida tributarán por el total y cuando se les exija la devolución tendrán que reclamar ante la Agencia Tributaria. La AEAT recomienda dirigirse al Sepe para conocer la cantidad exacta a devolver y restarla de los ingresos. También apunta la posibilidad de no tener prisa por hacer la declaración para ver si el Sepe regulariza la situación en esos días.

¿Cómo reclamo?

  • Si llegado el caso, se paga de más al fisco, se presentará una declaración rectificativa ante la AEAT cuando el Sepe regularice la situación.

Compartir el artículo

stats