Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana Santa | Situación en el sector turístico

El turista local se adueña de los hoteles de las Islas atraído por ofertas del 30%

Los establecimientos abiertos registran una ocupación media del 40% gracias a los clientes canarios | Las restricciones para viajar han reducido las reservas esta semana

Bañistas en la playa de Las Canteras en la capital grancanaria.

Ante las restricciones para viajar decretadas en el Archipiélago esta Semana Santa, muchos canarios han decidido pasar unos días de vacaciones en los hoteles de las Islas. Atraídos por unas ofertas de más del 30%, han terminado adueñándose de los establecimientos que permanecen abiertos y paliando en cierta medida la falta de turistas extranjeros. Las patronales hoteleras estiman una ocupación media del 40%, aunque advierten que apenas tres de cada diez alojamientos está abierto y que los datos de esta semana no compensan los números rojos de toda una temporada.

Tras el anuncio del cierre de las comunidades autónomas muchos han sido los establecimientos que han lanzado en Canarias precios especiales para atraer a los residentes. De hecho, encontrar ciertos tipos de alojamiento en algunas de las zonas turísticas de las Islas se convertía en misión imposible, si no se había hecho con algún tiempo de antelación.

Algunos hoteles de lujo incluso han lazado ofertas específicas para Semana Santa en plataformas especializadas en descuentos, a través de las que se puede conseguir pasar una noche en un resort de cinco estrellas por la mitad de precio de lo que cuesta de forma habitual.

La Asociación Canaria de Agencias Viajes y Touroperadores calcula que el porcentaje de turistas extranjeros alojados en los hoteles abiertos en Canarias no alcanza ni al 50%, cuando en 2019 fue de en torno al 90%.

“El 60% de los alojamientos abiertos en Fuerteventura está completo”

Antonio Hormiga - Asofuer

decoration

“El turista local está salvando un poco la temporada” suscribe su presidente, David Déniz, quien reclama que las tarifas para residentes se mantengan para todo el año y no solo se habiliten “para cuando vienen mal dadas”.

“Los clientes canarios nos están ayudando a mantener los hoteles abiertos, ya que si no fuera por ellos estaríamos completamente vacíos porque no hay visitantes extranjeros”, destaca José María Mañaricua, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT).

Los residentes representan ahora mismo la mayor parte de los usuarios de estos establecimientos y asegura que seguirán siendo casi los únicos clientes al menos durante los próximos meses y hasta que el avance de la vacunación permita una reactivación turística definitiva.

Sin embargo, Mañaricua evidencia que solo el 30% de los establecimiento turísticos permanecen abiertos en Gran Canaria. “Con las cifras actuales podemos decir que solo se han ocupado el 12% de las camas que había disponibles en 2019”, lamenta, por lo que advierte que “no son datos para hacer una fiesta”, ya que recuerda que la Semana Santa “son además solo cuatro días”.

Cancelaciones

En la provincia tinerfeña el número de establecimientos hoteleros abiertos varía en cada una de las islas. Según los datos de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) durante esta Semana Santa el 35,1% de las camas de sus establecimientos asociados están abiertas en Tenerife, mientras que el porcentaje crece hasta el 44,8% en La Palma, el 95,6% en La Gomera y alcanza el 100% en El Hierro.

En concreto, en todas las islas hay 1.808 alojamientos hoteleros y extrahoteleros reglados, de los que, según cifras del Instituto Canario de Estadística para el mes de febrero, hay 577 abiertos. De esta manera, el número de camas ofertadas en estos momentos en el Archipiélago es de 146.428 de un total de 423.801

“La exigencia de un test ha hecho que muchos huéspedes anulen viajes en estas fechas”

Pablo González - Ashotel

decoration

A pesar de que el turista local ha respondido a las ofertas lanzadas por los establecimientos turísticos, el gerente de Ashotel, Juan Pablo González, advierte que las previsiones para el sector en esta Semana Santa “no son muy positivas”. El portavoz de los hoteleros tinerfeños destaca sobre todo las cancelaciones que se han producido debido al anuncio de las restricciones para viajar decretadas por el Gobierno de Canarias, que exige una prueba diagnóstica del coronavirus negativa para realizar viajes de ocio en el Archipiélago durante estos días.

Las cancelaciones “no han sido masivas, pero sí importantes”, matiza, y no solo por el sobrecoste que puede suponer para una familia tener que hacer frente al pago de PCR o test de antígenos para todos antes de viajar, sino también por la falta de información sobre los requisitos que se deben cumplir. “El desconocimiento, el miedo a quedarse aislados o no poder regresar a tiempo genera inquietud y muchos deciden anular”, apunta. Por eso, insiste en que hubiera sido necesario tomar esas medidas con más antelación, ya que existían unas expectativas de cara a este periodo vacacional que no se han visto cumplidas.

Diferencias por islas

La situación, en todo caso, no será igual en todas las islas ni en todos los establecimientos durante este periodo vacacional. Mientras que en algunos alojamientos, –sobre todo aquellos que cuentan con villas o bungalows muy demandados durante la pandemia por su mayor privacidad–, no queda nada libre, otros no consiguen ni de lejos llenar todas sus plazas.

En el caso de Fuerteventura, Antonio Hormiga, presidente de la patronal hotelera de la isla, detalla que para esta Semana Santa ha existido una gran demanda para ocupar los establecimientos hoteleros majoreros. Aunque solo el 30% está abierto, “el 60% de ellos está completo”, lo que hace que los empresarios tengan “buenas perspectivas”.

“Los canarios son los que nos están ayudando a mantener activos los hoteles”

José María Mañaricua - FEHT

decoration

Hormiga indica que más de un 90% de los clientes que ocupan en estos momentos los alojamientos de la isla son locales y su principal demanda han sido aquellos establecimientos que disponen de apartamentos o espacios privados, que favorezcan limitar el contacto con el resto de huéspedes.

Sin embargo, puntualiza que los relativos buenos datos de esta Semana Santa no resuelven la situación por la que atraviesa el sector en toda Canarias desde marzo del año pasado, cuando la pandemia les obligó a todos a cerrar. Muchos de ellos no han podido volver a abrir debido a la falta de turistas y los que han retomado la actividad mantienen una ocupación muy limitada.

Compartir el artículo

stats