Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

Los aeropuertos canarios reducen más de un 30% los vuelos en Semana Santa

Las restricciones para moverse entre islas arrancan sin incidencias | La mayor parte de los pasajeros cumple con las medidas para trasladarse dentro del Archipiélago

Laura Ramos, de Fuerteventura, con su certificado de la prueba . | | CARSTEN W. LAURITSEN

La incidencia del virus y las restricciones de viaje impuestas para frenar su avance han tenido su impacto en el número de vuelos que operarán los aeropuertos canarios durante esta Semana Santa. La mayor parte de ellos verán reducidas en más de un 30% las operaciones que realizarán durante este periodo vacacional, si se comparan las cifras con las de 2019, un año antes de que la pandemia desplomara la conectividad aérea.

Los porcentajes varían dependiendo del aeropuerto y van desde la caída del 53% en Gran Canaria, al 37% en Tenerife Norte. Los que más operativa han perdido son los de Lanzarote (-60%), Tenerife Sur (-77%) y Fuerteventura (54%) , debido a que los vuelos internacionales se han desplomado, mientras que los aeropuertos con un mayor peso de conexiones nacionales e interinsulares, resisten mejor. Este es el caso de La Palma (-37%) o El Hierro (-15%), mientras que La Gomera ha incrementado sus operaciones un 15% en este periodo. En total, los aeródromos de las Islas operarán más de 5.600 vuelos.

Los aeropuertos canarios también estrenaron ayer las nuevas medidas decretadas por el Gobierno regional para viajar entre islas durante esta Semana Santa. Hasta el 9 de abril, los canarios solo podrán moverse en el Archipiélago si tienen un motivo justificado que deberán acreditar a través de una declaración responsable. Aquellos que viajen por ocio deberán presentar una prueba diagnóstica de infección activa, –PCR o antígenos– para poder volar.

El primer día en que entraron en vigor estas restricciones la jornada en los aeropuertos del Archipiélago transcurrió sin apenas incidencias. Ayer, sin embargo, la facturación de la mayoría de los pasajeros sin produjo sin percances. Muchos de ellos eran estudiantes que volvían a su residencia habitual a pasar las vacaciones. Este era el caso de Mario González, de 18 años, que ayer viajó de Tenerife a La Gomera. “No he tenido ningún problema al presentar la declaración responsable ni he tenido que adjuntar ningún otro documento, porque sigo empadronado en casa de mis padres”, aseguró. Las medidas puestas en marcha para esta Semana Santa le parecen “razonables”, ya que en esta situación “se debe evitar que la gente se vaya de vacaciones, porque no es lo más adecuado”.

Laura y María Yareli Ramos también viajaban ayer a Fuerteventura. Estas dos hermanas vuelven a pasar unos días de descanso en Semana Santa. “No hemos necesitado hacernos PCR, pero creemos que sería necesario que los residentes que viven en otras islas también se la hicieran cuando regresan a su casa”, recalcó Laura, mientras María Yareli insistía en que la administración debería costeársela al menos a los estudiantes, como ocurre con los que vuelven de la Península.

Armando Delgado se mostró sorprendido cuando en el laboratorio de Granada, donde reside, le comunicaron que no debía abonar la PCR porque se hacía cargo el Gobierno canario. “Yo pensé que tendría que pagarla, pero me dijeron que estaba incluida”, comentó. Este majorero voló el pasado jueves a Tenerife y ayer embarcaba a su isla natal. “Nos pidieron la prueba a todos los pasajeros del avión”, aseguró, por lo que cree que los controles son muy exhaustivos.

Sin embargo, bajo su punto de vista con “tanto cambio”, se pierde “la perspectiva de lo que se puede y no se puede hacer y las medidas que deben cumplirse para poder viajar”.

Antonio Pinto y Pedro Álvarez volvían ayer a la Península después de pasar varias semanas en el Archipiélago por trabajo. “No nos habíamos enterado de las nuevas medidas para viajar entre islas, pero tenemos justificante de la empresa, así que espero que no tengamos problemas”, prevén.

Sin embargo, los requerimientos de viaje sí que dejaron ayer pasajeros en tierra, al menos en Tenerife Norte. Este fue el caso de Carlos Valentín y Cecilia Viana, una pareja que tenía billetes a Madrid desde donde volarían a Paraguay para pasar un mes de vacaciones. Sin embargo, les denegaron el embarque a pesar de contar con la prueba necesaria “porque no tenemos el documento del seguro de Covid”. Su única alternativa “lograr cambiar los vuelos”, en los que han invertido más de 1.500 euros. “A unas horas del vuelo, nos dan otra alternativa que no sea retrasar el viaje,”, lamentó Valentín, a pesar del riesgo de perder el dinero de los pasajes.

Compartir el artículo

stats