El Comité Ejecutivo Nacional de Coalición Canaria-PNC acordó ayer iniciar acciones para reclamar que los pagos del SEPE alos trabajadores que se hayan visto afectados por un ERTE en 2020 no se vean obligados a tributar en la declaración de la Renta.

Los nacionalistas canarios defienden que el Gobierno equipare el tratamiento fiscal de los pagos del SEPE a los que tiene la deducción de maternidad en el Impuesto de la Renta sobre Personas Físicas (IRPF), de modo que no sea considerado “segundo pagador, informó Efe. Así lo propondrá el senador autonómico y secretario general de CC-PNC, Fernando Clavijo, a la Comisión de Derechos Sociales del Senado en su reunión del próximo martes, informa la formación política en un comunicado.

Esgrime Clavijo que “es totalmente injusto que quienes se han visto abocados al ERTE, reduciendo sus ingresos y asumiendo asimismo el problema de retrasos en el cobro de los ingresos del SEPE durantemeses” se vean, ahora, “obligados a pagar la Renta”, no porque hayanincrementado sus ingresos “sino solo porque en la declaración del IRPF aparece que han tenido dos pagadores”.

Además de “injusto” es, según Clavijo, “absurdo y discriminatorio” porque este problema “incrementa la situación de precariedad y abandono de quienes peor lo han pasadodurante 2020”.

Argumenta que “medidas extraordinarias, como fue la aprobación masivas de ERTEs, deben conllevar medidas igualmente extraordinarias para su tratamiento fiscal”. “Es posible”, abunda Clavijo, “evitar lo que va a ser un drama para millones de familias que se van a ver aún másafectadas en su liquidez”.