Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 50.000 empleados canarios en ERTE están en riesgo de perder el trabajo

El Banco de España estima que solo el 40 % de los afectados por los expedientes de regulación temporal de empleo volverán a su puesto | En las Islas hay 85.000 casos

Oficina del Servicio Público de Empleo Estatal . | | LP / DLP

Oficina del Servicio Público de Empleo Estatal . | | LP / DLP

Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), fundamentales para evitar una hecatombre laboral durante las primeras semanas de la pandemia, han ido perdiendo eficacia, desgastados por las sucesivas olas del coronavirus. Así lo asegura un estudio que acaba de divulgar el Banco de España y que asegura que solo un 40% de los trabajadores que fueron regulados durante el tercer trimestre del año pasado se reincorporaron a corto plazo a su trabajo, durante el cuarto trimestre del año. Un cálculo que en Canarias, con 85.000 trabajadores en ERTE según declaraba a este periódico en septiembre de 2020 el director general de Trabajo del Gobierno de Canarias, Alejandro Ramos, supondría que solo 34.000 empleados volverían a sus puestos.

No obstante, el estudio asegura que las regulaciones habían resultado muy efectivas durante las semanas posteriores al confinamiento domiciliario. Un 70% de los trabajadores que se vieron afectados por un ERTE en esa primera oleada de la crisis sanitaria volvieron un tiempo después a su trabajo. De los restantes, el 20% permaneció regulado y solamente el 10% se fue al paro. Pero, según la crisis económica arreciaba y se sucedían las restricciones para hacer frente a la expansión del virus, los ERTE también iban perdiendo su eficacia inicial. “Esta evolución podría estar reflejando la persistencia de niveles de actividad muy bajos en algunas ramas, como consecuencia de las sucesivas olas de la pandemia”, resalta el organismo del que es gobernador Pablo Hernández de Cos.

El Banco de España señala que el empeoramiento fue por barrios. O, mejor dicho, por sectores. La construcción, la hostelería y el comercio son los que más dificultades están teniendo. Solo se salva de la quema la industria, pilar económico de Asturias. El regulador también señala que la probabilidad de recuperar su empleo es mucho mayor para los jóvenes y para aquellos que tienen estudios universitarios.

Como conclusión, el Banco de España asegura que los resultados obtenidos muestran la “elevada” efectividad de los ERTE al comienzo de la pandemia, pero, visto el desgaste, recomienda ahora focalizar los esfuerzos en reforzar las ayudas para las empresas que operan en los sectores más afectados por la crisis, además de fortalecer las actividades formativas para los trabajadores inmersos en una regulación, ya que, añade, “estas han sido hasta ahora relativamente reducidas”.

Por otra parte, la Comisión Europea transfirió ayer a España otro tramo del préstamo para financiar el gasto generado por los ERTE y las prestaciones a autónomos por cese de actividad a causa de la crisis derivada de la pandemia, que asciende a 4.060 millones. Este es el quinto desembolso que llega a España, que ha recibido ya casi 18.000 millones a cargo del instrumento SURE, creado por los estados miembros para evitar despidos masivos a raíz de la pandemia.

Dos jornadas de huelga del SEPE


Unión Sindical Obrera (USO) llamó a secundar ayer a los casi 8.750 trabajadores del SEPE la segunda jornada de huelga que convocó por la falta de medios humanos y materiales en el organismo. Entre sus demandas se encuentran la de aumentar la plantilla fija un 50% para afrontar el volumen de trabajo del organismo; el establecimiento de directrices comunes de gestión para todas las direcciones provinciales del organismo; la actualización y modernización de las aplicaciones informáticas que usa el SEPE; el reconocimiento del derecho de la plantilla en materia de traslados y concursos y acabar con la precariedad. | E. P.

Compartir el artículo

stats